Los cotos de caza ya están prohibidos en Tupungato

Fuente: ciudadanodiario.com.ar

Cazar animales en Tupungato se ha convertido en una actividad ilegal luego de que el pasado viernes, integrantes del Concejo Deliberante de ese departamento (el que más cotos de caza tenía en todo Cuyo) votaran a favor de un petitorio entregado por miembros de la agrupación Derecho Animal en Argentina (DAA), en el que se solicitaba a los ediles que prohibieran la persecución y asesinato “deportivo” de los ciervos de la zona. La presentación formal fue entregada hace un mes y fue refrendada por más de 40 mil mendocinos, la mayoría vecinos del Valle de Uco.

Victoria en la web
Meses atrás, con una inversión de un millón de pesos, se habilitó en Tupungato el primer espacio cerrado ‘premium’ habilitado para cazar animales autóctonos y también importados. El lugar, instalado en el distrito Las Carreras, apuntaba al turismo internacional top y ofrecía una experiencia única en la caza del Cervus elaphus, una de las especies más buscadas por quienes practican esta retrógrada disciplina. Pero, con la nueva disposición legislativa, éste y otros cuatro cotos de caza ubicados en ese departamento quedaron inhabilitados para prestar servicios.
Sin embargo, este tipo de actividad todavía es aceptada en los departamentos restantes, aunque para habilitar un espacio de estas características es necesario respetar un sinnúmero de requisitos y disposiciones legales. Por ejemplo, hay que iniciar un proceso administrativo y jurídico en la Dirección de Recursos Renovables, que termina con el registro del emprendimiento e incluye un estudio de impacto ambiental (estipulado en la Ley provincial 5961 de Preservación del Medio Ambiente). “Con este primer y único antecedente de Tupungato, los otros departamentos tendrán un impedimento más a la hora de abrir espacios para ejecutar animales ‘por deporte’. Lo importante en este caso fue la participación de la opinión pública, que por primera vez se inclinó a favor de la muerte y en contra de la caza furtiva”, comentó a El Ciudadano Julio Belelli, abogado ambientalista.
Quienes también se sumaron a la cruzada en protección de nuestros animales, fueron los trabajadores del Centro de Prevención de Crueldad Animal Mendoza, quienes se encargaron de impulsar la decisión final, como así también lograr instalar el tema en la agenda mediática a través de campañas en redes sociales.
“Sin vos, sin tu firma, esto no hubiese sido posible. Más de 40 mil personas firmaron la petición. ¡Muchas gracias por tu ciberactivismo en favor de los animales mendocinos! ¡Sigamos trabajando por ellos!”, dice la carta de agradecimiento enviada por Change.org (espacio virtual en el que se juntaron las firmas), a todos los que a través de la unión lograron desactivar estos macabros juegos.
Por otro lado, se calcula que en Mendoza todavía quedan unos diez cotos de caza autorizados por el Gobierno.

 

Deja un comentario