Desmantelado un almacén clandestino con especies protegidas disecadas

El propietario se enfrenta a delitos contra la fauna, el patrimonio, receptación, contrabando y tenencia ilícita de armas.

La Guardia Civil detuvo en Salvaterra do Miño al propietario y responsable de un almacén ilegal donde se localizaron algo más de medio centenar de esculturas de arte sacro y una importante cantidad de animales naturalizados que superan los 150 ejemplares de especies protegidas, además de un lote de piezas o elementos etnológicos susceptibles de pertenecer al Patrimonio Histórico.

El propietario, con nacionalidad francesa y española, fue puesto en libertad con cargos y se enfrenta a delitos contra la fauna, el patrimonio histórico y cultural, receptación, tenencia ilícita de armas y contrabando.

Las investigaciones llevadas a cabo por el equipo del Seprona de la Guardia Civil de Vigo en el marco de la operación “Hiposacro” se iniciaron el pasado mes de mayo al detectar el anuncio a través de Internet de la venta de algunos especímenes CITES (Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestre), en concreto una pata de hipopótamo y una tortuga.

Las indagaciones llevaron al Seprona hasta el pazo en Salvaterra y tras una primera inspección administrativa la indocumentación de la pata y la tortuga, procediendo a su incautación además de un arma de fuego de avancarga y siete piezas arqueológicas que el dueño entregó voluntariamente.

Las pesquisas posteriores lograron el apoyo de la Fiscalía y la autorización del Juzgado para un nuevo registro en el que se aprehendieron 150 ejemplares de animales naturalizados, todos ellos de especies protegidas, entre los que figuran muchos, algunos de gran valor ecológico, cuya tenencia contravenía la normativa que regula CITES. En este apartado destacan 11 colmillos de marfil incautados, algunos de ellos tallados, cuyo valor en el mercado puede superar los 100.000 euros. A éstos hay que añadir piezas de incalculable valor como son los ejemplares completos de varios animales, entre ellos un leopardo de las nieves, un león, un tigre y el cuello de una jirafa.

El registro concluyó con la incautación de medio centenar de tallas de arte sacro datadas por expertos entre los siglos XV y XIX y otras piezas de valor cultural y arqueológico, pendientes de peritación, algunas de ellas de la época del paleolítico, además de un lote de armas prohibidas denominadas “rompepiernas” y 13 bayonetas.

Fuente: farodevigo.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.