El Real Sitio lamenta que se haya prohibido la caza por la presión ecologista

La superpoblación del jabalí y la cabra montés en la Sierra de Guadarrama “era previsible” tras la limitación de la actividad cinegética con motivo de la declaración como Parque Nacional. Así lo cree José Luis Vázquez, alcalde del Real Sitio de San Ildefonso, que ve en la caza una forma de reajustar los excesos de población de estas especies.

Vázquez insiste en la conveniencia de haber mantenido el uso cinegético, entre otras razones por constituir una herramienta contra la superpoblación de estos animales, y lamenta que “se haya sucumbido a la presión de los ecologistas”. El regidor considera esta actividad “inseparable de la presencia del ser humano desde la Edad Media” y el motivo principal de la presencia de reyes en la zona. “Es la causa esencial y fundamental del asentamiento de población en esta localidad“, subraya.

En este sentido, Vázquez ve en la prohibición una manera de truncar el desarrollo de la conservación de unos usos tradicionales “históricos”, pero también “eficientes y eficaces”. Una muestra es, según indica, la declaración de Parque Nacional y el reconocimiento universal adquirido. “La Unesco nos declaró Reserva de la Biosfera con la caza, con nuestros palacios, con nuestra forma de gestionar forestalmente el territorio y, por supuesto, con la forma de practicar actividades deportivas y disfrutar del ocio”, señala.

El alcalde realizó estas declaraciones al término de la reunión que mantuvo con el resto de alcaldes para el reparto de los fondos de la subvención de la Junta y el Gobierno a los municipios integrados en el Parque Nacional. En el encuentro se acordó el criterio de un reparto mínimo del 35% a cada ayuntamiento, el 40% a los municipios con Parque Nacional y el resto a las localidades de la superficie de la zona periférica de protección.

Fuente: elnortedecastilla.es

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.