El celador acusado de quemar Los Ancares vuelve al monte con la causa penal pendiente

Fuente: Diario de León.es – C. Fidalgo, Ponferrada, 11/06/2012

La Junta de Castilla y León había asegurado que no volvería a su trabajo. Pero lo ha hecho. El celador de la Reserva de Caza de Los Ancares Alberto García González, en libertada bajo fianza a la espera de que se resuelva la acusación que pesa sobre el por un supuesto delito de incendio, se reincorporó el pasado sábado a su puesto de trabajo tras cumplirse el periodo de suspensión decretado por la Administración, a pesar de que la causa penal que podría sentarle en el banquillo de los acusados para ser juzgado por un jurado está lejos de haber concluido.

Fuentes del Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta en León explicaron que el celador ya ha cumplido el periodo máximo de seis meses de suspensión cautelar y no ha quedado más remedio que reincorporarlo a su puesto. Deberá ser el juzgado el que decida a partir de ahora si hay algún resquicio legal para adoptar alguna medida preventiva que lo aleje del monte. La Junta de Castilla y León, personada como acusación particular en el caso, y la Fiscalía de Área, ya han tratado en los últimos días de lograr algún tipo de medida excepcional por parte del juzgado para evitar que el celador vuelva al monte mientras se resuelve la causa penal contra él y en vista de la gravedad de los daños. Ambos solicitaron el alejamiento del acusado de los montes de utilidad pública, pero el juez ha rechazado esta semana la petición, entendiendo que el Código Penal no la ampara. La Fiscalía ya ha recurrido.

Fuentes de la Junta insistieron en que la administración autonómica ha hecho «todo lo posible» por evitar que el acusado vuelva al monte, pero tiene que cumplir la ley —el celador podría acusarles de acoso laboral si lo mantienen apartado más allá del periodo de suspensión cautelar— y se encuentra «con las manos atadas».

Fuentes de la Reserva de Caza de Los Ancares, por su parte, confirmaron que Alberto García, —que el próximo 18 de junio debe comparecer ante el juzgado número ocho de Ponferrada para que la Fiscalía y las acusaciones concreten sus escritos de imputación o en el caso de la defensa, solicite la absolución, si esa es su estrategia— se incorporó el sábado a su trabajo, aunque no pudieron precisar si ya ha vuelto a recorrer el monte. En principio, y según las mismas fuentes, el celador, —detenido en octubre pasado por agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil como supuesto responsable del incendio que calcinó 305 hectáreas en terrenos de la Reserva de Caza en el municipio de Villafranca del Bierzo— no tendría un vehículo propio asignado.

El propio acusado había adelantado esta semana, durante un funeral en Lumeras, que estaba a punto de reincorporarse a su trabajo y que su función sería itinerante por toda la Reserva, según contrastó este periódico con fuentes vecinales. Alberto García, que tenía su puesto en la zona de Villafranca, obtuvo su última plaza administrativa en Peranzanes, el pasado diciembre, un mes después de que comenzado la causa contra él y fuera suspendido de sus funciones. El alcalde de Peranzanes, como los pedáneos de los municipios afectados por el fuego en Villafranca, ya aseguró en diciembre que los vecinos no lo quieren ver por allí.

Deja un comentario