El Seprona rescata 165 polluelos del Delta del Ebro

Fuente: ABC.es – 12/06/2012

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Tortosa han rescatado en los dos últimos días un total de 165 polluelos de aves acuáticas de los canales y acequias de riego construidos con piezas de hormigón en el Delta del Ebro.

Se trata de una extensa red de riego y desagüe, de unos 480-500 kilómetros de longitud. Unas conducciones que abastecen y sanean los arrozales y que se extienden por los términos municipales de Amposta, Sant Carles de la Ràpita, Sant Jaume d’Enveja, Deltebre, Camarles, L’Ampolla y L’Aldea.

Cada año, coincidiendo con la eclosión de los huevos de las aves acuáticas, entre la segunda quincena de mayo y la primera de junio, infinidad de polluelos de las especies de ánade real, pato colorado, tarro blanco, cigüeñuelas y pollas de agua, entre otras, descienden o caen al interior de las acequias y canales de riego, que constituyen así una trampa mortal para casi la totalidad de los especímenes.

Asociaciones de cazadores colaboran para rescatar a las aves atrapadas
Para paliar esto, la Federación de Caza de las Tierras del Ebro, algunas Sociedades de Cazadores existentes en el Delta del Ebro y el Parque Natural Delta del Ebro colaboran económicamente, con medios materiales y con personal voluntario, para evitar en lo posible la mortandad de los pollos que se ven atrapados en las acequias.

Para ello se instalan en estas conducciones de agua unas rampas construidas en cañizo y tablones de madera que, colocadas de forma estratégica en el interior y borde de la acequias, permiten que las aves puedan salir de ellas.

La patrulla del Seprona de Tortosa coopera en las labores de salvamento y rescate de estas especies, y en los dos últimos días, en las proximidades de la balsa L’Encanissada, en Amposta, descubrió en las acequias que conducen al agua para el cultivo del arroz que habían caído hasta 85 polluelos de anátidas, que pudieron ser así salvados.

Asimismo, en los canales de la finca Bombita, en Deltebre, salvaron 53 ejemplares de ánade real, 15 de pato colorado, 7 cigüeñuelas y 5 de tarros blancos.

Deja un comentario