‘Pacma y sus mentiras’, por Juan Lobón

Una vez más me veo obligado a defender la caza y el mundo rural. Después de tanto ataque, mentira y falacia no me queda más remedio que estallar contra la secta animalista y, en especial, contra PACMA.

En concreto va dirigido a su presidenta, ya que ella permite que se calumnie, mienta y manipulen las noticias. Una mentirosa más, como todos los políticos, pero, en su caso, su partido, su directiva, miente para engañar a las personas y ponerles en contra de lo que desconocen, utilizando la moda de” dar pena” con imágenes tiernas de animales.

No voy a emplear palabras rebuscadas como hace usted, yo no tengo que engañar a nadie, como usted y su partido, yo voy de frente y a las claras. Luego, sus lacayos podrán insultarme y amenazarme como han hecho otras veces, ya estoy acostumbrado, es lo que tiene decir la verdad.

Leo en un post de su página lo siguiente: “El PP lleva hoy al congreso una proposición de ley para permitir cazar y pescar a los animales considerados invasores”.  Primera mentira. El PP quiere que se sigan cazando, pescando y gestionando esos animales, y como no ha salido adelante, esos animales serán exterminados a tiros, con venenos u  otras artes, gracias a la Ley 42/2007 que sus amigos Ecologistas en Acción han sacado adelante.

Esta ley, promovida por los que dicen defender la vida, como ustedes, llevará a la erradicación de miles y miles de animales de diferentes especies que, aunque algunos no son “peluditos”, como ustedes los llaman, tienen sentimientos y son seres vivos. Algunas de estas especies son el arruí, el muflón (en las Islas Canarias), el visón americano, el mapache, la trucha, la carpa, el lucio, el siluro, el cangrejo rojo, el alburno… y, lo más importante, todas esas especies mantenían a miles de familias directa o indirectamente, pero a usted eso le da igual, sólo le importan sus “peluditos” e imponer sus ideas mintiendo.

Tampoco ha dicho que el visón americano y el mapache campan a sus anchas por nuestros campos ocasionando un grave desajuste en el ecosistema, gracias a que fanáticos animalistas liberaron granjas de estos animales a un medio que no era el suyo, provocando la desaparición del visón europeo y otras muchas especies que sirven de alimento a estas dos especies invasoras.

Dice usted que tienen planes éticos para reducir esas poblaciones, ya sabemos todos cuáles son: captura, castración y puesta en libertad, y luego los cazadores y ganaderos queremos amputar orejas y rabos a nuestros perros por prevenir lesiones y es maltrato. Diferentes varas de medir, lo llamo yo.

También dice que por cada hectárea de terreno de caza hay unos 400 kilos de plomo. Esperemos que este absurdo no llegue a oídos de gente interesada, pues, al precio que está el plomo, dejan España como un queso de tanto buscar el plomo, otra mentira más para concienciar y captar adeptos.

Como siempre, usted defendiendo la prohibición de la caza  y los toros, ese es su único lema y ojalá siga así, porque gracias a la caza, a la pesca, a los toros, al mundo rural, en general, en España hay ocho millones de personas que en las siguientes elecciones se acordarán de lo que usted y sus amigos ecologistas han hecho, y yo mismo me encargaré de difundir lo que es el animalismo: sus deseos de muerte, la alegría por un torero o cazador muerto, su violencia, en definitiva, el anteponer la vida de los animales a la de las personas.

Y ahora voy con cazadores, pescadores, taurinos, federaciones, asociaciones y demás entes que engloban el mundo rural.

Seguid diciendo que no les hagamos caso, seguid confiando en los del sillón del hemiciclo, que así nos va a ir. Si nuestros padres, abuelos y bisabuelos  levantasen la cabeza, nos corrían a palos por ser tan calzonazos. Lo que ellos lucharon y sufrieron por tener lo que tenemos nos lo hemos dejado quitar por una cuadrilla de “tiernitos amantes de los peluditos”.

Espero que esto que han hecho con el mundo rural sea el punto de inflexión para ponernos en pie de guerra, siempre con respeto educación y legalidad, no caigamos en la trampa de la provocación el insulto y la violencia que ellos tan bien manejan.

Unámonos de una maldita vez contra esta chusma que aplaude la muerte de un torero como si de una quema de brujas se tratase.

¡Viva la caza, viva la pesca, vivan los toros, viva el mundo rural y viva España!

Por Juan Lobón

One Comment

  1. ANTONIO NIETO MATEO

    Soy cazador y estoy totalmente de acuerdo con el mensaje expuesto mas arriba.

Deja un comentario