Opiniones

El tiro a larga distancia a debate (y II). Coloquios con J.I. Herce

tiro a larga distancia
«En la larga distancia el viento nos marca todo, cuando es incontrolable no aseguramos el tiro».

Segunda parte del jugoso coloquio de José Ignacio Herce sobre el tiro a larga distancia con el tirador deportivo Ángel Corral (AC) y con el tirador de élite Jesús Vera (JV).

JIH: ¿Hay algún arma específica para este el tiro a larga distancia? ¿Qué factores tenemos que sopesar para elegirlo? ¿Rifles customizados, tácticos…?

AC: Ahora mismo mi reto es conseguir que un rifle de serie de tienda, mediante el trabajo en el cuarto de recarga, se comporte lo más cerca posible del funcionamiento de un rifle custom.

Mi teoría de trabajo es, cuanto peor sea el arma, más elaborada tiene que ser la recarga y cuanto mejor sea el rifle da igual lo que hagas porque él ya se encarga que el resultado sea bueno.

También debo decirte que en la larga distancia es básico un rifle especializado que viene definido por un cañón especializado, con una longitud total por encima de las 28 pulgas y el paso de estría específico para el peso y CB del proyectil a utilizar.

Así, depende mucho de quien te hace el tubo, como nosotros le llamamos… En nuestro mundo hablamos de tubos, no de modelo de armas, culatas o colores.

JV: Nosotros estamos más limitados, aquí ya hemos dicho que usamos el arma táctica que se nos adjudica, un arma de precisión que en España concretamente es el ACCURACY.

Buscamos un arma que se adapte a todo tipo de tirador, con elementos ajustables. Nuestro equipo tiene que cumplir las especificaciones MILTECH que son el sueño de los cazadores, por ejemplo.

JIH: El disparador, ¿tiene verdadera importancia?

AC: Totalmente. El peso de que alivia y activa el disparador hace la diferencia el de tiro deportivo del militar.

A diferencia de los militares la posición del dedo y la sensibilidad en el disparador es un factor que se estudia y hasta se entrena.

JV: Por supuesto. Los nuestros también son graduables.

El tirador de elite tiene que estar acostumbrado a tirar con cualquier cosa, así, aunque en general son ‘blandos’ vamos a notar una gran diferencia entre los disparadores, por ejemplo, el de un HK es una ‘piedra’ en comparación con el ACCURACY.

Como dice Ángel, nosotros en invierno con el dedo helado o con guante la posición del dedo o la sensibilidad no nos importa.

Piensa que nosotros no necesitamos una gran precisión, hay un dicho que lo refleja, «no importa donde, sino que le des».

JIH: ¿Y la munición? ¿Balas ligeras o pesadas? ¿Cómo se elige la más adecuada?

AC: Para la media y larga distancia se puede utilizar munición comercial, hasta las 600 yardas en el primer caso, pero lo ideal es fabricar y diseñar uno mismo su propia munición y homogeneizar sus componentes y el ensamblaje de la forma más metódica posible, todo ello hasta un calibre máximo de 8 mm. Pero para la extrema larga distancia hablamos de cartuchos por encima de los 8 mm: .375 y .408 Cheytac o los 33 y 36 XC desarrollados por el tirador americano David Tubb, por ejemplo.

tiro a larga distancia
«Los proyectiles han crecido en largo para que la campana sónica que genera en su vuelo y rotación mejoren el coeficiente balístico de una manera brutal».

Así podemos decir que el mundo de la larga distancia tecnológicamente las armas como en el proceso de la recarga de municiones, la evolución ha sido constante en los últimos cinco años, hemos pasado de tirar el .308, proyectiles ligeros de 155 grains que vienen de las tiradas militares americanas Palma, a tirar auténticos ‘Tomahawk’.  El mundo del .308 que es la base de partida, la evolución ha sido brutal, hemos pasado de esos 155 grains de peso a los 175-185 de un plumazo y ahora quien no contempla los modernos y pesados proyectiles de 200 grains está limitando sus posibles resultados en una jornada de viento.

Los proyectiles han crecido en largo para que la campana sónica que genera en su vuelo y rotación mejoren el coeficiente balístico de una manera brutal y prácticamente las derivas de viento lateral sea de valores muy reseñables, esto ha hecho que los cañones tengan que evolucionar al compás, pasando de pasos de estrías de los originales 1:14 a valores impensables hace muy pocos años como 1:10 e incluso 1:9,5 para el .308 Win.

Ángel Corral: «Hemos pasado de tirar el .308, proyectiles ligeros de 155 grains, a tirar auténticos ‘Tomahawk’»

JV: La munición implica mucho en el tiro a larga distancia, pero como creo que ya he dicho, el rifle nos marca todo.

Por ejemplo, con un HK, un arma de combate, una larga distancia son 200 o 300 metros, con un cartucho de 5,56 o un 222 americano.

A nosotros no se nos pregunta, se nos da la que cumpla lo que el mando estima conveniente según sus criterios que no siempre es el técnico…

Actualmente tiramos con munición LAPUA específica para larga distancia de 168 hasta los 175 grains.

En general tiene que ser una munición que le afecte poco la climatología, que se pueda mojar por si se nos cae al agua, etc.

Hay ciertas unidades que tienen municiones especiales y no digo más…

Jesús Vera: «La munición implica mucho en el tiro a larga distancia, pero como creo que ya he dicho, el rifle nos marca todo»

JIH: ¿Qué es el coeficiente balístico?

AC: Es la representación numérica del valor entre resistencia y sensibilidad al aire básicamente.

Es como una campana que protege al proyectil durante su vuelo a través de su rotación sobre su eje y que es capaz de generar alrededor un campo de energía de forma que el aire no le afecte.

Cuando entran en vuelo transónico por debajo de la velocidad del sonido, el proyectil empieza a perder su estabilidad y cabecea siendo errático su comportamiento e impreciso su lugar de impacto.

JV: Efectivamente, es cuanto mejor vuela un proyectil.

JIH: ¿Cuál es la importancia de la recarga en este tipo de tiro?

AC: El cien por cien, como hemos ido viendo a lo largo de la entrevista, sobre todo por encima de las 600 yardas.

Para hacerla primero hay que hacer un curso homologado como los que hacemos en la Aula de Formación de Armería Meco. Pero repito, sin este curso oficial, es ilegal recargar.

Posteriormente a este curso inicial, tienes que ir ampliando conocimientos en los diferentes procesos de la recarga, pero en balística interna nos centramos fundamentalmente en el trabajo a realizar sobre el contenedor: la vaina.

Todos los materiales que empleamos, así como herramientas y matrices se puede comprar libremente, pero si no tienes la autorización de recarga, no podrás comprar el propelente (pólvora) ni el iniciador (pistón), que tienen que registrarse en cada compra.

Ángel Corral: «Para el tirador deportivo la importancia de la recarga es del cien por cien. Para hacerla primero hay que hacer un curso homologado, sin este curso oficial, es ilegal recargar»

JV: En nuestro caso ya hemos dicho que se nos da la munición, por lo que no cabe hacer recarga, aunque reconozco que sería muy útil poder hacerla sobre todo para tiros a más de 700 metros.

En el caso del tiro policial, por ejemplo, no haría falta ya que no tiran más allá de 150 metros, porque normalmente puede haber población civil entre el tirador y su objetivo y cuanto más lejos el peligro de afectarles es mayor.

Jesús Vera: «En nuestro caso se nos da la munición, por lo que no cabe hacer recarga, aunque reconozco que sería muy útil poder hacerla sobre todo para tiros a más de 700 metros»

JIH: ¿Hay programas balísticos que nos facilitan el trabajo?

AC: Por supuesto, sino queremos impactar en la diana del tirador vecino o destrozar la instalación de blancos electrónicos del organizador, hay que saber cuál y cuanta es la corrección en deriva de altura y lateral.

Y eso sin un calculador balístico sería una prueba y error impensable.

JV: Hay hasta ordenadores que se ponen encima del visor.

Hay algunas marcas que para los cazadores tienen calculadores balísticos.

Militarmente la rapidez en el cálculo puede significar salvar la vida.

JIH: Ya estamos en forma, montamos nuestro equipo, preparamos el arma y su munición.

¿Qué elementos tenemos que tener en cuenta a la hora de efectuar el disparo? ¿Cuál de todos los elementos climatológicos es decisivo para el tiro a larga distancia?

AC: El tirador que sabe medir el viento se puede decir que es ganador.

Cuando en la tirada no hay viento, manda el precio del arma comúnmente… Pero cuando hay viento, empieza la diversión y manda la experiencia del tirador.

Ángel Corral: «El tirador que sabe medir el viento se puede decir que es ganador»

JV: El viento es el factor que más afecta al proyectil.

Además, hay que tener en cuenta que hay muchos tipos de viento.

tiro a larga distancia
«Se nos enseña especialmente a tirar con calima en el desierto o con vientos muy fuertes y cruzados, eso sí, hace que la probabilidad de impacto baje cuanto más viento haga».

Por ejemplo, se nos enseña especialmente a tirar con calima en el desierto o con vientos muy fuertes y cruzados, eso sí, hace que la probabilidad de impacto baje cuanto más viento haga.

Jesús Vera: «El viento es el factor que más afecta al proyectil»

JIH: Ya estamos preparados y ahora, ¿cómo hay que efectuar el disparo? ¿Tranquilidad, respiración… estabilizar el arma? ¿Cómo tenemos que colocarnos? ¿Mejor posición de tiro?

AC: Creo que aquí coincidimos los dos, controlar respiración y pulsaciones. Pulsación, media apnea, confirmar viento y disparo.

Es algo que tú, Ignacio, bien conoces como tirador de carabina olímpica que eres; hay que disparar y quedarse quieto, el proyectil no sale cuando apretamos el disparador.

Pausar el momento del resultado…

En tendido tenemos dos posiciones, la americana, más ISSF, es con la pierna derecha medio flexionada generando tres puntos de apoyo entre codos y cadera. Mientras que la rusa más plana, más militar, apoya todo el cuerpo el cuerpo y ayuda a absolver los disparos de los cartuchos más potentes.

La primera suele ser la más habitual en carabina y fusiles poco ponentes y permite regular la altura del tirador y en complexiones fuertes ayuda también a que el tirador pueda trabajar su respiración con mayor facilidad.

La rusa es con los dos pies totalmente abiertos y perfectamente perpendiculares al arma. Hay que darse cuenta que cualquier tensión de posición modifica el disparo y la posición debe trabajarse tanto como la respiración durante el disparo.

Ángel Corral: «Pulsación, media apnea, confirmar viento y disparo»

JV: Acto integrado de disparo se llama todo lo que acaba de decir Ángel y que corroboro.

En cuanto a posición, la rusa es mejor para nosotros porque que más plana y se nos ve menos.

JIH: En principio parece que nos hemos preparado para un disparar a un blanco parado, ¿pero cómo hay que enfrentarse a un blanco móvil?

AC:  El blanco móvil solo se practica en la recién estrenada modalidad de PRS (Producción Rifle Series) aún no reconocida por la Federación Española, pero que goza de una gran popularidad entre clubs y organizadores privados.

Imita la práctica del tiro de caza a través de una serie de obstáculos en la línea de tiro y que en alguna ocasión se puede encontrar algún blanco móvil.

JV: Todo es igual, los cálculos son los mismos, la postura es la que tenga en ese momento, la diferencia está en el desplazamiento.

Lo ideal es que sea de izquierda a derecha porque en diagonal hacia ti o en lejanía, lo que vamos a hacer es aumentar o disminuir la distancia, lo que nos hace cambiar los datos.

Por ello, lo que tenemos que estimar es la velocidad a la que se mueve el objetivo, lo que no es fácil evidentemente, aunque en nuestro caso el ‘objetivo’, salvo Ben Johnson, se mueve a una velocidad controlada.

El tema es cuánto tengo que adelantar el tiro, no es lo mismo tirar a la misma velocidad a 300, a 600 que a 900 metros que debo adelantarlo más.

¿Sabes cómo se entrena a un tirador de elite para esto en otros países? Se sueltan gallinas de colores en un corral, el tirador está en el puesto el tiempo que se estima conveniente y cuando se le avisa tiene que disparar sobre el color designado. Eso sería equivalente al movimiento de un centinela.

En España tenemos blancos móviles eléctricos para ello que se mueven o se suben y bajan según programemos o simulamos los movimientos. También se puede poner un hombre metido en el foso del campo de tiro con un palo y un blanco y se mueve aleatoriamente.

JIH: ¿En qué condiciones tenemos que retirarnos y ni siquiera intentar efectuar el tiro a larga distancia?

AC: Tanto la normativa de la ICFRA y la ISSF, son claras en esta cuestión.

En nuestro caso en la LR en un momento muy claro y que además prevé el reglamento: que haya una interrupción continuada del arma, sea por el motivo que sea.

JV: El viento nos marca todo, cuando es incontrolable no aseguramos el tiro.

Otro factor a contemplar a la hora de afinar el tiro es que el blanco no se queda quieto y si fallo se dará cuenta de que ando por allí y lo mismo me busca…

Jesús Vera: «El viento nos marca todo, cuando es incontrolable no aseguramos el tiro»

JIH: ¿Creéis que el tirador de larga distancia, con carácter general, sabe lo que está haciendo?

AC: En un principio básicamente todo el mundo se entiende capacitado para tirar a larga distancia pues el visor hace que todo parezca claro y cercano.

Pero por lo general pocos realmente están en situación de éxito para tirar por encima de las 600 yardas sin formación y me atrevo a decir que sin formación.

Y respecto al mundo de la caza, y más en la caza de larga distancia, lo que más me llama la atención es aquel cazador que acude a su armería de referencia para que le pongan a tiro su visor… Este tirador/cazador solo está listo para efectuar disparos muy por debajo de los 300 metros.

Ángel Corral: «Me llama la atención el cazador que acude a su armería de para que le pongan a tiro el visor… Este tirador/cazador solo está listo para efectuar disparos muy por debajo de los 300 metros»

JV: Mi sensación cuando hago tiro deportivo es que la gente no tiene mucha preparación, ahora bien, también depende para que lo hagan.

¿Qué pasa por ejemplo en las monterías? La gente tira y tira más allá de su puesto, en el tiradero del vecino sin control…

Jesús Vera: «¿Qué pasa por ejemplo en las monterías? La gente tira y tira más allá de su puesto, en el tiradero del vecino sin control»

El tiro a larga distancia, un mundo de sensaciones

Como veis, amigos, la larga distancia es todo un mundo de sensaciones que requiere de una gran técnica y preparación, al que nos hemos intentado acercar desde dos puntos de vista diferentes, pero en los que la precisión es fundamental para conseguir el objetivo.

Entre ambos y tomando algo de cada uno de estos mundos, está la caza que para unos estaría más cerca del tiro deportivo y para otros del militar, vosotros decidiréis…

Muchas gracias a NOVOTEL MADRID CENTER y a su jefa de Relaciones Públicas, Lucia Salcedo, por sus facilidades para llevar a cabo este coloquio.

También quiero manifestar nuestro agradecimiento a la Armería Meco por su asesoramiento en materia de recarga.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.