Cinegética 2015

antonio-mata-foto-portada
Tiene su gracia… Tiene su gracia que a nivel internacional nuestra afición, nuestra caza, esté reconocida como pocas por todo el mundo, y aquí sigamos, año tras año, erre que erre, como, por poner un ejemplo, en tanto desastroso, el famoso ejército de Pancho Villa, que, a fe que no sabemos por qué, pero tiene fama universal de marchar tres por cuatro calles. Vayamos por partes…

Se acaba de celebrar, al cierre de esta edición –para ustedes apenas una semana más tarde– la tercera edición de Cinegética, la feria por excelencia de la caza (también, ya, de la pesca), que se ha consolidado como la feria de referencia a nivel nacional –ya lo era– y una de las más importantes del mundo. Si nos aventuramos a las odiosas comparaciones, por detrás, cómo no, de la Convención del Safari Club Internacional, y de alguna que otra de tipo más sectorial –como la famosa IWA, que más que a la caza está dedicada al cien por cien a las armas, o la británica Game Fair, dedicada a casi todo menos a la caza–. El éxito de Cinegética 2015 (como pueden comprobar en el amplio reportaje que les ofrecemos unas páginas más adelante) ha superado todas las previsiones, en superficie, expositores, firmas, novedades y, sobre todo, en ventas y en participación de los cazadores, que, en algunos momentos, han acudido en masa a su feria provocando, incluso, aglomeraciones en sus pasillos.

Sin embargo, es a otro éxito al que hacíamos referencia al iniciar estas líneas. Por un lado, aunque no nos ha sorprendido, hemos comprobado como, por sus citados pasillos, paseaban personajes importantes, muy importantes –aunque aún sean desconocidos para el cazador de a pie– del mundo de la caza a nivel mundial, como los presidentes de la principal organización cinegética del mundo, el Safari Club Internacional, Craig L. Kauffman y Larry Higgins (grandes cazadores ambos) o su responsable de relaciones internas de los capítulos, Nita Mackley. Pero sí que nos ha sorprendido, muy gratamente por cierto, encontrarnos por esos mismos pasillos, nada menos que a ¡cinco Premios Weatherby juntos!, Robert E. Speegle, Enrique Zamácola, Edward Yates, Jesús Yurén y Renee Snider, la primera mujer en alcanzarlo en toda la historia, el pasado año. Podríamos hablar también de políticos de relevancia de nuestro país hermano, Portugal, que era el país invitado, y de otros grandes cazadores de nuestro país, que también estaban y muchos, pero, para no ser reiterativos, nos hacemos directamente la pregunta que, desde el inicio, queríamos plantearnos: ¿dónde estaban nuestros representantes…?

Estaban los cazadores, esos no fallan nunca. Estaban, también, algunas organizaciones de cazadores, la ACE, la Mesa de la Rehala, Aproca, por supuesto, Jóvenes por la Caza, JUVENEX, también por supuesto, ASICCAZA, entre otros… Algunas, hasta de corte ecologista, como el proyecto Life Iberlince junto a la Fundación de Amigos del Águila Imperial, Lince Ibérico y Espacios Naturales Privados, incluso nos encontramos y dialogamos largo y tendido con Guillermo Palomero, de la Fundación Oso Pardo… Pero, ¿dónde estaba nuestra RFEC?, ¿donde estaban el resto de federaciones, oficinas, uniones, plataformas, asociaciones…? Ya sabemos que algunos estarán pensando que para participar en la feria hace falta dinero, pero ¿no pagamos lo suficiente los federados, asociados y demás paganinis para pode estar y sentirnos representados en uno de los eventos cinegéticos más importantes del año…? Y, además, se puede participar de otras muchas formas, sin gastarse un duro –como han hecho la ACE, o la Mesa de la Rehala, entre otros–, organizando conferencias, asambleas o cualquier otro tipo de actividades, gratuitas, para estar cerca de los cazadores y que todos nos sintamos apoyados… Tiene su gracia, decíamos, que el mundo internacional –incluso con la participación de las más importantes orgánicas del planeta cinegético– reconozca la importancia de nuestra caza… y que nuestros representantes tengan ‘el alza y la mira’ apuntado hacia nunca se sabe qué parte… De nuestros políticos, con honrosísimas excepciones, mejor ni hablamos, ciegos, como siempre a la riqueza, e impuestos, que genera una actividad como la nuestra. Volver a repetir lo de «¡así nos va!», es como escupir al cielo… mejor nos quitamos de debajo.

No quisiéramos cerrar estas líneas sin informar, como ya habíamos anticipado, de la constitución oficial, durante la feria, de ENDECA, En Defensa del Cazador, una asociación, sin ningún ánimo de lucro, por descontado, para la defensa jurídica, ante los tribunales, de nuestro honor y nuestros derechos. A partir de ahora, el llamarnos «asesinos», ya no le va a salir gratis a nadie. Seguiremos informando.

Con la celebración de Cinegética 2015 se cierra definitivamente la temporada. Eso sí, por pocos días, porque cuando esto llegue a sus manos, estaremos casi, o sin casi, en abril, el de «los corzos mil». Un nuevo ciclo comienza y, aunque todo siga igual, y nadie se percate de las nuevas amenazas que se ciernen sobre nuestras cabezas, vayan por delante nuestros deseos de grandes éxitos corceros y, sobre todo, de que se disfrute de hermosos lances, que es lo más importante.

¡Buena suerte y buena caza para todos!

Y no podemos concluir sin felicitar de corazón a todos nuestros compañeros del equipo de Cinegética 2015, que han cosechado un éxito sin precedentes, gracias a su enorme esfuerzo, logrando que todo haya salido perfecto. ¡Enhorabuena, chicos/as, por este gran trabajo!

Equipo Caza y Safaris

Deja un comentario