Opiniones

Al viso

¿Todo lo mío es tuyo y lo tuyo mío no?

maria-romero-foto-portadaSoy una más de los muchos sorprendidos en estos días por la ingente cantidad de noticias publicadas en relación con el furtivismo. Son muchísimas las reseñas que pueden leerse últimamente relacionadas con operaciones realizadas (unas veces con acierto y otras no) contra los furtivos a lo largo y ancho de nuestra geografía.

Desde el pulpitillo

Ladrones de nidos

carlos-enrique-lopez-foto-portadaHablar de ladrones en un país donde la honradez está tan deteriorada en cualquier sitio, comprendo que es poco original. Un gran maestro en esto de amontonar letras dijo «Que un perro muerda a un niño, no es noticia; la noticia es que un niño muerda a un perro». Desde luego no estaba equivocado, y hablar de ladrones, insisto, puede resultar aburrido para quien menos culpa tienen, los lectores. 

luis-de-la-torriente-foto-portada
Reflexiones en el puesto

A propósito de la gestión cinegética

luis-de-la-torriente-foto-portadaRegreso recientemente asombrado y maravillado por una expedición corcera que hemos tenido la suerte y oportunidad de vivir y disfrutar en Serbia. Asombrado porque ha sido un deleite para los sentidos la excelente gestión, muy por encima de la de muchos gestores nacionales, que se lleva a cabo con esta especie cinegética y que hemos podido comprobar de primera mano. Maravillado por la densidad y calidad de la población corcera de esta zona, propiciada por un entorno natural idóneo. Y no sólo de la corcera, sino de la faunística en general, incluyéndose entre ellos, con similares cotas de éxito, otros objetivos cinegéticos, como son las enormes liebres, las abundantes codornices, los elegantes faisanes, los monstruosos cochinos, soberbios venados…etc

antonio-mata-foto-portada
Escopeta negra

SCI: Caza y algo más

antonio-mata-foto-portada

El devenir de las circunstancias me está llevando, de un tiempo a esta parte, a profundizar un poco más a fondo en una institución que, tengo que reconocerlo, sobre todo por el tipo de caza que practico, sólo conocía en superficie. Bien es cierto que, por razones estrictamente profesionales, en determinadas ocasiones tenía que escribir noticias a cerca de la misma, y no deja de ser menos cierto que hasta me extrañaban las informaciones que recibía, causándome cierta sorpresa. Como la mayor parte de las veces tenía que informar de galas, cenas y eventos similares, mi percepción se limitaba en medida suma y mis sensaciones eran tan superfluas como para llegar a pensar en más de una ocasión que los integrantes de esta institución a la que me refiero se pasaban la vida comiendo y cazando y cazando y comiendo.

carlos-enrique-lopez-foto-portada
Desde el pulpitillo

¡Joder! que se nos encadenan…

carlos-enrique-lopez-foto-portada
¡Anda que ya les vale! ¡A grandes males, grandes remedios! Ahora los paranyers amenazan con encadenarse para poder cazar. Y yo que soy aficionado a la liria desde que era un chiquillo, viendo sus barbas afeitar estoy preparando mi cadenilla. Y volvemos con otro asunto tratado desde la Administración con la más absurda de las ignorancias y la más vil de las incompetencias.

maria-romero-foto-portada
Al viso

¿Todos a una?

maria-romero-foto-portada

Abro el morral. Ya casi no me caben las cosas, habrá que hacer limpieza. Prismáticos, guantes, cuchillo, bolsas, telémetro, pilas de repuesto para el visor, precintos, botiquín… ¡ajá! Cartera de documentos. Ya no cierra. No puede ser que tenga que comprar una más grande, no me va a caber. Esto de los “papeles” de caza es una pesadilla. Licencia de Aragón para las cabras, de Castilla-La Mancha y Castilla y León para los corzos y las monterías, Andalucía, Extremadura, Valencia, Madrid, el seguro obligatorio, las guías de los rifles, autorizaciones varias, permiso de armas… Imposible tirar nada, lo necesito todo.