Panorama montero

Cuando una ilusión se cumple. ‘Las Corzas’ de ‘Valdelobillos’ con Gonzalo Palomo SC

ilusión
‘Las Corzas’ de ‘Valdelobillos’, ilusión cumplida.

CRÓNICA

Hombre, dirán lo monteros que no tiraron, mi ilusión no se cumplió, claro, pero esto es montería, cuando la ilusión es global, no individual.

Después la suerte y el monte dictan a quien se le cumple esa ilusión y a quien no, pero a priori, las expectativas eran muy altas.

Y la montería es ilusión, si todos tuviéramos asegurados de antemano muchos lances, tendríamos garantía, que es otra cosa.

Ya les conté mi relación personal con esta histórica finca en ‘Valdelobillos’, estupenda montería in memóriam.

ilusión
Plano de ‘Las Corzas’.

Una primavera y berrea excelentes seguidas

El caso es que es de las pocas veces en los últimos años que hemos empalmado una primavera y una berrea excelentes.

Aunque eso sí, con un verano en medio en general seco, por lo que estas lluvias de otoño están siendo bien recibidas por el campo.

Aún perdura la otoñada.

Esta es la ilusión que generó César Dotu con sus fotografías durante la berrea en ‘Valdelobillos’.

Y allí estaba la cámara de César Dotu al inicio del otoño, en las rañas de ‘Valdelobillos’, certificando esa ilusión que había generado una primavera triste, por la pandemia, pero generosa de lluvias.

Grandes venados, y cochinos confiados dejándose ver a horas inusuales, estaban tranquilos.

Por otro lado, la familia Palomo Aranda y su equipo, Gonzalo Palomo Servicios Cinegéticos, Loli, Gonzalo padre e hijo y Mario, llevaban cuatro meses de durísimo trabajo preparando ‘Las Corzas’.

Añadiendo aporte alimentario, por si faltaba algo.

Gonzalo me comentó, «si fuera por trabajo nos teníamos que llevar la Caracola de platino».

Ítem más, mi hermano Paco Largo, el ingeniero de montes que gestiona la finca, me confirmaba las buenas impresiones tanto de propiedad como de organización.

Y por si faltaba algo, ‘Las Corzas’, la primera montería de su programa, es una mancha preciosa, muy cochinera y siempre cargada de reses.

ilusión
La familia Palomo Aranda poco antes de comenzar el sorteo, los Gonzalos, Loli y Mario.

Cazar antes de que el monte se ‘tragara’ a los venados grandes

Sólo podía haber una pequeña sombra de duda entre tanta esperanza, y es que los venados grandes después de la berrea normalmente se los traga la tierra, desaparecen.

Y en ‘Valdelobillos’ tienen mucho y buen monte para desaparecer, y lo mismo están en ‘Las Corzas’, en ‘La Hondonada’ o en ‘Sierras Prietas’, que por algo se llama así…

Y aunque es una finca cercada perimetralmente, las reses tienen mucha defensa y terreno para repartirse.

Ya lo señalé en la crónica anterior, la estrategia en las monterías de este coto es de abierto.

Por todo eso, Gonzalo, con buen criterio, decidió montear ‘Las Corzas’, que está pegando a las rañas y barbechos, lo antes posible.

Protocolo Covid

Así, la mañana del 17 de octubre, en una de las zonas que posibilita el embalse de Torre de Abraham por su bajo nivel de agua, se pudo organizar el sorteo cumpliendo a rajatabla todo el protocolo Covid.

¡Qué alegría poder saludar a Raúl Guzmán!

Gran montero y cazador, magnífico escritor y buen amigo. Lo ha pasado muy mal por un infarto, pero gracias a Dios ya se está recuperando.

Información sobre el protocolo Covid.

Se sorteó cumpliendo todas las normas de sanidad y guardando las distancias mínimas de seguridad.

El sorteo fue por armadas, con lo que la salida fue rápida y ordenada.

Y aunque la mañana estaba fresca, la previsión era de calor, por lo que se precisaba aligerar para acabar cuanto antes.

A cada montero se le dio un taco, al no haber desayuno por protocolo.

Sin embargo, la comida se podría dar sin problemas alrededor de la casa, donde no se celebró el sorteo por estar muy cerca de la mancha.

ilusión
Desde el 4 de ‘La Labor’. Hacia abajo se podía tirar con total tranquilidad al no haber puesto alguno, aunque el cortadero estaba sucio.

El 4 de ‘La Labor’ ilusión

Gonzalo, entre las advertencias de seguridad y sanitarias que hizo antes de sortear, destacó que «si a un montero le entra un venado y decide no disparar, aunque sea grande, no tirarle desde el puesto de al lado, es la decisión que ha tomado a quien le ha entrado la caza».

Los venados se podían tirar a una tasa de abate asequible, dentro del precio del puesto entraban cochinos, muflones y muflonas sin cupo y una cierva.

«Si decidís tirar una cierva, que sea grande, por favor», continuaba Gonzalo, que remató diciendo «casi todos los puestos están de cortadero, algunos se tienen que cambiar cuando pasen los perros…».

La suerte quiso que cogiera el último puesto, el que quedó, que era el nº 4 de ‘La Labor’.

Montería ilusión

Me encantó el 4 de ‘La Labor’, hacia abajo podía tirar sin problema alguno, incluso al barbecho, al no haber puesto alguno, y hacia arriba, en dirección al 3, con el cuidado propio de un cortadero -sobre todo a la contra-, aunque el compañero estaba a una buena distancia.

Nos tendríamos que cambiar de lado cuando pasaran las rehalas.

Gonzalo padre, que era el postor, me advirtió, «cuidado por abajo, entre el monte y el barbecho, que lo toma mucho el cervuno y te puede entrar algún venado».

Me acompañaría en el puesto Rachid Mimoun el Kheir, que trabaja con Gonzalo y Carlos Sánchez en su empresa forestal Oysfor.

Tenía que encargarse de recoger al finalizar a los puestos de ‘La Labor’ y de alguna otra armada, mientras tanto se quedaría en el 4 conmigo, algo que agradecí por su buen estar e increíble oído.

Sabe de campo, caza y montería.

Ya sonaba algún tiro suelto, cuando, de repente, por el barbecho y con la mayor tranquilidad, tres muflonas y un mufloncete pastaban y careaban con la intención de entrar en la mancha.

Bien que quieran quitar los muflones del coto, perfecto que las tres muflonas se alinearan ofreciendo la posibilidad de hacer un triplete, aunque…

Estaba perfectamente apoyado, no estaban lejísimos, pero… no, no estaba por tirar hembras y menos al pequeño macho.

Se metieron en el monte, volvieron al raso hasta que un perro recién soltado montó una estruendosa ladra hacia la armada de ‘Pata Negra’…

Ajetreo ilusión

Se soltó, arreciaban los tiros, mucha emoción.

Por la carrera de cervuno que me indicó Gonzalo cumplieron hasta cuatro ciervas, todas grandes y solas.

Rachid marcaba a la perfección cada carrera.

Pero, como les digo, si no me indican que es necesario y viene bien, no suelo tirar a las hembras en general y a las ciervas en particular.

Posiblemente hubiera hecho el cupo con cualquiera de las cuatro, tirando hacia abajo, no lejos, bien apoyado y con la tranquilidad de no haber puesto alguno.

Rachas intensas de tiros con intervalos más tranquilos.

Escuchamos claramente un ‘romper de monte’ sin llegar al estrépito, que antes de entrar a la monda se paró, y eso que no echábamos el aire…

Señal inequívoca de cochino -que es lo que parecía- resabiado.

Cuando llegaban los primeros perros de las rehalas que soltaron desde la armada de ‘La Casa’, se lió una buena ladra.

El guarro irrumpió en el cortadero como una exhalación, por arriba, hacia el 3…

Rachid con el cochino al final de la montería, de verdad de la buena que era más grande de lo que parece en la foto.

El tiro intuitivo lo paró antes de llegar al otro lado de la raya.

Como quiera que el tiro fue ‘sucio’ y algo trasero, y los buenos punteros se echaron encima del bravo cochino al que aún le quedaba un hálito de vida, el agarre fue inevitable.

Avisado José Alberto León, el montero que ocupaba el 3, el rematé fue rápido y efectivo.

El cochino era más grande de lo parecía al cruzar –y en las fotos–, pero desde luego no era, ni de lejos, el macareno que algo se barruntó y no rompió al cortadero y que habíamos oído antes.

Un cuarto de hora muy intenso ilusión

Al llegar a nuestra altura el rehalero, que lo iba bordando –como sus perros–, Paco Berbel, confirmó lo que suponíamos.

«Este es el escudero, el grande lo echaron al principio los perros y se ha quedado atrás», comentó.

En estas estábamos, cuando se lió un guirigay terrible con algunos perros que venían retrasados de otras carreras, por detrás de Paco.

Se lió la monumental, algunos perros latían lastimeramente, señal que el guarro estaba repartiendo estopa.

¿Y qué hizo el macareno? ¿Romper hacia nosotros o volverse?

Lo ha adivinado usted perfectamente, se volvió hacia la armada de ‘La Casa’, pero tampoco rompió a ese cortadero.

Un cochino con vitola de hacer historia en estos bravos montes, y eso es mucho decir.

ilusión
Paco Berbel y su rehala trabajaron de maravilla.

Comentando la jugada y sin solución de continuidad, se lió otra vez la mundial.

Otro guarro se arrancó, y este sí hacia nosotros, le pude tirar a no más de cinco metros hacia dentro del monte, no lo hice.

Preferí dejarle cumplir al cortadero, y lo que le dejé cumplir fueron años.

Cruzó como un cohete por abajo y el cortadero estaba sucio, pero no hay excusa.

Era más chico que el que acababa de cobrar.

Desde que cobré el primer guarro hasta que fallé el segundo, no creo que pasara ni un cuarto de hora.

Unos intensísimos quince minutos.

Ilusión más que cumplida, esto es montería. Montería auténtica.

Calor ilusión

Cruzó Paco con sus perros, camino de ‘Pata Negra’, donde se daría la vuelta, por entonces el calor ya se había adueñado del día.

También nos cruzamos nosotros a la vez que José Alberto, al que oímos disparar poco antes del trajín jabalinero.

No por ser tópicos son menos ciertos, pero el calor, el escaso rodaje de perros y monteros, la dificultad de acertar en los cortaderos, sobre todo a la contra, o la dificultad de arrancar sobre todo a los guarros en un monte tan fuerte, eran factores que hacían prever unos resultados no acordes a los tiros que se estaban escuchando.

Además, seguramente por el calor ya intenso, el último tercio de la montería parecía entrar en un impasse de gasto de pólvora.

Aunque sí es cierto que desde nuestra posición no oíamos los disparos de algunas armadas muy lejanas.

Hubo el típico arreón final y de nuevo se animó bastante la cosa.

Por el 4 de ‘La Labor’ siguió entrando caza hasta cuando nos estábamos quitando.

Entre ellos un venado joven, de primera o segunda cabeza, al que preferí no tirar.

Para que se hagan una idea, y como resumen de lo divertido del puesto, entraron a tiro diez ciervas, un vareto, un venado, tres muflonas, un mufloncete y dos cochinos.

Eso a tiro, porque fuera de nuestro tiradero vimos más caza, sobre todo ciervas.

José Alberto con su venado en la junta de carnes.

Bajó José Alberto y nos confirmó la causa de su tiro, un venado precioso de 13 puntas, de largas luchaderas y fuerza en las rosetas, al que había que echar la cinta.

Por lo visto entró mediado entre los dos puestos, pero nosotros estábamos pendientes de una carrera por abajo y no nos percatamos, aunque oímos perfectamente el tiro.

Agradable sorpresa ilusión

Rachid subió a recoger al resto de la armada, mientras José Alberto y yo nos quedamos esperando a Gonzalo.

Aún nos pasaron a tiro un par de ciervas con los rifles, por supuesto, enfundados.

Es muy difícil en una mancha donde casi todos los puestos son de cortadero hacer cábalas sobre lo cobrado según los tiros escuchados.

Aquí, lo que en lances en puestos de tiradero amplio es sinónimo de res cobrada, un tiro, no quiere decir nada, un tiro y no digamos dos en cortadero, puede ser perfectamente un bicho fallado.

Por todo ello, y por los imponderables antes contados, mis cuentas a priori eran de como mucho una res o cochino cobrados por puesto, contando las hembras.

Esto es, un plantel máximo de 45 piezas, con la esperanza de ver en él alguno de los grandes venados fotografiados en berrea.

Los navajeros y los macarenos son marca de la casa, y rara es la montería en la que no se caza alguno.

Con esta previsión particular nos dirigimos a la casa. ilusión

Los magníficos entrantes y la espléndida sopa de cocido mitigaron de sobra el hambre a la espera de que se formara el plantel.

Charla más que animada con Paco Largo y con su hija Pilar, que sigue los pasos profesionales de su padre y del que también ha heredado su bonhomía, dentro de no tanto tendremos una ingeniera de montes muy prepara y muy buena gente gestionando fincas con criterio.

El primer venado que llegó al plantel era de categoría, lástima que tuviera muy castigadas las palmas…

Poco a poco el plantel se iba completando, y fue una alegría ver como me quedé corto en mis previsiones…

Gonzalo Palomo, su tío y veterinario, Luis Miguel Palomo, Félix Pereira, Mario Palomo y Antonio Gómez.

«¿Venados buenos de montería?, lo que son es venados buenos de rececho», Raúl Guzmán ‘dixit’

Hasta 15 venados, 28 cochinos, tres muflones, 14 ciervas y una muflona llegaron a la junta de carnes, en total 61 reses y guarros.

¿Y de la calidad qué?

Los 15 venados eran buenos en el sentido que el montero los tiró conforme a la asequible tasa de abate establecida.

En cuanto a la calidad de los trofeos en sí, diez eran grandes venados, por encima de los 150-155 puntos CIC.

Recordemos que la medalla de bronce está en los 165 puntos CIC.

La mitad, cinco, es posible que pudieran llegar a medalla…

Viendo el plantel con Raúl le dije «hay diez buenos venados de montería», a lo que me contestó, «¿buenos de montería?, lo que son es buenos venados de rececho».

Y tenía toda la razón, el que sabe, sabe.

Había además tres navajeros.

Por cierto, fue otra alegría ver en la comida a Ismael Baón disfrutando del gran día de montería en su finca.

Y otra enorme saludar a Jesús Medina, al que tanto aprecio y tan buenos ratos hemos disfrutado en Las Ventas con Peña Aguilera.

Siempre contento y alegre, que es algo que actualmente se agradece, representa con sus hermanos una saga de taxidermistas de mucho talento.

Taxidermia Medina la fundó su padre, Goro, en 1958.

Excelente relación resultados ⁄ precio ilusión

Las armadas ‘Cuerda de la Hondonada’ y ‘Barranco de Valdelobillos’ fueron las más flojas, por el resto se repartió bien la caza.

Evidentemente hubo puestos que se quedaron sin tirar, aunque si los todos monteros hubiéramos optado por disparar hembras, obviamente el porcentaje de monteros sin tirar hubiera sido menor.

Destacar algún puesto, como el 8 de la ‘Cuerda de las Corzas’, donde el cazador no anduvo fino y falló un venado, una cierva y tres cochinos.

En el 5 de la misma armada, Juan Martín cobró un muflón y dos jabalíes.

El joven Diego Villamor, ahijado de la presidenta del RCM, Carmen Basarán, se quedó con dos cochinos y un venado en el 4 de la ‘Cuerda del Corcho’.

Un venado y un cochino cobró Anastasio Contreras en el 2 de ‘El Pantano’.

ilusión
Íñigo Vázquez y Rafael Gordón.

José Luis Vázquez cobró un cochino en el 1 de ‘Tragabalas’, cedió el rifle a su hijo Íñigo, y este se quedó con un ‘venadete’ de 170,15 puntos en verde, bronce muy alto.

El de nuestro compañero José Alberto León se fue a los 167,5 en verde, bronce.

El de Alberto Mota, en ‘La Charca’, en verde ha dado 165,3 puntos, bronce rozado.

Los otros dos venados con aroma de medalla fueron el de Antonio Gómez de 163 puntos CIC en verde (1 de ‘El Tuno’) y el de Rafael Gordón de 162,35 en verde (2 de ‘Pata Negra’)

Con la calidad y cantidad expuestas, la relación resultados ⁄ precio solo se puede calificar de excelente, teniendo en cuenta que esta no era una montería ni mucho menos cara, al revés.

Paco y Pilar Largo con la familia Palomo Aranda, Loli, Gonzalo padre e hijo y Mario.

Felicitación y agradecimiento ilusión

Sólo queda felicitar a la familia Palomo Aranda y al resto del equipo de Gonzalo Palomo Servicios Cinegéticos, a Ismael, a César y a Paco por ver recompensado su esfuerzo con un gran día de montería.

Y también porque gran parte de los monteros asistentes viéramos cumplida con creces nuestra ilusión.

Gracias. Hasta la próxima, que será, D. m., el 13 de febrero en ‘La Hondonada’.

 ilusión Crónica y fotografías Adolfo Sanz Rueda

ilusión

DATOS DE LA MONTERÍA

Organización: Gonzalo Palomo Servicios Cinegéticos

Fecha: 17 de octubre de 2020

Finca: Valdelobillos Mancha: Las Corzas Finca cerrada

 Término: Retuerta del Bullaque, Ciudad Real

Puestos: 45 / Rehalas: 16

Venados: 15 (3 bronces en verde)

Jabalíes: 28 (3 navajeros)

Muflones: 3

Ciervas: 14

Muflonas: 1

ilusión
Mario y Gonzalo muy satisfechos con los resultados.

GALERÍA FOTOGRÁFICA

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.