SCI Lusitania Chapter. Premio conservación de la naturaleza

DSC_1001

Durante la celebración de su cena anual de gala, el SCI Lusitania Chapter entregó uno de los galardones con los que reconoce a personas o entidades que se distinguen por su defensa de la caza y la naturaleza, el Premio a la Conservación de la Naturaleza.

El apoyo de estos proyectos de conservación es parte de los objetivos de la dirección actual del Capítulo y debe contar, el proyecto, con apoyo científico o estar siendo desarrollado por una entidad de este tipo; además, debe estar reconocido por organismos oficiales de supervisión y, preferentemente, las acciones resultantes del proyecto deben demostrar ser un activo para el panorama cinegético nacional.

Tras analizar algunas de las solicitudes de apoyo financiero para distintos proyectos, sólo uno de ellos cumplía los anteriores requisitos y realizaba acciones a corto plazo para el aprovechamiento cinegético de una especie que, en la actualidad, tiene vedada su caza en abierto: el corzo.

La Asociación de Cazadores de Grijo y Vilar do Monte, gestiona una zona de sociedades de caza en el oeste de la Serra de Bornes (ayuntamientos de Grijo y Vilar do Monte, en el concejo de Macedo de Cavaleiros). Fomentando la investigación de las especies cinegéticas, la asociación controla una zona de 35 hectáreas, en la citada sierra, para la reprodución y el fomento del corzo. La cría en cautividad ha permitido realizar una gestión efectiva de los animales, realizar estudios sobre la especie y realizar un seguimiento cuando son liberados. La asociación también asumió los protocolos marcados con el ICNF, Instituto de Conservação da Natureza e Florestas, y con la UTAD, Universidade de Trás-os-Montes e Alto Douro, entidades que coordinan los estudios estratégicos en el cercado de los corzos.

Corzos-20

Para dar continuidad al trabajo de investigación y monitorización de los corzos en la Serra de Bornes, la asociación tenía que adquirir a corto plazo cámaras y redes de captura, así como herramientas para hacer efectiva la limpieza de caminos y su mantenimiento, lo que representaba un costo de algunos miles de euros.

La dirección del SCI Lusitania Chapter avaló la propuesta e inició una serie de reuniones de información sobre las actividades desarrolladas, considerando que el proyecto en curso encajaba en los objetivos de apoyo: era un proyecto de conservación de la naturaleza, en el ámbito cinegético, contaba con apoyo científico, tenía protocolos asignados con tutela y de sus acciones resultaría el aprovechamiento cinegético del corzo.

Tras algunas visitas a la zona de caza, se llegó a la conclusión que el esfuerzo de los cazadores, con Raul Fernandes, presidente de la asociación, a la cabeza, y el entusiasmo de los alumnos del Departemento de Ciências Florestais e Arquitectura Paisagista de la UTAD, liderados por la doctora Aurora Monzón, merecían el apoyo financiero, además del respeto y del reconocimiento del Capítulo, razón por la que, así mismo, les fue concedido el Premio a la Conservación de la Naturaleza del SCI Lusitania Chater.

Durante la entrega del galardón, en la cena de gala, el presidente de la sociedad, Raul Fernandes, anunció a todos los cazadores socios del Capítulo que desde el pasado mes de junio se autorizaba la caza del corzo en la zona. CyS

Deja un comentario