Los tures en el Record Book del Safari Club Internacional

El doctor Marcial Gómez Sequeira con el tur del Cáucaso central que cazó en octubre de 2012, actual nº 17 del Record Book con 144 5/8″.

Actualmente el Safari Club Internacional (SCI) reconoce tres tures del Cáucaso en el Record Book en su hábitat natural: tur oriental o de Daguestán (Capra cylindricornis); tur del Cáucaso central (Capra caucasica caucasica); y tur occidental o de Kubán (Capra caucasica dinniki). Respectivamente, y como categorías de especies cazables para el SCI son: East Caucasian Tur, Mid-Caucasian Tur y West Caucasian Tur.

El SCI considera a los tures del Cáucaso como especies de Asia, al estar el imponente macizo montañoso entre Europa y Asia.

El tur occidental fue introducido en ranchos privados de Estados Unidos, principalmente de Texas (aunque también de Misuri y Nebraska), por lo que a efectos del Record Book se considera como West Caucasian Tur (North America Introduced).

Marcial Gómez Sequeira con el tur oriental que cazó en septiembre de 1993 que es el actual nº 10 del Record Book con 168 6/8″, y que fue el nº 4 en su entrada.

El tur de Daguestán es más pequeño que el de Kubán, algunos machos pueden alcanzar los 100 kilos de peso, aunque lo normal es que los más corpulentos estén en torno a los 80 kilos. Puede recordar a nuestro macho montés, con una coloración casi uniforme pardo rojiza en verano y pardo oscura en invierno, con barba corta y oscura a veces no apreciable. Donde más difiere es en los cuernos, más parecidos a los de un baral, y en todo caso son más masivos. Éstos son lisos y redondeados, se curvan por encima y detrás del cuello (supracervical), con las puntas hacia adentro y hacia arriba.

Luis Berga con un tur de Kubán.

El tur de Kubán es el más grande, los machos más corpulentos pueden pasar de los 110 kilos de peso, aunque normalmente no es raro que superen los 90 kilos. La barba es larga, estrecha y prominente. El pelaje corto de verano es en general pardo amarillento, mientras que el de invierno es largo y tupido y varía del grisáceo al pardo amarillento. Los cuernos son negros y parecidos a los de los íbices alpinos y de Asia central, aunque más masivos y relativamente más cortos, en forma de cimitarra y con crestas prominentes en la parte frontal. Las puntas están ampliamente separadas.

El tur del Cáucaso central se considera intermedio entre el occidental y el oriental. Incluye dos razas, la severtzovi, del monte Elbrus al rango de distribución del tur occidental, y la caucasica, entre los montes Elbrus y el Dykhtau. Comparado con el tur occidental verdadero (C.c. dinniki), la raza severtzovi tiene una barba más corta, las crestas frontales de los cuernos menos acusadas y la separación entre las puntas es más cerrada.

En un principio se creyó que la raza caucasica era un híbrido entre la severtzovi y el tur oriental (C. cylindricornis), ya que se observan numerosos ejemplares híbridos en el área de distribución de la raza caucasica, de tal manera que los cuernos de los distintos machos que se pueden ver en los grandes grupos varían desde supracervicales (cylindricornis), aunque a menudo con crestas como las de dinniki, hasta largos y en forma de cimitarra como las de dinniki, pero a veces sin crestas o muy poco definidas como los de cylindricornis. La raza caucasica es generalmente de color más oscuro que la severtzovi, y presenta una raya dorsal oscura.

En general para todos los tures: las hembras son más pequeñas y de cuerna parecida a la de las hembras de íbice; son gregarios, aunque machos y hembras sólo se juntan en la época de celo; y su hábitat son zonas abiertas y abruptas, llegando incluso a estar por encima de los 3.500 metros de altura.

La caza del tur, en su hábitat natural del Cáucaso, es un auténtico reto no sólo para el cazador de montaña, que también, sino para cualquier aficionado a la caza a rececho, para el que se requiere estar en una excelente condición física y estar preparado para realizar a veces disparos a larga distancia.

Gómez Sequeira con el tur occidental que cazó con rifle de avancarga en Texas.

A diferencia de otras especies del género Capra, que se miden por el método 1 (macho montés e íbices en general) o por el 2 (makores, boc balear y cabras cimarronas), los tures se miden por el método 11, el mismo que se utiliza, por ejemplo, para los carneros salvajes, el baral o el arruí. En el método 11 se tiene en cuenta la longitud de cada cuerno, la circunferencia en la base de éstos y en el primer, segundo y tercer cuarto. La suma de estas medidas en pulgadas dará la puntuación final.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.