Brasil aprueba la caza de jabalíes para frenar los daños a la biodiversidad

El Gobierno brasileño aprobó el pasado viernes 1 de febrero comenzar la caza del jabalí europeo y sus híbridos con el cerdo doméstico, popularmente llamado javaporco, al considerarlos animales que están amenazando la biodiversidad del país.

 

El Instituto Brasileño de Medio Ambiente y Recursos Naturales Renovables (IBAMA) ha tomado esta decisión para disminuir la población de jabalíes después de que se estén sucediendo ataques a humanos y otros animales domésticos y salvajes, así como la aparición de cuantiosos daños a cultivos y bosques.

Según María Izabel Gomes, bióloga coordinadora de IBAMA, esta declaración se ha realizado tras varios estudios que han demostrado que los jabalíes y sus híbridos no tiene depredadores naturales en Brasil, por lo que están proliferando rápidamente en muchas regiones del país, principalmente en el sur y en el Amazonas.

Aunque no hay una estimación concreta de la población de esta especie en todo el país, sin embargo se sabe que hay cerca de 300.000 ejemplares distribuidos en Río Grande do Sul, Paraná y Santa Catarina. También hay altas densidades en Bahía, Acre, Rondonia (los dos últimos estados de la Amazonia), Río de Janeiro y Sao Paulo.

“Es un animal agresivo, territorial, que ataca huevos de especies como cocodrilos y tortugas, además de cruzarse con los cerdos domésticos (…). No se han registrado casos de muertes humanas causadas por los jabalíes, pero puede suceder en alguno de los frecuentes ataques “, afirmó esta bióloga.

 

La invasión

Los primeros registros de la introducción de jabalíes europeos en Brasil datan del año 1904. Individuos importados desde Europa para su suelta en Argentina y parte de Uruguay escaparon de estos territorios, atravesando las fronteras brasileñas. Posteriormente, entre 1996 y 1997, se hicieron importaciones directas de jabalíes de Europa y Canadá para los estados de São Paulo y Río de Janeiro.

Según el IBAMA, su rápida multiplicación los ha convertido en una plaga que, además, puede transmitir enfermedades a los animales domésticos.

 

Abates controlados

Maria Izabel Gomez ha explicado que su caza se podrá realizar con armas de fuego o con la ayuda de las trampas, pero sólo por personas que se estén autorizadas para ello, necesitando un permiso especial. Las armas de fuego sólo podrán ser usadas previo visto bueno del Ejército brasileño.

El transporte de los jabalíes capturados vivos no está permitido y tampoco está autorizado la comercialización de canales y subproductos.

Deja un comentario