La cetrería en Perú, entre la dificultad y el oprobio

cetrería perú Cacería de chiscos Perú se ubica por debajo de la línea ecuatorial, atravesado de norte a sur por la cordillera de los Andes, que llega hasta la Patagonia donde comparte territorio con Argentina y Chile. Tradicionalmente, Perú se encuentra dividido en tres regiones: la costa, la sierra y la selva; da refugio a 1.800 especies de aves y casi a la mitad de aves neotropicales mundiales; está considerado un país megadiverso, con el océano más rico del mundo, siendo el primer destino de observadores de aves, atravesado por el río Amazonas, el más largo y caudaloso del planeta. Sumada a esta panoplia, Perú posee una de las maravillas del mundo, como sin duda lo es la ciudadela de Machu Picchu.

Perú ostenta un gran bagaje milenario de culturas prehispánicas: paracas, tiahuanaco, wari y mochica representaron en sus cerámicas y telares figuras de búhos, cóndores y halcones. Ocupa el segundo puesto con más aves del mundo después de Colombia, siendo actualmente el país estrella de la región debido a su expansión económica.

Todo lo dicho parecería ser el pórtico de presentación de la panacea para la actividad cetrera.cetrería perú IMG_5657 Pero, en contrapartida, el universo compensó esta vasta riqueza biológica; el azar o la providencia, como equilibrio a esta exuberancia orgiástica de flora y fauna, no entregó a Perú especies cinegéticas para la caza en cetrería.

En efecto, Perú adolece de aves consideradas presas clásicas de la cetrería, como es caso de faisanes, perdices o codornices. Las pocas gallináceas (paujiles y una o dos clases de codorniz) se encuentran en la selva tropical, un lugar impracticable para la caza asistida por una rapaz. Quizá el ave que suple esta carencia de especies cinegéticas en Perú es el tinamú, llamado comúnmente perdiz, aunque en puridad no lo sean. Gran parte de estas capturas en cetrería han obedecido al uso de parabuteos o águilas de Harris, seguidas de halcones aplomados. Todas estas capturas se han efectuado en la sierra peruana, por encima de 3.000 metros sobre el nivel de mar. Cierto es, también, que no es una caza muy difundida.cetrería perú Aplomado sobre sandpiper o correlimos

Mención aparte merece la geografía en la que se desarrolla la cacería de tinamues, entre colinas con muchas pendientes con pajonales e “ichu” –una especie de gramínea–, con poco oxígeno en el aire –que descompensa no sólo a la rapaz, sino también al cetrero– y, para perfeccionar la dificultad, la sierra y puna peruana también es hábitat del Buteo poecilochrous y el Buteo geranoaetus, que no dudarán en arrebatar la captura o ultimar aplomados de cetrería.cetrería perú paloma madrugadora

Testigo he sido de la muerte de un aplomado por parte de una pareja de estos aguiluchos y ya, personalmente, he recuperado un aplomado al cuarto día de búsqueda, cerca al lecho de un río, a 2.700 metros de altitud, cuando la pérdida del halcón se produjo en unos pajonales por encima de 3.900 metros, en plena puna ayacuchana.cetrería perú IMG_5248

Todas estas condiciones hacen del ejercicio de la cetrería en Perú cuando no extravagante, al menos dificultosa. El cetrero en Perú, sumado al oprobio de no poseer un marco legal y una orden de caza, carece de presas de cacería. La desértica costa peruana, que reúne a los más de los cetreros del Perú, además de palomas y patos, no posee especies cinegéticas. cetrería perú Marshall 2Para ser gráfico, los únicos lugares donde existen patos en Lima son reservas o aéreas naturales en las que está prohibida la caza. De modo que sólo quedan las palomas, y digo “quedan” porque para un halconero de aplomados como yo, he sabido educarme en la cacería de estas colúmbidas, y sé que sólo un halcón fuerte y con determinación podrá cazarlas y, diría yo, no asiduamente por la potencia de vuelo de las zenaidas.

Esta es la vorágine en la que transcurre la cetrería en Perú, entre una legislación deficitaria, la improvisación de nosotros, los cetreros, y una barrera biológica infranqueable. Aun así y en el marco de publicación de la primera orden de caza de cetrería, hemos impulsado una asociación de cetreros para tener una voz representativa ante las autoridades y poder coadyuvar en la preservación de las rapaces y defender así los derechos e intereses de los cetreros de Perú.cetrería perú Halcón persiguiendo a buteo polyosoma

Quizá Perú no posea el boato de los highlands escoceses y la caza del enigmático red grouse, tampoco los amplios páramos de artemisas y la caza de sage grouse con Steve Childgren a la cabeza, pero hay que formalizar y preservar este arte venatorio en Perú, porque, cuando un halcón sale del puño, lo hace con el mismo ímpetu y esperanza en cualquier parte del mundo. ¡Larga vida a los halcones!

Por Guillermo Morote Echevarría. Asociación Nacional de Cetrería del Perú.

2 Comments

  1. Hola hermano , quiero iniciarme en este hermoso mundo de manera legal, mi pregunta es como y donde puedo conseguir un harris. gracias
    Pd: soy de lima

Deja un comentario