“El lobby de la caza lanza cortinas de humo para tapar sus intereses ocultos”

Ecologistas en Acción de Castilla-La Mancha considera “ridícula y desnortada” la posición del “lobby cinegético” castellano-manchego sobre la reforma de la Ley de Caza y la nueva Ley de Protección y Bienestar Animal.

En una nota de prensa, EA afirma que “a falta de argumentos sólidos” para demostrar los “presuntos agravios que dicen sufrir”, intentan “con poco éxito” atacar a las organizaciones de defensa del medio ambiente y animalistas.

Afirman que es “público y notorio” que el lobby que dirige “la Federación y los latifundistas” sigue privilegiado en Castilla-La Mancha de la mano de una normativa vigente “redactada por ellos, aprobada por un primer Gobierno servil y consentida y empeorada por un segundo Gobierno temeroso y rehén del pasado”.

Ecologistas acusa al sector de generar una “enorme problemática” y demostrar “día tras día”, su nula capacidad “para gestionar los cotos cinegéticos” y para dialogar “con quien no piensa como ellos”.

“Tenemos un cercano ejemplo en la gestión de la sequía. Ni el Gobierno, ni mucho menos el sector de la caza han tomado ninguna medida para paliar sus efectos en las especies cinegéticas. Ni siquiera en aquellas que más dependen del agua, como las acuáticas. Se han aprovechado de los llamados días de fortuna y han masacrado a animales y especies con pocas defensas”, señala esta organización.

Así mismo, EA achaca a una mala gestión cinegética el declive de la perdiz roja autóctona, amparándose en la reciente jornada llevada a cabo por el IREC en la que los científicos han afirmado no haber encontrado “ninguna perdiz roja pura en Castilla-La Mancha” debido a las sueltas que se hacen “especialmente en los cuarteles de caza comercial de perdices rojas hibridadas”, situación en la que el sector cinegético “en lugar de movilizarse en favor de la especie y ver cómo resolver el problema, no sólo no rectifica nada sino que dirige sus acciones contra los cambios normativos y contra quienes los defienden”.

Ecologistas en Acción tilda al sector cinegético de “lobby desquiciado y dañino para la convivencia en el medio rurales” y avisa que no se va a dejar “amedrentar” por sus “bravatas”.

“Lo que pretenden poco tiene que ver con el bienestar del mundo rural y mucho menos con la protección del medio ambiente y de la propia caza que dicen defender. Todo es una simple y ridícula puesta en escena que ya han repetido en otras ocasiones cuando ven peligrar los pingues ingresos que obtienen comerciando con la caza y, sobre todo, cuando ven acercarse elecciones autonómicas. Resulta muy llamativo que de sus acciones se beneficien los grandes latifundistas de la caza, los que se llenan los bolsillos trayendo turistas a masacrar animales de granja y que se dé munición a un partido concreto que nunca se ha preocupado por afrontar estas cuestiones considerando todos los puntos de vista”, concluye la nota de Ecologistas en Acción.

 

Deja un comentario