Gala de entrega de los premios ‘Cazador del Año’ y ‘Defensa de la Caza’ de la revista Caza y Safaris

La revista Caza y Safaris celebró ayer, en una cena de gala, la vigésimo octava entrega de los premios ‘Cazador del Año’ y ‘Defensa de la Caza’ que, en la edición de 2012, han recaído en Norbert Ullmann, representante regional para Europa y presidente del Comité de Asuntos y Desarrollo Internacional del Safari Club Internacional, y en la Federación de Propietarios Rurales, Productores de Caza y Conservación, Aproca-España, respectivamente.

El premio ‘Cazador del Año’ reconoce la trayectoria cinegética del galardonado, pero, además, en el caso concreto de Norbert Ullmann, con él se le ha querido dar las gracias por la defensa constante, en todos los foros internacionales, que de la caza y los cazadores realiza desde una institución única en el mundo, como es el Safari Club Internacional. Ullman, al recoger este premio, insistió en la importancia de que los cazadores hagamos uso de nuestro poder como colectivo ante las distintas administraciones públicas, recalcando que la caza tiene un valor de primer orden, ya no sólo como medio de conservación de la naturaleza, sino como motor económico del mundo rural, pues, por ejemplo en España, “el producto interior bruto que genera supera ya al de la industria del aceite de oliva”, citando también el caso norteamericano, donde la caza mueve más dinero y crea más empleos que toda la industria farmacéutica. 

Por su parte, el premio ‘Defensa de la Caza’ se le entregó a Aproca-España, una asociación que, desde hace ya veintiocho años, sigue abogando, también, por la caza y los cazadores ante las diversas instituciones y administraciones, tanto autonómicas como nacionales y europeas. Su presidente, Luis Fernando Villanueva, al recoger la placa, quiso extender el premio a todos los profesionales de las distintas sedes que Aproca tiene en Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, Galicia, Comunidad Valenciana y Madrid, que trabajan para sus más de 1.800 socios propietarios y gestores de fincas. Villanueva, durante su intervención, incidió la importancia de profesionalizar el sector y llamó la atención sobre los numerosos y continuos problemas a los que los cotos tienen que hacer frente, como, por ejemplo, el anuncio de las subida de tasas que quiere imponer el Gobierno de Castilla-La Mancha, los problemas de accidentes de tráfico provocados por especies cinegéticas y los daños causados por éstas a la agricultura. 

Para cerrar el acto, la Real Federación Española de Caza, de la mano de su presidente, Andrés Gutiérrez, quiso también agradecer a Norbert Ullman una merecida placa de reconocimiento “por la labor de defensa de la actividad cinegética que realiza a lo largo y ancho de todo el mundo, alzando siempre la voz por los derechos de la caza”.

Deja un comentario