Veterinarios de C-LM piden publicación del decreto de actividades cinegéticas

El Consejo Autonómico de Colegios Veterinarios de Castilla-La Mancha –que integra a los Colegios de las cinco provincias–, presidido por Luis Alberto García Alía, también nombrado recientemente vicepresidente del Consejo General de Colegios Veterinarios de España, celebró en Almagro su asamblea general, que representa a los de 1.500 veterinarios castellano-manchegos, para analizar las cuestiones de actualidad que afectan al colectivo. 

 

Entre otros de los puntos del orden del día, se ha expuesto la necesidad de que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha publique el nuevo decreto de actividades cinegéticas, donde se establece la inspección sanitaria de piezas de caza. Este decreto conlleva una serie de mejoras estableciendo de forma clara las responsabilidades de todos los intervinientes y debe regular que existan sistemas para identificar y afrontar los problemas que puedan surgir, con el único fin de proteger la salud de los consumidores.

En cuanto a la autorización de los planes técnicos de caza, se ha expuesto la dificultad que plantean las autoridades de alguna de las provincias de Castilla-La Mancha, al limitar a los veterinarios esta competencia, cuando ya hay jurisprudencia que acredita la facultad de los mismos a tal efecto. En este sentido, el Presidente del Consejo Veterinario de Castilla-La Mancha indica que “la sostenibilidad de los cupos de captura en base a dinámica de poblaciones, conllevan valoraciones epidemiológicas y estudios  asociados que necesitan criterios sanitarios, y deben de ser llevados a cabo por profesionales cualificados”.

Por otro lado, las Agrupaciones Ganaderas de Defensa Sanitaria representan una preocupación importante de este colectivo ya que, por un lado, quedan pagos todavía pendientes por parte de la Administración  y por otro, el nuevo modelo de estructura que en el futuro tendrán estas Agrupaciones genera incertidumbre y preocupación en cuanto a la dependencia y funciones que los veterinarios mantienen con ellas.

 

En cuanto al seguimiento del sistema de identificación individual animal de Castilla-La Mancha (SIIACAM) se ha tratado la implementación y desarrollo del programa informático, que permita avanzar en relación al registro individual de las distintas especies, con objeto de hacer más operativas las base de datos, ante la perspectiva de que en un futuro sea obligatoria la vacunación no sólo de perros, sino también gatos y hurones. Esta dinámica tiene que ver con el reciente caso ocurrido en la provincia de Toledo, dada la declaración oficial de un caso de rabia importado, donde se han puesto en marcha una serie de medidas de contingencia y emergencia en ciertos municipios de la provincia por parte de la Dirección General de Agricultura y Ganadería, y donde la institución colegial ha colaborado de forma muy estrecha. Una de las acciones que ya se han realizado en alguna provincia han sido analíticas de sangre con el fin de valorar la protección inmunológica de aquellos perros ya vacunados contra la rabia. 

Deja un comentario