El Gobierno ‘no tiene datos a escala nacional’ sobre la perdiz roja

Teófilo de Luis realizó el pasado 7 de junio tres preguntas al Congreso referidas a la situación de la perdiz roja en España. En concreto, las tres cuestiones planteadas fueron: ¿tiene el Gobierno conocimiento de la disminución de las poblaciones de perdiz roja en España? ¿Cuáles son en opinión del Gobierno los factores que inciden negativamente en el desarrollo de las poblaciones de perdiz en nuestro país? ¿De qué forma se podría, en colaboración con las comunidades autónomas, implicar a nuestros agricultores en la conservación de entornos para la proyección de la especie?

 

La contestación del Gobierno, con fecha de salida de 26 de junio, señala no contar con datos a escala nacional sobre evolución de poblaciones, “sólo se dispone, a esa escala, de datos de capturas que pudieran dar una idea de las variaciones poblaciones (no de las poblaciones)”, reseñando que durante el decenio 2001/2010 “se constata una variación interanual de capturas creciente hasta el año 2007, a partir del cual se invierte la tendencia con tasas de decrecimiento anual del 4 al 9%”.

Respecto a los factores que “con mayor probabilidad” inciden negativamente en las poblaciones de perdiz, el Gobierno apunta a que “están ligados básicamente en las modificaciones de su hábitat”. Otro factor que puede incidir negativamente, según el Ejecutivo, “especialmente en el ámbito de la genética si no se realizan los controles adecuados, son las sueltas de perdices procedentes de granjas cinegéticas”. Un punto que llama la atención es la influencia de la predación natural, al asegurar que ésta “no constituye ningún riesgo especial para sus poblaciones a escala nacional”, aunque sí podría tener “cierta incidencia a escalas muy locales”.

En cuanto a las medidas que puede adoptar el Gobierno nacional en la mejora de poblaciones cinegéticas “son muy limitadas por cuanto la caza es materia exclusiva autonómica”, aunque señala que pretende promover la creación de un instrumento que favorezca un “marco de coordinación con las autonomías y entre ellas en actuaciones de gestión encaminadas a la mejora de las poblaciones”, recordando que en este sentido “es el que se enmarca la propuesta de elaboración de una Estrategia Nacional de Gestión Cinegética que se está estudiando como parte de la futura Ley de Montes”.

 

Por último, en la respuesta gubernamental se cita que, dentro de los programas de Desarrollo Rural 2007/2013, la perdiz roja “por ser un ave esteparia se puede beneficiar de ciertas medidas agroambientales”, destinadas a fomentar los sistemas agroextensivos de secano.  

Deja un comentario