El sector cinegético responde a Ecologistas en Acción

Con relación al comunicado de la organización Ecologistas en Acción Castilla-La Mancha, en el cual manifiestan su total rechazo a la aprobación de la Orden aprobada por el Gobierno Regional y que regula la homologación de métodos selectivos para el control de especies cinegéticas predadoras de nuestra región, desde la Federación de Caza y Aproca, manifiestan que los ataques gratuitos de este tipo de organizaciones, que representan a una inmensa minoría, solamente tienen como objetivo prohibir la caza en la región, no dudando para ello en verter mentiras que pueden alarmar a un sector de la población que desconoce la realidad del sector cinegético. 

 

Para conseguir su objetivo, no dudan en utilizar frases o términos alarmistas, tales como: “Que la entrada en vigor de dicha Orden provocará la muerte masiva de especies protegidas y animales domésticos”, que tienden a confundir a las personas de buena fe que no tienen un conocimiento exhaustivo del medio natura. Reprochando, además, que el proceso de aprobación de la mencionada Orden ha sido “opaco e irregular”. Estas afirmaciones están siendo estudiadas por los equipos jurídicos de ambas entidades para elevar una posible denuncia por calumnias.

Desde ambas entidades se quieren puntualizar las siguientes consideraciones:

Desde la Federación y Aproca se rompe cualquier tipo de colaboración o acuerdo con esta organización radical y oportunista manifiestamente contraria a la caza e insta, además, a cualquier Institución pública o privada que haga lo mismo, por entender, que desde ese grupo se actúa en contra de los intereses de la región.

1. La Ley de Patrimonio Natural y la Biodiversidad (Ley 42/2007), que los propios ecologistas alabaron y ensalzaron en aquellas fechas, esa misma ley es la que obligaba a todas las comunidades autónomas a homologar métodos de control para la captura de predadores, así en su artículo 62.3.g), dicta: “Los métodos de captura de predadores que sean autorizados por las comunidades autónomas deberán haber sido homologados en base a los criterios de selectividad y bienestar animal fijados por los acuerdos internacionales”.

2. Por ese motivo, el Ministerio de Medio Ambiente de entonces y diferentes comunidades autónomas (Castilla y León, en primer lugar, y posteriormente Castilla-La Mancha y Andalucía) iniciaron un proyecto de investigación que ha durado más de siete años y que ha dado sus frutos en unas directrices básicas publicadas por el Ministerio y, posteriormente, la transposición de esta norma en Castilla-La Mancha.

3. Esta organización ecologista se atreve a cuestionar que la Orden contradice las directrices del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, cuestión que es una falsedad manifiesta, ya que esta Orden es una copia prácticamente literal de dichas directrices, cuestión que nos lleva a pensar que ni tan siquiera se han leído ninguno de los dos documentos, o por el contrario hay un claro interés de descrédito.

4. España es el país de Europa con menor desarrollo en la profesionalización de las prácticas de trampeo y esta Orden, aún después de publicarse, queda a años luz de lo que otros países permiten, no sólo en cuanto a métodos de control, sino a especies objetivo. Todos y cada uno de los puntos anteriores este grupúsculo lo sabe y calla vilmente.

5. Por último, desde la Federación y Aproca expresan su malestar porque en la Orden de Homologación no se incluye al especialista o trampero como parte de la selectividad de los métodos de control, cuestión que en tal caso hubiera permitido la homologación de otros métodos de control.

Por todo lo expuesto anteriormente, ambas organizaciones del sector cinegético entienden que si esta norma ha sido la consecuencia del desarrollo de una Ley de Conservación vitoreada por Ecologistas en Acción, si además esta norma es la trascripción literal de unas directrices aprobadas por el propio Ministerio de Medio Ambiente, las declaraciones de esta organización ecologista sólo se pueden corresponder con un ataque político a un Gobierno diferente a los anteriores y que no ha hecho sino dar exactamente los mismos pasos en pro de la profesionalización de los sistemas de trampeo en España.

Deja un comentario