ADECACOVA denuncia el calvario que es sacar la licencia en la Comunidad Valenciana

ADECACOVA quiere denunciar públicamente el calvario de sacar la licencia de caza en la Comunidad Valenciana que les hacen pasar a los cazadores, tanto burocráticamente como tecnológicamente.

La Asociación de Entidades de Caza de la Comunidad Valenciana (ADECACOVA) el pasado 20 de abril de 2017 asistió al Consejo Valenciano de la Caza de la Comunidad Valenciana, donde uno de los temas que se trataron fue la licencia interautonómica de caza.

En este punto de la orden del día, la organización indicó que el procedimiento para la obtención de dicho documento por parte de las sociedades de cazadores y de los cazadores era “cavernícola”, y llevan años reclamando que se mejorara, “pues era toda una burocracia y aún funcionaba la Generalitat con los antiguos diskettes”, a lo que indicaron que se iba a mejorar tras incorporar un nuevo programa este año.

Visto que se sigue “igual o peor que estas décadas pasadas”, ADECACOVA quiere denunciar públicamente el calvario de sacar la licencia de caza en la Comunidad Valenciana que les hacen pasar a los cazadores, tanto burocráticamente como tecnológicamente, así como en el tiempo de recepción una vez solicitadas, y del nuevo formato que ha dejado de ser una licencia: primero, tras las quejas de muchos cazadores; segundo, por los testimonios recibidos por escrito de los cazadores: uno, el de un secretario de una sociedad de cazadores; y otro, el de un cazador de a pie, de los 80.000 (+/-) cazadores que obtienen la licencia de caza en la Comunidad Valenciana (relatos que se pueden leer en esta noticia en la web http://www.adecacova.com); y tercero, al considerar injusto que se les cobre 1.008.654,79 euros (año 2014) y no se les dé un trato digno a los cazadores, ofreciendo un mal servicio a sus ciudadanos y una imagen deplorable hacia el colectivo y la ciudadanía.

Los cazadores le han dicho “hasta la saciedad” a la Administración cómo se debería de obtener la autorización para cazar “de forma sencilla, práctica, económica y cómoda, tanto para el solicitante o sus sociedades, como para la Administración”, que se ahorraría recursos que los podría invertir en otras cuestiones. Como lo hace Gobierno de Extremadura. “Pero ni escuchan ni oyen a los cazadores”.

Y es muy sencillo de entender, explican desde ADECACOVA: la Consellería les manda a los autorizados, y que constan en su base de datos, un carnet de cazador o pescador (como una tarjeta bancaria), con una caducidad de 10 años, que les acredita como tales pero que no les autoriza, y si desean cazar o pescar solo tienen que ir a su banco más cercano y pagar la tasa estipulada para dicho año, habilitando así dicho carnet, y con ese acto ya están autorizados para cazar. Sin rellenar ni presentar ningún papel. “¿No es sencillo, económico y fácil?, pues llevamos años diciéndolo y no lo han hecho”.

ADECACOVA espera que esto se corrija “de una vez por todas y cuanto antes” por parte de la Generalitat Valenciana, y trate “con más dignidad” a los cazadores y a la caza, implantando un método de obtención de la licencia de caza “sencillo, económico y fácil”.

Deja un comentario