El lobo y el jabalí provocan daños en el PN Picos de Europa por casi 88.000 €

La fauna silvestre fue objeto de 184 expedientes por daños patrimoniales en el Parque Nacional de Picos de Europa, según la última memora anual publicada por el consorcio y correspondiente al año 2016.

De todos los expedientes, 137 corresponden a daños ocasionados por el lobo, que provocaron la muerte de 189 reses, 38 fueron protagonizados por jabalíes, responsables de 64.452 metros cuadrados de hozaduras en terrenos dentro del parque, un expediente se refiere a perjuicios sin especificar ocasionados por un buitre, y el resto corresponden a especies ‘desconocidas’, según el informe.

Todas estas actuaciones supusieron un desembolso del parque nacional de 87.906 euros, con los que se hizo frente a los daños ocasionados a los ganadeross o a los propietarios de los terrenos afectados por el jabalí.

Por comunidades, la que más expedientes ha tramitado es Asturias, donde se produjeron 105 expedientes por daños ocasionados por el lobo, que acarrearon compensaciones por valor de 51.083 euros y 26 por jabalíes que se saldaron con 15.284 euros. En el caso de Cantabria se registraron 32 expedientes por lobos por 9.976 euros y seis por jalíes por 1.981 euros. Especialmente llamativo es el caso de León donde no se tramitó ningún expediente por daños causados por el lobo —en cuyo territorio es una especie cinegética más— y sólo se registró uno por acciones provocadas por el jabalí, lo que supuso una compensación de 1.047 euros.

Asturias, la que más

Asturias, es por lo tanto, la vertiente del Parque Nacional de Picos de Europa que más compensaciones ha recibido por daños patrimoniales causados por la fauna salvaje, con 66.317 euros del total de 87.906 abonados en todo el territorio, frente a los 1.047 euros que recibió León.

La responsabilidad patrimonial es el deber que tiene la Administración de compensar a los particulares que vean afectado su patrimonio (bienes materiales o usos y aprovechamientos diversos) como consecuencia de los daños o perjuicios que pueda ocasionar la actividad de las especies de fauna protegidas presentes en cada parque nacional.

La protección a la que se ven sometidas muchas especies de fauna presentes en estos espacios, que impide su caza como ocurre con el lobo en el Principado de Asturias, hace que se tengan que pagar cantidades económicas para indemnizar a los propietarios afectados.

Fuente: diariodeleon.es

Deja un comentario