Ratifican la sentencia de dos años de prisión para el homicida de José Luis Pezzi

La Audiencia Provincial de Córdoba ha ratificado la sentencia de dos años de prisión y tres de inhabilitación para la tenencia de armas para el acusado de acabar de un disparo con la vida del ex teniente de alcalde de Nerja, José Luis Pezzi, en el transcurso de una montería celebrada en Posadas (Córdoba) en noviembre de 2006.

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Córdoba hacía público el pasado 9 de abril un auto en el que reiteraba la sentencia dictada por esa misma Sección en primera instancia el pasado 10 octubre de 2011, en el que se condenaba a M.R.S.D por un delito de homicidio imprudente a una pena de dos años de prisión, tres años de privación del derecho a la tenencia de armas, más el decomiso del arma utilizada en los hechos, el pago de las costas e indemnizaciones a los herederos.

En la sentencia firme de la Audiencia se señala que «hubo un testigo, otro cazador, que manifestó que había visto al acusado salirse en varias ocasiones de su puesto», indicio claro de «que si no se hubiera movido de su puesto [el disparo] no habría tenido la trayectoria que desgraciadamente tuvo». Ello certifica la correcta disposición en su puesto de Pezzi y cómo ésta era conocida por el acusado del que estaba separado sólo por un alcornoque, y no obstante disparó «hacia el otro puesto, en una trayectoria prohibida, alcanzado de lleno no sólo al fallecido, sino rozando la pernera del pantalón de su acompañante».

La familia había recurrido una conclusión de la sentencia que atañía a la contribución del fallecido en la producción del accidente, pues consideraba probado un desplazamiento del puesto de Pezzi de 1,9 metros y le atribuía parte del daño causado. El Tribunal de Apelación ha considerado este movimiento de tan escasa entidad que no resta importancia al hecho de que el disparo se realizó en dirección a su puesto, indebidamente, pues el cadáver estaba al lado de su silla y muy cerca de la pared a la que debía estar pegado «haciendo únicamente un movimiento necesario para cazar, que fue levantarse de la silla (lo que supone adelantarse un poco) y girarse».

Pezzi era hermano del ex consejero de Educación, Manuel Pezzi, y a finales de la pasada década fue objetivo de ETA, que había planificado su secuestro en circunstancias similares a las que se saldaron con el asesinato del edil vasco Miguel Ángel Blanco. A pesar de esa amenaza se presentó a las elecciones de 1999, y el PP obtuvo por primera vez mayoría absoluta en el municipio.

Deja un comentario