Castilla y León impulsa el mantenimiento de la ganadería extensiva en la Montaña Cantábrica

El director general de Medio Natural de Castilla y León, José Ángel Arranz, presentó ayer las acciones de apoyo de la ganadería extensiva, la biodiversidad y la trashumancia en la Montaña Cantábrica. Además, mantuvo una reunión con algunas asociaciones de ganaderos de extensivo de la Montaña Leonesa, en concreto, la Asociación Ibérica de Pastores Trashumantes y la Asociación de Ganaderos de Lanar de León, que habían solicitado un encuentro con la Junta de Castilla y León. En la reunión participaron también representantes de la Consejería de Agricultura y Ganadería.

 

La ganadería extensiva, y especialmente la trashumante, ha modelado el paisaje de la Montaña Cantábrica y constituye un elemento esencial del sistema tradicional de pastizales de puerto que favorecen el sostenimiento de las cabañas merinas durante el período estival. En la zona leonesa los puertos de merinas se conocen tradicionalmente con el nombre de ‘puertos pirenaicos’ y conforman un eslabón básico en el funcionamiento ecológico de los ecosistemas de alta montaña por lo que su supervivencia es vital para mantener una amplia superficie de pastizales y matorrales que constituyen hábitats de interés comunitario para la Red Natura 2000, para los espacios protegidos (Parque de Picos de Europa y Fuentes Carrionas-Montaña Palentina), así como para diversas reservas de la biosfera, como Picos de Europa, Babia, Valles de Omaña y Luna, Los Argüellos o el Alto Bernesga. La importancia de la ganadería extensiva de la trashumancia se establece en el mantenimiento de los ecosistemas de determinadas especies como la liebre de piornal, el alimoche o el bisbita alpino que sobreviven en estos territorios gracias a este tipo de explotación ganadera.

La mayor parte de la ganadería extensiva de la Montaña Cantábrica se asienta en los montes de utilidad pública que gestiona la Consejería de Fomento y Medio Ambiente en colaboración con las entidades locales propietarias, mayoritariamente juntas vecinales. Las 450.000 hectáreas se reparten en 350.000 hectáreas de 577 montes de utilidad pública en la Montaña Leonesa, y 190.000 hectáreas de 286 montes de utilidad pública en la Montaña Palentina. Cabe recordar que en la Montaña Cantábrica se concentra más del 50 % de territorio de ganadería extensiva de las provincias de León y Palencia; en el caso de la provincia de León, un total de 985 montes de utilidad pública y en el caso de Palencia 493.

Apoyo a la ganadería trashumante

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente lleva años trabajando en la mejora de las condiciones de los ganaderos y en apoyar una ganadería extensiva beneficiosa para la conservación del medio natural. Las líneas de trabajo son diversas y se basan en la dotación de accesos e infraestructuras en los puertos, la ejecución o financiación de desbroces y otras mejoras, la planificación de quemas controladas y la promoción de asociaciones de ganaderos que impulsen prácticas de futuro compatibles con una adecuada organización de la ganadería en los montes. En esta línea trabajan la Asociación Ibérica de Pastores Trashumantes y la Asociación de Ganaderos de Lanar de León que hoy se han reunido con el director general de Medio Natural.

En los últimos años, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, en colaboración con la Consejería de Agricultura y Ganadería, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y la Unión Europea, con fondos FEDER y FEADER, está desarrollando un conjunto de iniciativas encaminadas a mejorar e impulsar la tradición de la ganadería extensiva trashumante en la Montaña Cantábrica.

Como iniciativas más destacadas cabe citar la mejora de los montes de utilidad pública construyendo y reformando más de 100 refugios de pastores, más de 300 kilómetros de cerramientos ganaderos y el desbroce de más de 10.000 hectáreas.

El Plan de Desarrollo Rural de Castilla y León ha destinado en los últimos años más de 17 millones de euros a actividades de carácter agroambiental que desarrolla la Consejería de Fomento y Medio Ambiente en el marco general que establece la Consejería de Agricultura y Ganadería a favor de la ganadería extensiva en las provincias de León y Palencia. En concreto, se han destinado más de 15,1 millones de euros en la provincia de León y más de 2,3 millones de euros en la provincia de Palencia. Esta importante inversión ha permitido desbrozar casi 21.900 hectáreas en las dos provincias, de las que más de 14.400 corresponden a León y el resto, más de 7.400 hectáreas, corresponden a Palencia. A esta cifra hay que sumar las 10.000 hectáreas de la Montaña Cantábrica con lo que la cifra global asciende a más de 31.900 hectáreas.

Por otro lado, se están desarrollando otras iniciativas financiadas por fondos europeos FEDER, y en colaboración con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, dirigidos a la conservación de los valores de la Red Natura 2000 y a la supervivencia de los aprovechamientos ganaderos que mantienen estos hábitats.

Inventario de los ‘puertos pirenaicos’ leoneses

El inventario de los puertos de merinas, los tradicionalmente denominados ‘puertos pirenaicos’, estará a disposición de los ciudadanos en próximas fechas en la página de la Junta de Castilla y León. En estos puertos pastan, actualmente, 30.000 cabezas lanares y casi 6.000 bovinas, además de 500 caballos y unas 1.000 cabras.

El inventario se extiende a los 145 puertos integrados en los montes de utilidad pública de la provincia de León con una superficie cercana a 42.500 hectáreas (unas 300 hectáreas por puerto) y se ha contado con numerosos recursos cartográficos con datos que marcan la delimitación, toponimia tradicional, inventario de infraestructuras, caracterización de los pastos y cálculo de cargas ganaderas, propuesta de mejoras y fotografías de los puertos. Los resultados del inventario se han referenciado mediante GPS y constituyen un trabajo esencial, a nivel nacional, en cuanto a información proporcionada sobre el conjunto de pastaderos. Del total de 42.497 hectáreas estudiadas, la mitad corresponden a matorral, mientras que el resto se reparten, a partes iguales, en pastizales y roquedos. En la zona de matorral, la mitad corresponde a brezales.

El inventario realizado identifica las infraestructuras de los puertos: refugios de pastores, chozos antiguos, hormas de piedra, naves ganaderas, apriscos sestiles, abrevaderos, fuentes, cerramientos, vacunaderos, cargaderos o mangas, entre otras. Se han localizado, identificado y descrito más de 500 elementos constructivos, destacando 225 corrales, 245 chozos de horma y 131 casetas.

Por otro lado, es importante señalar que se ha solicitado un Proyecto LIFE a la Unión Europea por un importe superior a 5 millones de euros para continuar impulsando la ganadería de la trashumancia.

Deja un comentario