30.000 andaluces se concentraron para reivindicar el orgullo de ser cazador

Ayer 30.000 andaluces se concentraron en las ocho capitales de provincia simultáneamente, acudiendo una vez más a la llamada de una Federación Andaluza de Caza que en sus reivindicaciones contó con el apoyo de los líderes del PSOE Andaluz, Susana Díaz, y del PP,Juanma Moreno, así como con la movilización del sector agrario, representado a través de Asaja en todas las provincias, y con organizaciones del sector cinegético andaluz como Ateca, Arrecal, Federación Andaluza de Galgos, AER y con la Federación Andaluza de Pesca Deportiva.

Las concentraciones, convocadas por la Real Federación Española de Caza (RFEC) y todas las federaciones autonómicas, contaron con el apoyo y participación de los principales partidos políticos (PP, C’s, PSOE, VOX) y de todas las organizaciones del mundo rural (agricultores, ganaderos, pesca, forestal…) y sirvieron para exigir medidas al Gobierno contra la impunidad en redes sociales ante la escalada de insultos, agresiones y ataques que sufre el colectivo.

Durante las concentraciones, el sector cinegético reivindicó el orgullo de ser cazador y su derecho a practicar una caza ética y sostenible. Además, se pidió a las Administraciones Públicas sensibilidad ante los problemas, demandas y necesidades del colectivo, recordando que la caza ha sido reconocida por múltiples organismos internacionales, incluida la Comisión Europea, como clave y esencial para el desarrollo económico y social del mundo rural, de la conservación de las especies, del medio ambiente y de la biodiversidad.

Especialmente multitudinarias fueron las concentraciones en Jaén y Córdoba, donde se superaron los 5.000 manifestantes, junto con Granada, que se volcó con la jornada reivindicativa. El resto de provincias también estuvieron a la altura superando en todas ellas los 2.000 cazadores.

Niños pequeños, jóvenes, hombres y mujeres y también mayores gritaron orgullosos que la caza es su modo de vida y que no permitirán que animalistas y ecologistas radicales sigan agrediendo e intentando prohibir una actividad que genera vida y riqueza en el medio natural.

Así lo expresó públicamente el presidente de la Federación Andaluza de Caza, José María Mancheño, quien destacó la importancia de que el sector cinegético haya emprendido la defensa de su actividad luchando en la calle, con movilizaciones que demuestran la fuerza social del colectivo. “No nos van a prohibir, no vamos a permitirlo. Seguiremos luchando unidos para defender lo que somos” aseguraba Mancheño en un discurso muy aplaudido por los más de 2.500 cazadores malagueños que se dieron cita en la Plaza de la Marina.

En la Plaza de las Tendillas en Córdoba, en la Fuente de las Batallas de Granada, en la gaditana Plaza Asdrúbal, en el Paseo de la Rambla en Almería o en la onubense Plaza 12 de Octubre de Huelva fueron otros rincones andaluces en los que se reprodujo un manifiesto que exigió respeto al colectivo.

La voz de los jóvenes cazadores también se alzó en esta jornada histórica. Antonio Castán, presidente de Jóvenes Cazadores Andaluces, también intervino en el acto de Málaga asegurando que “la caza tiene relevo generacional. Los jóvenes que amamos la caza no vamos a permitir que sigan atacándola ni que acaben con ella, porque nosotros somos los que realmente cuidamos el medio ambiente sin postureo”.

Especialmente emotiva fue la intervención de un joven cazador de Bobadilla (Málaga), Jesús Parejo, quien con 13 años tomó la palabra para transmitir su pasión por la caza y su deseo de ser cazador y disfrutar junto a su padre todas las vivencias y valores que derivan de la caza. El jovencísimo orador levantó los aplausos de la multitud presente al pedir al colectivo ayuda para que perpetuar una actividad que es “su pasión y su sueño”.

En Andalucía la jornada se desarrolló sin problemas, salvo pequeños incidientes en algunas provincias por los ataques de minúsculos grupos animalistas que fueron disueltos por la Policía Nacional y que demostraron, una vez más, el civismo de los cazadores andaluces.

Deja un comentario