Exposición de armas intervenidas por el SEPRONA en Ibercaza

Siempre se ha dicho que el hambre desarrolla el ingenio. En la feria de la caza de Jaén la Guardia Civil, ha montado un stand donde explican su labor a grandes y pequeños.

Es sorprendente el extremo al que pueden llegar algunos, no por hambre, sino por ambición, por tener el mejor trofeo, o por disfrutar de esa descarga de adrenalina que algunos hijos del mismísimo Satanás, presumen de disfrutar robándonos el patrimonio de todos.

La caza furtiva en los parques nacionales, es un objetivo a perseguir por todos los verdaderos enamorados de la caza y nuestra colaboración con la Guardia Civil debe ser abierta y sin trabas. El teléfono 062, está al servicio de todos los que en momento determinado queramos denunciar una conducta irregular. La lucha contra el furtivismo debe ser objetivo permanente de todos los cazadores para evitar que nuestros campos sufran la presión descontrolada de gente que no caza, mata. Matan por el placer de matar con medios prohibidos y desafiando la legalidad a la que todos nos acogemos para disfrutar de nuestro deporte.
Desde estas páginas nuestra enhorabuena, y agradecimiento por su trabajo a los miembros del Seprona que defienden en el monte el patrimonio de todos.

Prueba de esta labor es este rifle incautado por el Seprona en la Sierra de Cazorla, un tresciento Remington Magnun, plegable, con un visor de 2.5 a 10 aumentos con una campana de 50, Schmidt Bender. Evidentemente un arma que no jipertenecía a un pobrecito infeliz que buscaba carne para comer.
Siempre se ha dicho que el hambre desarrolla el ingenio. En la feria de la caza de Jaén la Guardia Civil, ha montado un stand donde explican su labor a grandes y pequeños.

Es sorprendente el extremo al que pueden llegar algunos, no por hambre, sino por ambición, por tener el mejor trofeo, o por disfrutar de esa descarga de adrenalina que algunos hijos del mismísimo Satanás, presumen de disfrutar robándonos el patrimonio de todos.

Deja un comentario