En octubre ‘Caza y Safaris’ con todo el panorama montero para esta temporada, junto a los mejores reportajes nacionales e internacionales

Inncluye la guía de monterias con mas de 750 opciones para cazar y, además, todas las ordenes de veda para esta temporada.

Incendios forestal. La maldición
No sé si me estoy arrepintiendo de haber aceptado redactar este artículo. Podía haberme quedado en casa y escribir, después de dedicar varias horas a obtener datos en internet. Pero decidí no hacer un artículo meramente informativo, eso ya lo tienen en cualquier medio. Pensé que a los lectores les gustaría no sólo recibir información, sino percibir sensaciones. Por eso me vine a la ‘zona cero’. Al llegar al pueblo (del que omito el nombre porque todos los municipios afectados por la misma causa estarán igual) la sensación es extraña. Curiosamente, en el interior es el único sitio donde todavía se pueden definir coloraciones.

La montería. Tradición cinegética española
En apenas unos días el monte se convertirá en un hervidero de ladras, de vaivenes de podencos, mastines y sabuesos, de gritos y de algazara, del ronco tronar de las caracolas… La fiesta cinegética española por excelencia, la heredera de nuestras tradiciones ancestrales –los Monteros de Espinosa se remontan al final del primer milenio–, arranca su rodadura una temporada más con todas las ilusiones y esperanzas que ya pusieran en ella nuestros ancestros durante siglos. Y, aun en estos tiempos tan revueltos, sigue fresca y lozana, como el primer día, esperando cumplir con creces con el peso, el paso y el poso de su historia, la nuestra. Desde estas páginas no le van a faltar apoyos, muchos y unánimes, para cumplir sus objetivos. Además de dar fe pública de sus anales, recogiendo las crónicas que certifican su cita cotidiana con el monte, también daremos paso a sus protagonistas: organizadores, monteros, postores, rehaleros… y transcribiremos retazos de su propia historia, como esta pequeña crónica de la montería en tela real –con la que merecía la pena abrir la nueva temporada– y otras que rebuscaremos entre los retazos del tiempo –como la de los ya citados Monteros de Espinosa–, para que todos sepamos cuáles son sus orígenes… los nuestros. ¡Buena suerte, mucho cuidado y… buenas monterías!

Gestión. Renovación genética en fincas de caza mayor
Las especies cinegéticas de caza mayor que pueblan nuestros cotos tienen un área de campeo muy variable en función de los recursos tróficos, del clima, la tranquilidad, la densidad de su población o de otros competidores y, en gran medida, de la territorialidad de la especie. Sin embargo, aunque muchos permanecen casi toda su vida en las proximidades de su lugar de nacimiento, es bastante frecuente que, especialmente los machos durante la época de celo, realicen desplazamientos recorriendo, en ocasiones, largas distancias y produciéndose, por lo tanto, un flujo natural de individuos de unas poblaciones a otras.

Caza chica. Controles poblacionales en cotos
Llevar a cabo un seguimiento e identificación del sexo y de la edad de las especies que capturemos en nuestro coto es de vital importancia para la correcta gestión de las poblaciones de animales presentes en los mismos, así como para poder ajustar los aprovechamientos óptimos.

SCI. Safari Sensorial
Durante la tradicional Feria de Armas que se llevó a cabo entre el 11 y 21 de agosto en Buenos Aires, el SCI Capítulo Argentino desarrolló una serie de actividades, tales como unas conferencias sobre Los Cinco Grandes de Africa, demostración de mediciones, reunión para cotos de caza y, especialmente, el Safari Sensorial, que se viene realizando desde hace dieciséis años.
El Safari Sensorial consiste en invitar a un grupo de niños con discapacidad visual a ‘ver’ a través del tacto animales naturalizados que los miembros del Capítulo prestan para tal fin. La jornada comienza temprano, cuando los transportes, también provistos por el Capítulo, recogen a los niños y a sus maestros en sus respectivas escuelas para trasladarlos al predio de la feria

SCI. Fronteras africanas
La primera historia que escribí sobre la caza en África se titulaba Atardecer de safari en Kenia. Por suerte, cacé allí muy poco antes de que el país cerrara, por lo que quizá se me pueda perdonar por dar al artículo un aire de ‘oscuridad y perdición’. A finales de la primavera de 1977, con Kenia recientemente vedada, y Tanzania cerrada por cuatro años, la mayor parte de la gente interesada en la caza en África pensaba que el final estaba muy cerca.

Kalaallisut. Buey almizclero y zorro ártico
Kalaallisut, tierra de los kalaallit, es lo que conocemos como Groenlandia, al trasladarlo del danés Gronland, que significa ‘tierra verde’. Curioso nombre para un lugar en el que el verde sólo aparece en una escasísima parte de su territorio durante dos meses al año… Se debe a una artimaña de Erik el Rojo quien, exilado de Islandia acusado de asesinato, navegó hacia unas tierras desconocidas de las que, se decía, estarían situadas hacia el noroeste.

Macedonia. Tierra de lobos
El lobo campea a sus anchas por territorio macedonio, ya que este país alberga la población más grande de toda Europa de este cánido salvaje. Esto conlleva que su caza sea, no ya una afición, sino una necesidad ante los frecuentes, e importantes, ataques al ganado doméstico, principalmente, ovejas, y también a los animales de las reservas valladas, al saltar las barreras y matar a indefensos muflones o gamos.

Deja un comentario