Rusia: dos años de cárcel por furtivismo de tigres siberianos y leopardos de las nieves

El presidente ruso Vladimir Putin ha presentado a la cámara de diputados, un proyecto de ley para penalizar la caza ilegal y la venta de especies protegidas.

 

Esta ley, de aprobarse, castigaría con penas de cárcel de hasta dos años el furtivismo y comercialización de animales en peligro de extinción, entre ellos leopardos de las nieves y tigres siberianos (se calcula que, anualmente, son abatidos entre 30 y 50 ejemplares de tigre siberiano).

Los cargos públicos podrían ser penados con hasta cinco años de prisión, mientras que si el delito es cometido por un grupo organizado el castigo podrá ascender hasta siete años de cárcel.

Según el último censo oficial, en las regiones orientales rusas, separadas de China por la frontera natural del río Amur, viven unos 450 tigres siberianos, especie que habita también en el ese país y en la península Coreana.

Entre otras medidas para proteger a este felino, las autoridades rusas han prohibido la tala de los bosques de cedro coreano en la taiga del Lejano Oriente, hábitat de los jabalíes, una de las presas preferidas de los tigres siberianos.

En la Cumbre Global del Tigre celebrada en noviembre de 2010 en San Petersburgo, los gobernantes de Rusia, China, India y otros diez países asiáticos firmaron una declaración en la que se comprometieron a duplicar la población mundial de tigres para 2022.

Deja un comentario