Sudáfrica recibirá 2,2 millones de euros para proteger al rinoceronte

El Departamento de Asuntos Medioambientales del Gobierno de Sudáfrica se ha felicitado por la aprobación, por parte del Consejo del GEF (Global Environment Facility) de una subvención de 25 millones de rands (2,19 millones de euros) a dicho Departamento, que serán destinados a fortalecer las capacidades de Sudáfrica en técnicas forenses para combatir los delitos relacionados con el furtivismo de rinocerontes y el comercio ilegal internacional de sus cuernos.

En concreto, el dinero será empleado por el Departamento de Asuntos Medioambientales en la construcción de un laboratorio en el que se realizarán análisis de ADN de muestras de animales –tanto de ejemplares vivos, bien sea por capturas para realizar vacunaciones, curas o controles; como encontrados muertos- con los que se elaborará un archivo de ADN. Con ese archivo podrán luego extraerse pruebas forenses que servirán en futuros casos judiciales contra furtivos.

Además, los datos obtenidos en este laboratorio impulsarán la puesta en común de datos y la coordinación existente entre todos los actores involucrados en el combate contra la caza ilegal de rinocerontes en el país y el tráfico internacional de sus cuernos.

«El furtivismo de especies en peligro es una seria amenaza para la biodiversidad mundial, y debemos garantizar poner en funcionamiento todos los métodos a nuestra disposición: un mejor entendimiento con las comunidades locales, una mejora en la gestión de las áreas protegidas, y las últimas tecnologías anti furtivismo para capturar a los responsables», ha destacado recientemente Monique Barbut, consejera delegada de GEF.

La noticia de la aprobación por parte del Consejo del GEF de estos fondos llega precisamente cuando una delegación de funcionarios sudafricanos se prepara para viajar a Hong Kong, donde tienen previsto tomar muestras de ADN a los 33 cuernos de rinocerontes que las autoridades aduaneras de la ciudad china confiscaron el pasado 14 de noviembre de 2011. El ADN obtenido será cruzado con las muestras de material genético albergados en la base de datos RhODIS™, en Sudáfrica, que puede proporcionar evidencias útiles en futuros litigios judiciales contra furtivos.

Sudáfrica acoge aproximadamente a 22.000 rinocerontes blancos y negros, de los que 12.000 se encuentran en el Parque Nacional Kruger. Esto supone el 93% de la población total mundial de esta especie, siendo además la última población de rinoceronte viable en libertad, lo que la hace aún más vulnerable.

Deja un comentario