Kalahari Namaqua. Hacia el Thuru Lodge

En este viaje de prospección por la provincia sudafricana del Cabo Norte, la más extensa, con más de 362.000 kilómetros cuadrados, casi dos tercios de España, abandonábamos con resignación nuestra corta estadía en el Kalahari Oryx Lodge, refugio de rinocerontes como veíamos en la entrega anterior, y nos dirigíamos, primero 30 kilómetros de pista de tierra, luego ya sobre asfalto hacia la localidad de Upington, donde repostaríamos antes de abordar nuestro próximo destino, el Thuru Lodge, en pleno Kalahari verde sudafricano, en las cercanías del Karoo.

Upington

Es la ciudad principal del Kalahari verde sudafricano, situada a unos 875 kilómetros al oeste de Johanesburgo. Originalmente denominada Kharahais, su nombre actual rinde honores al general Sir Thomas Upington, y es en la actualidad el centro económico, cultural y social de esta bella y vasta región, proviniendo gran parte de su riqueza de la fértil vega del río Orange que la atraviesa. Este río, uno de los más largos del país, es cuna de algunos de los premiados caldos, tintos y blancos, sudafricanos, las bodegas del Río Orange y ha permitido a la población crear la segunda cooperativa vinícola más grande del mundo.
La ciudad ofrece todas las comodidades que se pueden exigir hoy en día a nivel europeo y ofrece relativa seguridad y tranquilidad al visitante. Se encuentra en la interesante ruta del Kalahari-Namaqua-Namibia, desde y hacia Johanesburgo y Cape Town.

Augrabies

Es más que recomendable realizar desviación y parada en el Parque Nacional de Augrabies, donde se encuentran las cataratas de Augrabies, todo un espectáculo de la naturaleza cuya visión nubla la vista y cuyo estruendo ensordece los oídos.

Situadas en los límites del desierto del Kalahari, una inmensa cuenca arenosa que se expande desde el río Orange hasta Angola. Su nombre procede del vocablo de la lengua Khoi, significando “el agua que truena”, y su sonido se le quedará grabado de por vida. Según el río se aproxima al cañón, se va dividiendo en numerosos ramales antes de una caída vertical de 56 metros. Tras ellas, las embravecidas aguas descienden a lo largo de los 18 trepidantes kilómetros que conforman el cañón del Río Orange, ruta de especial interés paisajístico, faunístico y floral.

Namaqua

Asimismo, en esta ruta se encuentra el desbordante mundo floral de Namaqua. Si el viajero planifica su viaje con mimo y estudio, y tiene suerte, pues las necesarias lluvias desencadenantes de este fenómeno no son siempre puntuales, podrá hacerlo coincidir con una de las mayores floraciones naturales y salvajes que aún, hoy en día, se pueden disfrutar: el caleidoscopio de color que se forma en la primavera del valle de Namaqua, otoño en el hemisferio norte.
Cada año las tierras, latentes por el duro invierno, resurgen con una fuerza y variedad inimaginables, incluyendo entre ellas un gran número de especies únicas o en peligro de extinción.

Estas plantas han logrado adaptarse a este clima árido y extremo y cumplen con su rito vital con total rigor, tapizando el suelo del desierto con un mosaico inimaginable de bellos colores florales año tras año, una ceremonia de la vida sin igual. La tierra de Nama posee una magia y fuerza especial y unos contrastes realmente asombrosos.

Siendo parte del mítico y árido desierto del Karoo, este Parque Nacional de Namakwa , con más de 55.000 hectáreas a ambos lados del río Orange es un auténtico santuario para la fauna (órix, springbucks, alcélafos, saltarrocas, leopardos, puercoespines, hienas termiteras, jirafas….etc.) y la flora local, albergando en su interior más de 6.000 especies diferentes de plantas, 250 especies de aves, 78 especies de mamíferos, 132 especies de anfibios y reptiles, así como un incontable número de insectos, lo cual no está nada mal para un desierto tan árido. Más del 40% de estas especies son endémicas, solo se encuentran en esta zona y no en ninguna otra del mundo.

Las mejores rutas para poder disfrutar de esta maravilla natural discurren a través de las localidades de Garies, Springbok, Kamieskroon y Port Nolleth, al norte de la autopista N7. Si tiene previsto coger alguna de estas rutas, aproveche para visitar el Parque Nacional de Richtesveld, la Reserva Natural Goegap o la Reserva Floral de Skilpad. En cualuier caso, no deje de visitar Alexander Bay, a quien da nombre Sir James Alexander, la primera persona que cartografió la zona en una expedición de la Royal Geographical Society a Namibia en 1836; ni el estuario y desembocadura del río Orange, tras más de 2.200 km recorridos por el interior de Sudáfrica.

Llegados a este punto, analizamos una serie de razones, origen cierto de este viaje de prospección, analizando este destino no sólo desde el punto de vista cinegético, que lo es, eso es innegable, sino también como vacacional paralelo, complementario o exclusivo.

Doce razones para elegir El Cabo Norte, Sudáfrica.

1. Sabor único

Verdaderamente el Cabo Norte es una muy buena opción como destino vacacional. Explore el sabor único de esta provincia que combina la magia de la antigua África con la modernidad que le proporciona una joven y sólida democracia. Camine con los pies descalzos por las tierras de sus ancestros, experimente el orgullo en sus raíces y el entusiasmo por el futuro próximo. Disfrute del corazón de Sudáfrica.

2. Experiencias inolvidables y enriquecedoras

Da igual si usted está observando las estrellas en Sutherland, tras los fósiles en el Karoo, muy abundantes por cierto, o descubriendo el arte pétreo San en las cuevas de Diamond Fields, la provincia ofrece aventuras muy enriquecedoras a todos los niveles. Disfrute del mayor despliegue floral a nivel mundial en Namaqua o experimente la soledad y quietud acampando al aire libre, en el abrazo de la noche, quizá escuchando el rugir del león del Kalahari. Diviértase descendiendo en kayak el mítico río Orange.

3. Cultura

La diversidad cultural multiétnica presente en esta provincia es tan variada como la historia de este país a lo largo de los últimos 3 siglos.. Podrá conocer el grupúsculo humano más ancestral de los existentes en la actualidad, los bosquimanos San, en Riemvasmaak, o los nativos Setswana y Nama en Namaqua y en Diamond Fields.
Podrá conocer de primera mano pequeñas aldeas y villas cargadas de historia y de artesanía, y conocer una cocina local soberbia, fuera de toda dudas, mientras disfruta de diversos rituales y danzas ceremoniales.

La población, generalmente muy amable con los foráneos, estará encantada de explicarles cualquier duda que les pueda surgir sobre la historia local.

4. El lujo como valor

La hospitalidad de la población le hará sentir casi mejor que en su propia casa. Establecimientos de lujo, exclusivos spas, exquisitos restaurantes….Aprovéchese de la excelente relación al cambio del euro con el rand, por lo que a precio de calidad media en España se puede disfrutar allí de calidad alta y lujo sin igual.

5. El pensamiento Ubuntu

El éxito internacional cosechado en 2011 al organizar y albergar el Campeonato Mundial de Skateboarding fue la máxima expresión y reflejo de esta idea social, el espíritu Ubuntu. Toda la población tiró al unísono para conseguir el éxito en este megaevento mundial (aunque todo hay que decirlo, aquí en España, no sea un deporte seguido por las masas y su repercusión no nos alcanzara). El espíritu Ubuntu promulga defender al colectivo como acto de te defensa propia. En base a ello, se arraigó firmemente en la población el hecho de que cada visitante, de forma individual, marcaba una diferencia en su experiencia personal y el éxito social de la iniciativa fue de dimensiones colosales.

6. Buen clima

El clima es predominantemente soleado, similar en temperaturas al que podríamos tener en ciertas zonas de montaña del sur de España, aunque inverso en estaciones, lo que siempre invita a disfruta más de actividades al exterior, y en esto la oferta es única y extensa: golf, spas, vuelos ultraligeros, safaris cinegéticos, safaris fotográficos, descenso de ríos, helicópteros, rutas 4×4 extreme, quads, caballos…etc.

7. Destino top para aventureros

Como anticipábamos antes, la oferta en aventura en esta provincial no tiene igual. Todo se trata de seguir impulsos individuales internos de crecimiento y enriquecimiento propio y cada uno decide por dónde va su camino y cuáles son sus límites. Para algunos, la aventura será salir a hacer una marcha por la sabana o el desierto, o dar una vuelta en globo aerostático o probar la cocina local (ojo, nada que objetar al respecto). Para otros, la aventura estará en los rápidos del río Orange a bordo de un liviano kayak.

8. Vida salvaje y belleza medioambiental

Cualquier amante de la vida natural y salvaje encontrará en esta provincia uno de sus destinos must, con múltiples escenarios medioambientales naturales, dada la amplitud del territorio que abarca. Explore la vida salvaje de la mano de un rastreador bosquimano. Aprenda a su lado todo lo que pueda, pues casi todo lo saben en su medio.
La provincia del Cabo Norte es orgullosa sede de la UNESCO-WHS y de dos Parques Transfronterizos, el Kgalagadi y el Ais Richtersveld, con sus impresionantes dunas rojas y doradas.

9. Ac onsejable para viajeros solitarios, para familias y para ocasiones especiales.

Debido al buen clima, diversidad cultural, oferta de aventura, riqueza vitivinícola y culinaria, alojamientos de lujo, maravillas naturales, el espíritu Ubuntu, y una vida salvaje sin igual, la provincia del Cabo Norte es aconsejable a todos los niveles y los más altos estándares de satisfacción, por lo que es un destino muy demandado a nivel mundial como luna de miel o celebración de aniversarios, así como destino número uno para safaris cinegéticos.

10. Tesoros naturales

El Cabo Norte acoge seis Parques Nacionales, seis Reservas Provinciales y numerosísimas reservas privadas, lo que permite a los visitantes experimentar la vida natural y salvaje al máximo. Completan el mapa dos Parques Transfronterizos, que nos transportan a otros dos destinos safaristas de renombre mundial, Namibia y Botswana. Contiene además dos de los ríos más largos de Sudáfrica y tres desiertos.

11. Seguridad

La provincia del Cabo Norte es una zona absolutamente segura para los turistas, si bien se recomiendan las mismas precauciones que de darían en cualquier otra parte del mundo, no hacer un ostentosa exhibición de productos caros y tener cuidado con las pertenencias personales en las zonas urbanas. Evitar pasear por las ciudades de noche o en solitario.

12. Transporte

En caso de conducir vehículo propio se recomienda llenar los depósitos siempre que se posible para evitar quedarse sin gasolina cubriendo algunas de las largas distancias que este enorme territorio exige. Existen cajeros automáticos y bancos a disposición durante horario comercial normal.
Los transportes públicos internos funcionan con bastante precisión, en especial la compañía aérea sudafricana South African Express. Los viajes en tren pueden llegar a ser toda una experiencia, de paciencia.

Para más información: www.experiencenortherncape.com

Luis de la Torriente

Deja un comentario