Modifican los planes técnicos para luchar contra los conejos

Fuente: diariocordoba.com

 

El delegado provincial de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente, Francisco Zurera, mantuvo ayer una reunión con Asociaciones de Cazadores de Aguilar de la Frontera, Moriles, Monturque, Montilla y Cabra, en el transcurso de la cual se dio a conocer la modificación de los planes técnicos que permitirá continuar la caza de los conejos hasta febrero del 2013.

 

No obstante, al tratarse de terrenos en los que el ataque de los conejos ha sido relevante, se podrá mantener la caza durante todo el año utilizando tanto armas de fuego como hurones y otros elementos para la captura de estos animales.

En declaraciones a este periódico, al término de la reunión Zurera insistió en la disponibilidad de la Junta de Andalucía de todos los requisitos necesarios para poder reducir la población y, al mismo tiempo, tratar de evitar daños en nuevos espacios hasta ahora respetados por los animales. En este sentido, los cazadores consideran que la fecha actual es el mejor momento para poder controlar el exceso de conejos.

Por este motivo, Zurera mantuvo el encuentro ayer con los representantes de los cazadores y en los próximos días lo hará con los representantes de los ayuntamientos de la Campiña, que son los más afectados de la provincia. Zurera pretende implantar de nuevo el dispositivo de hace cinco años que permitió el control de la plaga de conejos. Para conseguir este resultado, añadió el Delegado, es obligada la unidad de actuación y destacó también la importancia del diálogo y el consenso para alcanzar la mejor solución a este problema y adaptar los sistemas agrícolas esta situación.

Para el Delegado de Agricultura, la población de conejos en este momento es similar a la que había en los años ochenta. La diferencia, añade, es que en esta ocasión la sequía les ha impedido consumir su dieta habitual obligándoles a alimentarse de los cultivos, con el consiguiente daño a las explotaciones agrarias de la comarca. La Consejería, por su parte, ya tomó además otras medidas con la declaración de los pueblos más afectados como “áreas de emergencia cinegética” con el fin de controlar incrementos poblacionales de estos lagomorfos y evitar daños a los cultivos.

En este sentido, para que el colectivo de los cazadores se centre en la reducción de daños a los cultivos ocasionados por los conejos silvestres en las producciones agrícolas, se han suspendido las sueltas y repoblaciones de esta especie, así como las medidas para proceder al control de predadores.

Deja un comentario