Se duplica la población de jabalíes en Asturias en apenas diez años

Fuente: elandarrios.com

El número de jabalíes se duplicó en la última década, según el presidente de la Federación de Cazadores de Asturias. El abandono de pueblo y el aumento de montes les hacen estar en mejores condiciones para reproducirse.

 

Las zonas urbanas y sus alrededores son áreas de seguridad, donde no se puede cazar, situación ideal para los animales, pero no para los vecinos. Por eso es cada vez más común que aparezcan en ciudades como Oviedo o Gijón.

Desde la Federación de Cazadores de Asturias proponen que puedan ahuyentarlos con los perros de caza, para que vuelvan a su hábitat y regular en la medida de lo posible la población. En la temporada 2010-2011 se capturaron en Asturias 8.805 jabalíes, casi 2.500 más que hace un lustro.

Una de las formaciones de la oposición, Foro Asturias, reclamó al Gobierno regional soluciones urgentes ante el problema que presentan los jabalíes, cada vez más aclimatados a las zonas urbanas, donde pueden huir de la presión de lobos y cazadores en las áreas de montaña. El portavoz de esta formación en Agroganadería, Juan Ramón Campo, consideraba que “lo peor está por llegar”, ante los problemas que puede acarrear en materia de seguridad ciudadana y en el apartado de sanidad y salubridad, al considerarlas potenciales portadores de enfermedades y parásitos, que pueden contagiarse a los animales domésticos, y estos a sus vez a los seres humanos.

Una de las razones que empujan a los jabalíes a bajar a los principales núcleos urbanos de Asturias es la excesiva proliferación de lobos y la ampliación de sus áreas de asentamiento. La legislación, recordemos, impide el abatimiento de los jabalíes en zonas de seguridad, como es la periferia urbana de Oviedo. También se registraron más incidencias con ellos en la zona rural de Gijón y otras localidades del Principado.

Por otra parte, el PP nacional propuso hace unos días la implantación de una licencia única de caza que funcionaría en todo el territorio español y que serviría de gran ayuda a los cazadores ya que simplificarán los procedimientos y servirán para fomentar el turismo cinegético. Las licencias se convalidarían para todas las comunidades y no sería preciso solicitar una diferente para cada región.

Recuerdan que la caza es una actividad de ocio y deportiva que “genera más de 3.600 millones de euros en España” y con esta medida se beneficiarían a los comercios, hostelería y restauración de estas zonas, además de impulsar la creación de empleo.

Deja un comentario