El precio de las licencias de caza vendidas por la trama pasó de 80 a 150 euros para costear sobornos

Fuente: lavozdegalicia.es

Aunque todavía siguen siendo muchas las incógnitas que rodean a la investigación, en parte por la opacidad que están mostrando todas las partes implicadas, sí ha trascendido que los ideólogos de la trama que vendió cientos de licencias de caza en Galicia entre el 2009 y el 2012 tuvieron que duplicar el precio de los permisos al aumentar el número de personas a las que presuntamente tenían que sobornar para llevar a cabo su propósito.En un primer momento, el precio de estos documentos era de 80 euros, pasando a ser de 150 a medida que la red de colaboradores aumentaba.

Lo que no está confirmado es si a las personas que presuntamente se pagaba eran funcionarios gallegos, de otras comunidades autónomas o los cómplices que había en diferentes zonas de Galicia, que hacían de enlace entre los demandantes y el o los funcionarios del Gobierno gallego implicados.
Tanto la Fiscalía de Medio Ambiente como el Seprona coinciden al asegurar que la investigación se prolongará durante mucho tiempo. Un portavoz de la misma explicó que cada una de las personas que obtuvo de manera fraudulenta la licencia de caza está imputada por ser copartícipe en un delito de falsedad documental: «Tanto el que la ofrece como el que la compra consintiendo el delito están igual de implicados», añadieron dichas fuentes.
Aunque todavía sigue siendo una incógnita el número total de permisos que se tramitaron, las mismas fuentes, como ya había trascendido, las cifran en cientos, siendo necesario tomar declaración a cada uno de los compradores para que la Fiscalía concluya su trabajo y pueda presentárselo al juez para iniciar el sumario.

El caso en Castilla y León
El Gobierno de Castilla y León, a instancias de la Guardia Civil de Galicia, está colaborando también en las pesquisas desde que estas comenzaron, en el mes de septiembre del año pasado.
Según explicó un portavoz de este ejecutivo regional, se han remitido todos los expedientes de los aspirantes gallegos a cazadores que lograron ilícitamente sus permisos en Castilla y León a través de esta trama. «Hasta el momento es lo que sabemos, nuestra predisposición para colaborar está siendo total», añadía este portavoz de la Junta leonesa.
Un detalle importante que dieron a conocer en el Gobierno autonómico de Castilla y León es que los permisos de caza que tramitaron para Galicia, y que fueron canjeados por otros gallegos al poco tiempo de ser cursados, no tienen validez. El mismo portavoz de la Administración leonesa reveló que para realizar este procedimiento, y según está recogido en su legislación, es necesario tener cinco años de antigüedad. En el caso de no acreditarla, no se podrá realizar el cambio de comunidad autónoma, algo que presuntamente sí estaban haciendo los cabecillas de la trama gallega.
Lo que nadie supo confirmar en el Gobierno leonés es si hay algún funcionario expedientado, como sí sucede en Galicia. «El Seprona nos está pidiendo información que nosotros, como no podía ser de otra manera, estamos aportando con la mayor rapidez posible», concluyeron.

Deja un comentario