Los funcionarios recurren contra la creación de los nuevos «guías de caza»

Fuente: lne.es

 

La creación de la figura del «guía de caza» para las actividades cinegéticas que se realicen en las reservas regionales contraviene la legislación vigente, denunció ayer la Unión de Sindicatos Independientes del Principado de Asturias (USIPA). La formación sindical está dispuesta a pelear hasta el final en contra del plan de caza de las reservas regionales para esta temporada, aprobado el pasado 1 de marzo por la Consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos. De momento, USIPA ha presentado un recurso contencioso-administrativo para intentar detener el plan en todo lo que se refiere a la figura de los guías de caza.

USIPA sostiene que la figura del guía de caza no aparece ni en la ley ni en el reglamento que regulan las actividades cinegéticas en el Principado de Asturias. Y rechazan que una norma de menor rango, como es la resolución del 1 de marzo, pueda modificar normas de superior rango, como la ley y el reglamento de caza.
Santiago Traviesa, delegado sindical de la junta de personal funcionario por USIPA, destacó que el Ejecutivo regional pretende «meter a calzador» la figura del guía de caza. Pero «en ningún caso se puede crear esa figura sin el respaldo jurídico correspondiente». Traviesa retó al Principado a que modifique la ley de Caza para llevar adelante sus intenciones. «Si lo hacen, que lo hagan bien. Claro que una ley no se cambia de hoy para mañana», añadió el sindicalista.
Traviesa subrayó que el recurso presentado por USIPA no paralizará la caza en las reservas regionales. Destacó que la creación por decreto de la figura del guía de caza deja en el aire muchas interrogantes. La primera, «quién les va a pagar»; la segunda, «quién los manda»; y la tercera, «si tendrán capacidad para suspender cacerías, por ejemplo».
Los responsables de USIPA sospechan que este intento de crear una nueva figura tiene como trasfondo el pago de horas extraordinarias y compensaciones a los guardas del Principado. Con la creación de los guías de caza podrían eliminarse de un plumazo esos pagos, lo que significaría, en principio, un ahorro económico. «Claro que también habría que pagarles», destacó Traviesa.
El sindicalista subrayó que USIPA no permitirá la entrada de personas en la función pública «por detrás». Traviesa equiparó las posibles consecuencias de la creación de los guías de caza con lo ocurrido en el parque nacional de los Picos de Europa, donde personas que fueron contratadas de manera temporal por la empresa pública Tragsa acabaron siendo, por sentencias judiciales, personal laboral.
Traviesa destacó que la Ley de Caza es muy clara cuando señala «explícitamente» que en toda cacería que se celebre en Asturias tiene que estar presente un guarda del medio natural. No habla de guías de caza.

 

Deja un comentario