Una plaga de conejos pone en peligro los cultivos de girasol de Utrera

Fuente: asturi.as

 

En primer lugar hay que destacar que el principal problema es que el número de estos animales no para de incrementarse porque refugian en zonas protegidas a las que los cazadores no pueden acceder como pueden ser lagunas, cerca de las vías del tren o en los taludes de las carreteras.

De esta forma, Juan Bilbao, responsable forestal de Asaja en Sevilla ha pedido a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía “que se autorice en la zona de Utrera el uso de lazos con tope, porque así en muchos casos los conejos capturados vivos, podrían servir para reponer otros cotos”.

 

Normalmente, esta invasión de conejos arrasa las plantaciones de girasol en sus primeras fases de crecimiento e incluso ha habido zonas de la localidad en la que estos animales han acabado con más de 20 hectáreas de plantación.

Además, según ha explicado Juan Bilbao “esta proliferación de conejos que existe en Utrera no beneficia a nadie, porque cuando llega el verano los conejos terminan contrayendo muchas enfermedades y mueren. Con lo que en Utrera los conejos viven, hacen un destrozo en las cosechas y terminan muriendo”. Por ello, el responsable forestal de Asaja en Sevilla a pedido a las autoridades pertinentes de la Consejería que visiten los campos de cultivo utreranos para que comprueben los destrozos ocasionados por los conejos.

 

Deja un comentario