Kony utiliza la caza furtiva de elefantes para financiar el LRA, según ONGs

Fuente: EFE

 

Varias ONGs denunciaron hoy que el Ejército de Resistencia del Señor (LRA, por sus siglas en inglés), liderado por Joseph Kony, utiliza la caza furtiva de elefantes y el tráfico de su marfil como medio de financiación.

 

En un informe publicado hoy basado en investigaciones de campo, el Proyecto Enough, Invisible Children, The Resolve y Satellite Sentinel Project alertaron de esta práctica.

Según el documento, durante una visita de sus investigadores el pasado mes de enero al Parque Nacional Garamba, en el norte de la República Democrática del Congo (RDC), guardabosques, fugados y desertores del LRA confirmaron el interés de Kony por el marfil para obtener alimentos, armamento y munición.

“Este informe demuestra cómo la caza de elefantes en la RDC ayuda a que el LRA siga con sus atrocidades en África central. Relaciona las actividades el grupo en Garamba con el creciente tráfico regional y mundial de marfil, que amenaza la supervivencia de los elefantes africanos”, indicó el texto.

Las ONGs consideraron que esta nueva actividad se suma a los ya habituales saqueos del LRA.

“Antiguos secuestrados -agregó el informe- dijeron haber visto grupos del LRA en la RDC y la República Centroafricana (RC) que comercian con el marfil con gente sin identificar que llega en helicópteros”.

Desde que comenzó su lucha, a finales de los años ochenta, Kony y sus secuaces han secuestrado, torturado, violado, cercenado y matado a decenas de miles de personas.

“La lucha comenzó para defender a la población acholi de las represalias del presidente (de Uganda), Yoweri Museveni”, dijo a Efe Kenneth Banya, antiguo consejero de Kony y ex número tres del LRA en los 18 años que estuvo en las filas de los rebeldes, para los que aseguró haber sido reclutado por la fuerza.

A finales de los años ochenta, Kony aprovechó los restos del Movimiento del Espíritu Santo, de una tía lejana suya, Alice Lakwena, cuyas milicias habían sido derrotadas por Museveni.

Lakwena, al igual que haría Kony después, ya mezclaba matices religiosos con aspiraciones políticas, y en un inicio el líder del LRA luchaba con el supuesto objetivo de instaurar un Estado teocrático bajo los diez mandamientos en Uganda.

Los poderes sobrenaturales que se le atribuyen quizá hayan contribuido a que siga fugado, tras varias ocasiones en las que fuentes militares ugandesas han afirmado estar cerca de echarle el lazo.

Sin embargo, varios analistas coinciden en que Uganda -y los gobiernos de otros países afectados- han desaprovechado las oportunidades de zanjar el conflicto para poder seguir obteniendo apoyo económico y militar de donantes internacionales, cuyos fondos habrían sido desviados.

En 2005, la Corte Penal Internacional emitió una orden de arresto contra Kony y otros altos oficiales del LRA por crímenes de guerra y contra la humanidad.

 

Desde 2006, el LRA no opera en el norte de Uganda y se cree que se mueve entre Sudán del Sur, la República Democrática del Congo y la República Centroafricana.

Deja un comentario