Ecologistas: ‘Agricultura abre la vía para la matanza de especies protegidas’

Fuente: clm24.es

Ecologistas en Acción Castilla-La Mancha ha asegurado que la homologación de los métodos no selectivos de caza como los lazos de alambre y el alar, en manos de tramperos, provocará la muerte masiva de ejemplares de especies protegidas, cinegética y también de animales domésticos.

En un comunicado de prensa, la organización conservacionista ha lamentado la decisión de la Consejería de Agricultura, tras publicar ayer la Orden por la que se establecen normas para la homologación de métodos de captura de especies cinegéticas depredadoras, perros y gatos domésticos asilvestrados así como los métodos de control.

Para Ecologistas en Acción, con esa decisión de abre la vía para “la matanza de especies predadoras protegidas”.

Con esta decisión, han explicado los ecologistas, la Junta de Comunidades “vuelve a plegarse a las presiones del lobby cinegético” formado por la Federación Regional de Caza y por las organizaciones empresariales Aproca y Atica, al aprobar tras un proceso “opaco e irregular” una norma que ha visto la luz para satisfacer las principales exigencias de los intereses cinegéticos.

La aprobación de esta orden de control de predadores, según los ecologistas, contradice los propios estudios que ha financiado la Junta dinero de los programas Life y que sólo validaban el uso de lazos tipo collarum y de la caja trampa para urraca por haber sido los únicos que han demostrado ser selectivos en la captura de las especies predadoras legalmente cazables, el zorro y la urraca.

Además, esta orden, han señalado, contradice también las directrices del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

En este sentido, han recordado que los lazos de alambre y el alar, han señalado, suponen un riesgo grave para la conservación de diez especies de carnívoros en declive, entre ellas 2 en peligro de extinción en Castilla-La Mancha, como el lince ibérico y el lobo.

Para los conservacionistas, la Consejería “ha ido más allá” de lo deseable en la orden y ha homologado otros tres métodos de caza que “no resultan selectivos y que además son masivos, como es el caso de los lazos de alambre con tope al paso o en alar o el lazo wisconsin en alar”.

Con estas homologaciones la Consejería permitirá que se construyan barreras de vegetación, con los llamados lazos alares, de los que se permitiría instalar del orden de 240 lazos por cada 500 hectáreas de terreno.

En opinión de este colectivo, se trataría de una verdadera red de lazos de la que difícilmente podrán escapar ningún predador, sea protegido o no.

En otro orden de cosas, han recordado que la orden delega en personal especializado contratado por los propios cotos la supervisión de las trampas, por lo que quedará en sus manos la decisión sobre la supervivencia de los animales capturados.

Esta decisión, han apuntado, hace que se cuestiones el destino de estos animales, cuya vida, han dicho, “va a depender de los intereses y prejuicios del titular del coto de caza y del trampero”

Por otro lado, se han mostrado contrarios a que la Consejería se salte la recomendación del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que en 2011 excluyó la instalación de estas trampas en zonas de presencia estable de lince y lobo ibérico, ya que la orden recoge que sólo sea necesario para ello en Castilla-La Mancha la firma de un convenio con el titular cinegético para que se puedan instalar este tipo de trampas en estas zonas.

Finalmente, han apuntado que esta asociación trasladará una queja formal a la Consejería por la aprobación de la orden, al tiempo que estudia adoptar acciones legales para intentar evitar su aplicación.

Deja un comentario