La media veda comenzará el 15 de agosto y finalizará el 15 de septiembre

Fuente: elnortedecastilla.es

Soria y Valladolid son las provincias en las que más se podrá alargar la media veda, según publica la Junta de Castilla y León en el Boletín Oficial de la comunidad. La apertura está fechada el 15 de agosto mientras que el cierre será el 15 de septiembre.

En Ávila, Burgos, León, Palencia y Segovia estos días en los que se podrá cazar serán un máximo de 19 días: 15, 17, 18, 20, 22, 24, 25, 27, 29 y 31 de agosto y 1, 3, 5, 7, 8, 10, 12, 14 y 15 de septiembre. En Soria hay que sumarle el 16 de agosto, y en Valladolid el día 6 de septiembre.

El calendario de media veda en Salamanca y en Zamora establece hábiles los días 15, 17, 18, 22, 24, 25, 29 y 31 de agosto y 1, 5, 7, 8, 12, 14 y 15 de septiembre, un máximo de 15 jornadas.

De acuerdo con el artículo 6.2 de la Orden Anual de Caza, oídos los consejos territoriales de caza y el Consejo de Caza de Castilla y León, a propuesta del Servicio de Caza y Pesca, la Dirección General del Medio Natural ha resuelto que los días fijados como hábiles para la práctica de la caza de las especies incluidas en la media veda deberán entenderse como máximos. En consecuencia, el titular o los titulares de los cotos podrán, a la vista de la evolución de las distintas especies, reducir el número de días, establecer cupos o fijar el horario en el que ha de practicarse ésta. En los cotos de caza con terrenos en provincias diferentes, los días hábiles de caza para la media veda serán los correspondientes a la provincia donde estén matriculados.

Las especies cazables en la media veda son la codorniz, tórtola común, paloma torcaz, urraca, corneja y zorro. Para la tórtola común y la paloma torcaz se retrasa el comienzo de la época hábil al 22 de agosto. El número máximo de piezas a cobrar por cazador y día se fija para la codorniz en 30 y para la tórtola común en 8.

El presidente de la Federación de Caza de Castilla y León, Santiago Iturmendi, recuerda que «la actividad cinegética genera en muchos municipios en torno a un 90% de sus ingresos totales y el cazador contribuye al equilibrio del ecosistema y del entorno natural».

Deja un comentario