La Riojalteña fija la normativa de caza para la temporada de media veda en sus acotados

Fuente: elcorreo.com

La Sociedad Riojalteña prepara la apertura de la media veda de caza, programada como en el conjunto de la región, para el próximo día 15 de agosto, confirmando el cierre de la misma para el 8 de septiembre, festividad de la Virgen de la Vega.

 

Las normas establecidas por la entidad cinegética, constata la comunicación remitida por sus responsables, no cambian lo más mínimo con respecto a las campañas anteriores. Los asociados podrán disparar contras codornices, tórtolas comunes, palomas torcaces, urracas, grajillas, cornejas negras, estorninos pintos y zorros, especies incluidas en el listado de caza. Y podrán hacerlo, además, a lo largo de todos los días hábiles fijados en el calendario de la temporada de verano. Martes, jueves, sábados, domingos y días festivos de carácter autonómico y nacional, siempre y cuando no cuenten con el apoyo de más de dos canes por escopeta, advierte el plan técnico establecido para esta media veda.

Hay, no obstante, más normas que deberán cumplir de forma indiscutible. Una de ellas la obligación de retirar del campo las vainas de los cartuchos utilizados durante la salida y la prohibición explícita de pisar aquellas fincas de la comarca jarrera que están integradas dentro de los cotos de la Riojalteña y que tengas frutos pendientes de recolección, al no hacerse responsable la sociedad de las sanciones que, en caso contrario, pudieran imponerse.

Las fichas que detallan las piezas capturadas por los cazadores deberán ser entregadas, por otra parte, al cierre de la temporada, una vez cumplimentadas, advirtiéndose que en caso contrario el incumplimiento de esta disposición podría acarrear una sanción económica.

Se recuerda, por lo demás, a los interesados que el guarda está obligado a registrar el morral de los cazadores y de aquellas personas que le acompañen, e incluso de los vehículos en los que se trasladen a los acotados, por lo que se ruega «la máxima colaboración» de los socios «para facilitar su labor». Los automóviles, por cierto, deberán ser estacionados en las zonas establecidas y señalizadas previamente para tal fin.

Deja un comentario