Jabalíes a 40 euros en los cotos sociales de la Junta de Andalucía

Abatir un jabalí o una perdiz son actividades que están al alcance de todos los bolsillos. La caza también se ha «proletarizado». Cualquier aficionado puede llevarse a casa un trofeo o cobrarse una pieza por un módico precio, sin necesidad de invadir fincas privadas ni liarse a tiros al despuntar el alba como un furtivo, publica abc.es.

La Junta gestiona cuatro reservas cinegéticas y 29 cotos sociales repartidos por toda la geografía andaluza, terrenos de titularidad pública que son adjudicados, generalmente mediante sorteo, a sociedades de aficionados locales y de la misma provincia donde se ubican los terrenos. Estas fincas acotadas crecieron como setas en todo el territorio nacional durante los años setenta, en los estertores del régimen de Franco (gran aficionado a la caza), con el doble objetivo de facilitar la práctica cinegética en régimen de igualdad de oportunidades y resolver así el problema que representaba el acceso a montes aptos para la cacería a las cuadrillas con economías más modestas. Después de la Transición, con la descentralización, esta gestión quedó bajo la tutela de las comunidades autónomas.
Los permisos para desarrollar esta actividad en las denominadas Reservas Andaluzas de Caza y cotos de titularidad pública se asignan mediante sorteos o subastas para las distintas modalidades de recechos de trofeos, puestos de caza, aguardos, monterías, batidas o gancho.
La Consejería de Medio Ambiente acaba de adjudicar a cuatro sociedades locales el aprovechamiento cinegético de veinte batidas de jabalí para 30 puestos de cazador en el Parque Natural de la Sierra de Huétor, en Granada, para la temporada 2016/2017. El precio para irse de montería al Coto Social Puerto de la Mora, como se llama este espacio, es de lo más asequible. Por 41,05 euros, paciencia y puntería, uno puede llevarse a casa una codiciada pieza de jabalí. Ése es el canon por pieza recogido en el pliego de condiciones que regula el procedimiento negociado sin publicidad del contrato. El límite de capturas es de 30.
El aprovechamiento cinegético por cacerías consiste en la cesión de terrenos por uno o varios días a estas sociedades a cambio de un precio establecido previamente para realizar una o varias monterías o batidas de manera compatible con el equilibrio natural.
El Coto Social Puerto de la Mora se extiende por 4.425 hectáreas. Esta sierra protegida ocupa los términos municipales de siete localidades: Alfacar, Beas de Granada, Cogollos Vega, Diezma, Huétor Santillán, Nívar y Víznar.
Dentro del parque
Tal y como marca el pliego de prescipciones técnicas, las batidas persiguen «facilitar el acceso al deporte de la caza a los habitantes del entorno del Parque Natural». Por tanto, tienen preferencia las sociedades de cada uno de los pueblos cuyo término está incluido dentro del parque. A fin de que participe el mayor número posible de cazadores en las batidas, cada uno sólo podrá intervenir en una de ellas por temporada. Por este motivo, el presidente de la sociedad adjudicataria debe entregar al agente forestal la copia de la relación de participantes en la cacería antes de su celebración con el fin de que que pueda comprobarlo.
Los 29 cotos sociales se distribuyen de forma desigual, dependiendo de las reservas cinegéticas, por las distintas provincias. Así, la Junta gestiona 14 de estas fincas en Jaén, seis en Almería, cuatro en Cádiz, tres en Córdoba y una en Sevilla y Granada. Además, concede licencias para cazar en las cuatro Reservas Andaluzas de Caza, que se localizan en Cazorla y Segura, Sierras de Tejeda y Almijara, Serranía de Ronda y Cortes de la Frontera.

Publicado en abc.es.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.