Los cotos sólo pagarán los daños si el suceso coincide con una cacería

Fuente: diariodeleon.es

La polémica rodea a los daños que causa la fauna silvestre. Ocurre con el lobo y los ganaderos y los osos y los apicultores y la caza mayor no queda exenta de la polémica. La reciente reforma de la ley de seguridad vial trata de aclarar quién paga las consecuencias de los daños en la carretera.

 

Después de que el cambio legislativo de 1995 ya quisiera repartir el coste de los accidentes entre cotos, conductores y administración, la intención del legislador chocó con las interpretaciones de las distintas audiencias provinciales: mientras unas eximían a los aprovechamientos cinegéticos, otras, entre éstas la de León, argumentaba falta de diligencia en la conservación de los espacios para la caza y condenaban al coto, según explicó el asesor jurídico de la Federación de Caza de Castilla y León, Antonio Velasco.

Incluso se ha dado la paradoja de condenar a cotos de caza menor por la colisión de un turismo y un jabalí, cuando este no es animal que se aproveche en estos. Esto es así porque los magistrados «hacen una reserva del derecho a cazar de todas las especies cinegéticas y no se considera relevante si se trata de un corto de caza mayor o menor, aunque se aproveche solo parte». La responsabilidad recaerá sobre la Administración titular de la carretera si se demuestran deficiencias en la señalización de la vía o en el vallado de autopistas y autovías.

Los cazadores han visto crecer las pólizas de los cotos —la Junta de Castilla y León registraba 967 activos a 11 de noviembre en la provincia— y consideran que no deben ser los únicos en soportar el coste de parte del patrimonio natural. Además, los aficionado apuntan que otros países europeos con mayor índice de siniestralidad no responsabilizan de los daños a los titulares de los aprovechamientos cinegéticos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.