Dos furtivos sorprendidos en Tahal en un aguardo nocturno


Agentes de Medio Ambiente de la Junta han denunciado a dos personas a las que sorprendieron furtiveando en un coto privado en el paraje ‘El Parralico’ del término municipal de Tahal (Almería).

La intervención tuvo lugar durante la noche del domingo cuanto los furtivos realizaban un aguardo nocturno sin la autorización administrativa obligatoria y sin el permiso del titular del coto, lo que supone sendas infracciones a la Ley de la Flora y la Fauna Silvestres y a la Ley de la Flora y la Fauna Silvestres y a la Ley de Caza.

El aguardo nocturno es una disciplina cinegética que consiste en esperar al animal que se pretende abatir en un lugar preparado con anterioridad al que el ejemplar acude de forma asidua. Se desarrolla a partir del atardecer.

Las esperas nocturnas se pueden realizar cuando el plan técnico del coto de caza recoja esta modalidad, según establece el artículo 81 del nuevo Reglamento de Ordenación de la Caza en Andalucía, o en el caso de los terrenos fuera de coto, siempre que se demuestre la existencia de daños. Está prohibido el uso de atrayentes, comida o sustancias, para favorecer que los animales se acerquen al aguardo.

El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Raúl Enríquez, ha trasladado “el reconocimiento” a la labor de los agentes en la lucha contra el furtivismo y ha insistido en la “necesidad” de obtener las pertinentes autorizaciones para realizar este tipo de actividades cinegéticas.

Enríquez ha señalado que el furtivismo tiene un impacto “negativo “sobre los cotos de caza ya que supone extraer ilegalmente ejemplares susceptibles de aprovechamiento por parte de los propietarios y socios de los cotos de caza.

Fuente: europapress.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.