Panorama montero

Riquelme se reivindica en ‘Los Claros’. ¡Los 30 muflones cobrados medalla en verde!

Riquelme se reivindica
Jesús Riquelme se reivindicó en ‘Los Claros’, donde los muflones fueron protagonistas.

CRÓNICA

La montería de ‘Los Claros’ era la gran apuesta de Jesús Riquelme y su equipo para esta temporada.

Riquelme se reivindica
Este estaba en lo alto del ‘Cerro Prieto’.

Los muflones localizados –y muchos fotografiados– en la mancha ‘Cerro Prieto’, que es la que se cazaba, eran el sueño de cualquier montero.

La temporada pasada a pesar de haber dado monterías sobresalientes, entre otras, ‘La Jutia’ o ‘El Chaparrito II’, hicieron replantearse muchas cosas a Jesús.

‘La Jutia’… un sueño hecho realidad

‘La Jutia’, el vídeo más visto en el canal Sol Montero

Muchos lances y calidad en ‘El Chaparrito’ con Riquelme (vídeo)

De hecho a mí me confesó que incluso estaba a punto de hacer un recorte muy drástico para la 2020-2021.

Pero al final, se animó ante los buenos resultados, recortando pero menos, y más por precaución ante el Covid-19 que por otra causa.

Un total de 11 monterías, con variedad y muchas opciones para cualquier gusto montero, con mucho trabajo e ilusión depositados en el arranque de la campaña en ‘Los Claros’.

Monterías Riquelme completa su programa y disponibilidad

Protocolo Covid-19

Lo primero de todo poder organizar todo para poder cumplir estrictamente todo el protocolo Covid-19 marcado por la Asociación Española de Organizadores de Montería, AEOM.

AEOM elabora un protocolo de recomendaciones para todos los participantes en la montería

De tal manera que la reunión el viernes 9 por la noche en Hacienda Carboneras (en Torrecampo, Córdoba, pero cerca de ‘Los Claros’), reunía todas las condiciones sanitarias para realizar el sorteo, cenar y pernoctar allí.

Lo primero, según llegábamos al lugar de la cita se nos tomaba la temperatura y a continuación un test rápido de coronavirus.

Por si faltara algo, la organización puso a dos guardas rurales, Jesús López y Damián Rodríguez, para controlar todo lo concerniente al Covid-19, además de comprobar la correspondiente documentación.

La Hacienda Carboneras, un lugar con encanto que parecía hecho aposta para poder cumplir con la normativa impuesta por el coronavirus.

Damián, Jesús R., Coco y Jesús L., un emocionante minuto de silencio.

El minuto infinito

Tras el test, saludé al ‘triste modo coronavirus’ a Jesús Riquelme, a su tocayo López, a José María Martín Pelino, a María de los Ángeles y Joaquín Díaz Astillero Coco o a Juan Carlos Guillén.

Y cómo no, a los Sol Montero Producción Audiovisual, Rubén del Sol, Juanma Fernández y esta vez Roberto Martín, que estaban con todos los preparativos para grabar el sorteo.

Tomó la palabra Riquelme, tras comunicar que todos dimos negativo en el test, pidió un minuto de silencio por las víctimas del coronavirus.

¡Cuánta emoción contenida en ese minuto infinito, cuánto dolor por los que nos han dejado!

Las primeras normas fueron precisamente sobre el Covid-19, Jesús fue tajante.

«Nos quitamos la mascarilla sólo para comer. Todo está perfectamente organizado para en cada momento poder mantener la distancia de seguridad».

La mesa estaba impecablemente engalanada, marca de la casa en Monterías Riquelme.

Había unas preciosas pizarras conmemorativas, doce, una por puesto.

Respecto a la montería, después de señalar el cupo, Jesús comentó que «hay venados bonitos, pero que no se esperen 12 venados medalla, se cobrarán, si se cobra alguno, dos, tres, como mucho cuatro».

Luego apostó fuerte: «Los muflones tienen muchísima calidad, si esperamos el momento adecuado se puede hacer el cupo con trofeos medalla». ¿Se equivocaría?

También comentó que según una tasa de abate, se podría sobrepasar el cupo asignado.

E incidió de nuevo en la seguridad, «que nadie se mueva de donde está señalado el puesto, por favor».

‘Los Claros’ es una finca preciosa y muy cuidada.

Ilusión… Riquelme se

Con esa ilusión, monteros, acompañantes –sólo uno por puesto–, equipo de organización, cámaras y cronista nos fuimos a la piltra.

Refrescó por la noche, sin embargo daban mucho calor en la zona para el día siguiente…

La ilusión hizo que el sueño fuera fugaz por lo bien que se durmió.

Qué bonita es ‘Los Claros’, qué bien cuidada está, es algo que me emociona, y que se ve nada más entrar en una finca.

Preciosa de monte, sierra, dehesas, agua, una casa e instalaciones con mucho gusto y prácticas a  la vez.

Es algo que hay que achacar a su director, Pedro Corell, y al equipo que dirige, encabezado en cuanto a la guardería por Cándido Pastor, guarda mayor de la finca.

Así se me recibió ‘Los Claros’, un venado joven con hechuras. Aún había berrea.

Es una mácula en mi currículum cinegético-viajero que fuera la primera vez que pisara este coto.

En ‘Los Claros’ hay caza menor, conejo, perdiz, torcaz… y, claro está, mayor, venado ibérico de bastante calidad, jabalí, también los hay grandes, corzo y hasta macho montés, pero la perla de la finca son los muflones, de una calidad extraordinaria.

El año 1991 se cazó un ejemplar de 230,10 puntos CIC, que fue durante muchos años el récord de España de muflón, condición que sólo perdió cuando los trofeos de fincas cercadas no podían ostentar la condición de récord.

En aquel momento fue el quinto muflón a nivel mundial.

Actualmente ‘Los Claros’ domina el escalafón de los mejores muflones ibéricos en el SCI Record Book, con cinco entre los diez mejores, entre ellos el número uno, un ejemplar encontrado muerto de 151″ puntos, una auténtica pasada.

Jesús con el muflón encontrado muerto en ‘Cerro Prieto’ y Pedro con el agradecimiento de la organización.

Muflones con mucho grosor

Jesús L. y Damián comprobaron todas las documentaciones y que se cumplía con el protocolo Covi-19.

El espacioso salón de cazadores permitió un desayuno guardando las distancias mínimas de seguridad.

Antes de salir al campo, Jesús mostró un muflón tremendo, un ‘orazo’, que se había encontrado muerto en ‘Cerro Prieto’.

«Señores, como este muflón hay alguno en la mancha, fíjense en el grosor». ¿Se equivocaría?

Fíjense bien en el grosor de este muflón, engaña, y al tener tanto grosor parece más corto.

Tras tener un detalle con Pedro y con Cándido, el primero tomó la palabra.

«Hay que tener cuidado porque los muflones suelen entrar en pelotas, y no es raro que tirando a uno se hiera a alguno o algunos más».

También incidió sobre el tremendo grosor que suelen tener los muflones de la finca.

Y en la importancia de no moverse de donde «esté señalado el puesto».

Riquelme se reivindica
Este venado casi nos arrolla nada más llegar a nuestra atalaya.

Muchos tiros, muchas ladras y mucho calor

Rápida colocación de los puestos, y tiros ya sonando nada más cerrarse la mancha.

No dejaron de sonar hasta que se fueron completando los cupos, aunque la calidad de los muflones era tal, que…

Rubén, con su dron, y yo con mi cámara, en una atalaya por detrás de los puestos 11 y 12.

‘Cerro Prieto’, como su propio nombre indica, es un cerro con zonas más apretadas de monte y parte de dehesa, varios puestos de testero y alguno con algo menos de tiradero.

El monte se barruntaba cochinero.

Nos hartamos a ver caza.

Rubén hizo diabluras con el dron.

Muchos venados, algunos de buenas hechuras, los muflones se hicieron rogar más, pero cuando aparecieron, ¡es que no vimos uno malo!…

Medallas de oro, plata y bronce se adivinaban en esas magníficas roscas de la testa.

Apretaba el calor, excesivo, muchísimos son 30 ºC para montear, y más a principio de temporada.

Pero eso no fue óbice para que las cuatro rehalas que trabajaron el monte lo bordaran, ¡cómo cazaron de bien!

Matrícula de honor para las rehalas de los hermanos Campi y de Ángel Corchero, dos cada uno.

También contribuyó que se soltaran primero tres y más tarde una de refresco.

Riquelme se reivindica
Los muflones buscaban la sombra de las encinas ante el intenso calor.

A pesar de todo las reses notaban el ajetreo, los venados y las ciervas se tumbaban y los muflones buscaban la sombra, pero los magníficos perros no cejaban en su empeño y venga ladras por todos los lados.

Por los tiros, se presumían cupos completos y seguramente monteros dispuestos a pagar tasas de abate. Buena señal.

El monte hervía, vídeos de Monterías Riquelme

 

Todo con mucho gusto, marca de la casa

Rubén y yo aligeramos para recibir a los monteros a su llegada y ver sus caras, y de paso ir viendo con tiempo cómo se conformaba el plantel.

Y no les voy a engañar, para bebernos unos cuantos litros de agua, estábamos resecos.

Magnífico el emplazamiento para el almuerzo al aire libre.

Como magnífico era el lugar acondicionado para el plantel, con unas piedras ideales para colocar los muflones.

La zona del plantel estaba acordonada, ya que hasta que no se dispusiera completo, sólo podrían entrar los encargados de traer y colocar reses y cochinos.

Todo con mucho gusto, como observé desde que pisé la finca, creo que es algo marca de ‘Los Claros’, marca de la casa.

Todo dispuesto para el almuerzo.

Aperitivos para aburrir y buenísimos, excelente comida, como lo eran las migas del desayuno.

Y comenzaron a llegar las reses…

Venados bonitos de montería, un navajero entre los primeros cochinos y…

Joroba, en esta primera entrega todos los muflones –ocho– eran medalla, algunos extraordinarios, ‘orazos’, y alguno mejor que el que mostró Riquelme por la mañana que se habían encontrado muerto.

Continuaba llegando lo cazado, y la misma tónica.

Buenos de montería los venados, otro navajero mejor que el primero y…

¡Todos los muflones seguían siendo medalla!

Jesús y Satur que cobró uno de los mejores muflones del día, que es mucho decir.

¡Todos los muflones medalla en verde y posiblemente algún récord anual de Castilla-La Mancha!

Y la última entrega, hasta ese momento, que se fue hasta:

⇒ Catorce venados, destacando uno de 11 puntas muy largo con envergadura y grosor en rosetas, y otro más recogido, con 15 puntas y muy bonito.

→ Ocho cochinos, con los dos navajeros ya mencionados.

⇒ Veinticuatro muflones, pero con la advertencia de que se estaban buscando más que habían quedado heridos, de tal manera que puedo certificar que esa misma tarde se cobraron otros tres y al día siguiente tres más.

¡En total 30 muflones, y todos medalla en verde!

Fotografías con el plantel con mascarilla y guardando la distancia de seguridad.

Una vez hechas, y cuando comenzaron a trabajar los carniceros, otra vez hubo que abandonar el recinto del plantel.

El taxidermista Sergio Díaz midió los muflones uno a uno, y es de los trofeos que suele variar muy poco la puntuación de verde a oficial.

De hecho, el récord antes comentado, en verde dio 228 puntos, por los 230,10 que alcanzó oficialmente.

Y es que los muflones aquí engañan por su tremendo grosor, algunos de los cazados tenían 29 cm en base, ¡algo increíble en España!

El grosor se mantiene en todo el cuerno, y eso da muchísimos puntos, y además da la sensación de que son más cortos de lo que en realidad son.

Aun así, hay que reiterar que son medidas en verde.

Es posible, que si el cazador así lo quiere, que si algunos se homologan oficialmente sean el récord anual de 2020 en finca cercada de Castilla-La Mancha.

Había tres o cuatro ejemplares candidatos a este galardón.

Repito que sólo es una posibilidad, que no se puede asegurar ahora mismo este extremo.

Jesús y Alba nos muestran un dato importante, la envergadura máxima de los muflones, que da muchos puntos.

Magnífico resumen Riquelme se

Concretando, se cobraron 14 venados, ocho cochinos y 30 muflones, ¡con 14 oros, siete platas y nueve bronces en verde!

Un total de 52 reses y cochinos.

Aunque parezca mentira, posteriormente se cobró algún muflón más, pero ya los resultados hay que darlos por finiquitados.

Los ejemplares por encima del cupo se podían deber a que los cogieron los perros, a que los monteros ampliaron el cupo según la tasa de abate o a que los dejaron heridos y no se percataron de ello, sobre todo al tirar a las pelotas de muflones.

Y es que ya lo advirtió Pedro por la mañana, «al tirar los muflones en grupo pueden quedar ejemplares heridos».

Un ‘mufloncete’ asoma al tiradero del 2.

Los 12 puestos destacados Riquelme se

Me mojo, yo creo que esta es una de las mejores monterías que se han dado en España de muflones, teniendo en cuenta la calidad y el número de puestos.

Hay que destacar los 12 puestos, así de claro. Pero por citar alguno:

Los Guillén con su cupo. Destacar un viejo y extraordinario muflón.

Nuestro amigo Juan Carlos Guillén, que acompañaba a su padre Juan Carlos, en el nº 3, que no era de testero, se quedó en su turno de rifle con un venado bonito y un muflón terrible, enorme, viejísimo, de no ser por lo desgastado del cuerno derecho, que le restaba puntos en los grosores, y de las puntas, hablaríamos sin dudar de un récord.

Su padre no se pudo quedar con un venado muy grande de una pelota de siete, estaba muy difícil, y cobró un muflón bronce.

Patricia y Popi con uno de los muflones que cobró Popi.
Riquelme se reivindica
Patricia y Popi con el venado que cobró Patricia tras un extraordinario lance.

En el nº 9, Antonio Tutor Popi y su mujer, Patricia, completaron un cupo precioso. El venado lo cazó Patricia de tiro dificilísimo.

Espectacular lance que grabó perfectamente Juanma.

Riquelme se reivindica
Simplemente impresionante el muflón más grande que cobró Satur.

En la cena hice unas excelentes migas con Satur Montoya, que además es primo del ‘fiera’, ese fenómeno que es Antonio Cañones.

Por eso me alegré muchísimo cuando me enteré que en el nº 12 se hizo con dos grandes muflones, pero sobre todo uno era extraordinario, espectacular, de los que los cuernos se giran hacia arriba.

Riquelme se reivindica

Por ejemplo, en el nº 2, Jaime y Norberto cobraron tres muflones y el precioso venado de 15 puntas. Lo grabó todo Roberto.

Otros puestos que optaron por ampliar el cupo de muflones, cobrando tres, fueron el 7 y el 8, este último además con un navajero.

Cuatro protagonistas de una montería para el recuerdo, Pedro Corell, Juan Carlos Guillén, Jesús Riquelme y Cándido Pastor.

¿Se equivocó Riquelme? Va a ser que no. Felicitaciones

Sólo nos queda felicitar a todos aquellos que de una forma u otra han tenido algo que ver con la montería de ‘Cerro Prieto’.

A todo el personal que trabajó en ella, secretarios, cargueros, muleros, rehaleros, guías, catering, taxidermistas, carniceros, veterinario…

También hay que felicitar a quienes nos hicieron los test y a los guardas de campo encargados de velar porque cumpliera el protocolo.

A mis amigos de Sol Montero por sus estupendas grabaciones, no se pierdan el vídeo de esta montería.

A los monteros y a sus acompañantes, ya que sin ellos sí que es segurísimo que no hay montería, y por los trofeos conseguidos.

Ven por qué hay que felicitar a todo el mundo.

Por supuesto, a Pedro Corell, por su gestión para hacer la excelencia en forma de finca de caza.

Y, cómo no, a Cándido Pastor, y al resto de la guardería y personal de ‘Los Claros‘.

A todo el equipo de Monterías Riquelme, que saben que los aprecio.

¿Se equivocó Riquelme cuando decía que había muflones medalla para todos o ejemplares más grandes que el que se encontraron?

¿Se equivocó al apostar tan fuerte por esta montería?

No sólo no se equivocó, sino que acertó de pleno, a las pruebas me remito.

Por eso una felicitación muy especial para él, porque se lo merece, porque la temporada pasada hubo momentos que lo pasó muy mal…

Y porque cuando le llamé por teléfono para despedirme (sabía perfectamente donde estaba, con su gente celebrando que todo había salido tan bien, y ese no era mi sitio), se echó a llorar…

Se echó a llorar sólo porque le di la enhorabuena, y le dije «vaya montería acabas de dar, Jesús», por eso y porque me digné a acompañarle para cubrir la información de una cacería que perdurará en el tiempo.

Riquelme se Una crónica de Adolfo Sanz Rueda

Fotografías: A. Sanz, Sol Montero, Monterías Riquelme y J. C. Guillén ⁄ Vídeos: Monterías Riquelme

Riquelme se reivindica

DATOS DE LA MONTERÍA

Riquelme se reivindica

Organización: Monterías Riquelme

Fecha: 10 de octubre de 2020

Finca: Los Claros / Mancha: Cerro Prieto / Finca cerrada

Hectáreas monteadas: 200

Término: Almodóvar del Campo, Ciudad Real (localidad más cercana, La Bienvenida, pedanía de Almodóvar del Campo)

Puestos: 12 / Rehalas: 4

Cupo: 1 venado y 2 muflones (se podía ampliar el cupo según tasa de abate), jabalíes sin cupo

Venados: 14

Jabalíes: 8 (2 navajeros)

Muflones: 30 (14 oros, 7 platas y 9 bronces en verde)

GALERÍA FOTOGRÁFICA PREVIA

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

GALERÍA FOTOGRÁFICA EN EL MONTE

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

GALERÍA FOTOGRÁFICA TRAS LA MONTERÍA

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

DETALLE DEL MUFLÓN CAZADO POR JUAN CARLOS GUILLÉN

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

DETALLE DEL MUFLÓN CAZADO POR SATUR MONTOYA

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.