Monterías Riquelme comenzó la temporada en ‘El Pintado’ de ‘Herdade do Serpa’

Jesús Riquelme daba el pistoletazo de salida teniendo mucho más que perder que ganar y ganó, ganó el respeto y la confianza de todos los allí presente, abrazos y aplausos ante un monterión contra la adversidad. Con más de 250 detonaciones. Y un plantel de 52 reses. Antes de la suelta de los perros se habían escuchado alrededor de 100 disparos, además de algún venado que seguía berreando.

Se presentan sólo 19 puestos, casi la mitad de los que estaban confirmados, y en vez de preocuparse, buscó la manera de cerrar la mancha lo mejor posible. A las nueve de la mañana estaban los puestos colocados estratégicamente para que las reses no se vaciaran. El sorteo en un tiempo récord y antes de desayunar.

Sólo un puesto sin tirar, y puestos de 36 disparos y siete reses, como el del sevillano Manuel; o algunos puestos con muchos lances, como el de Joaquín Camacho; o el de Félix Fernández Martín, que grabó el amigo Juan Bonilla Molina, que vio muchos cochinos y abatió un gran navajero de los que no se cazan todos los días; o los hermanos Campi, que también disfrutaron de varios lances; precioso detalle el de Javier, que cedió el puesto gentilmente a José Manuel Rodríguez Rosa, ya que era de mejor acceso, donde este último abatió un venado que habrá que medir.

El Pintado es una mancha muy liviana, en la que Carlos, el guarda, consiguió aguantar más de una veintena de jabalíes.

La mancha estaba atestada de reses y los puestos no paraban de tirar.

Los perreros, comandados por el patriarca, Manuel Matilhas Venâncio, el artífice de Herdade la Galiana, y su hijo, Ricardo Guerreiro Venâncio, un hermano para Riquelme, no paraban de cantar ladras a los puestos, en español con las voces de Carlos Rubio Agarre y Andrés Conejo (al que los cochinos hirieron a cuatro perros) y con el paso fuerte de Jesús Melgarejo y, en portugués, por los Venancio, Mário, Andres, Carlos y Fjaisco. Nueve rehalas y muchos guerreros.

La propiedad se personó con don Frederico Cabral Fialho, su esposa, doña Cristina, y sus hijos para recibir las felicitaciones de los monteros, no sólo por la montería, sino también por él acogimiento en un sitio encantador.

Un resultado de 52 reses, con ocho venados, con un posible bronce, y 12 jabalíes, con tres bocas.

Este resultado no hubiera sido posible sin el trabajo de la familia de Carlos, su hijo Rodrigo, su mujer, Patricia, los postores, Señores con mayúscula y, sobre todo, amigos, Luís, Helder, Fernando, Mario, Sergio, Santi y Edu. Y para ellos este reconocimiento que es más que merecido.

Dar las gracias a todos los que nos acompañaron y en especial a Manuel Bayo Huelva, Jesús Lopez, Manuel Domínguez Rodríguez, Javier Domínguez Rodríguez, Diego Ramón González, Juan Macías y Juan Carlos Guillén González por su ayuda desinteresada.

Nos vemos el 13 de octubre en Los Azahares.

Haciendo caza juntos.

Equipo de Monterías Jesús Riquelme

DATOS DE LA MONTERÍA

Organización: Monterías Riquelme

Fecha: 6 de octubre de 2018

Finca: Herdade do Serpa

Mancha: El Pintado

Finca abierta

Localización: Barrancos, Baixo Alentejo, Portugal

Puestos: 19

Rehalas: 9

Venados: 8 (1 posible bronce)

Jabalíes: 12 (3 navajeros)

Ciervas: 32

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.