Mejora genética del trofeo de ciervo (primera parte)

ciervo europeo granja IDUBA

Hay dos pilares fundamentales para conseguir un buen trofeo: nutrición y genética (suponiendo que el animal está adecuadamente manejado y sano). El DGM del año pasado uno de los mejores criadores de ciervos de cola blanca en EEUU, Glenn Dice, lo dijo claro: “Cuesta lo mismo alimentar un buen o un mal trofeo. La diferencia, una vez la nutrición es buena, está en la genética”.

Migración de líneas genéticas de ciervo desde la última era glacial (12000 años). De Zachos y Hartl (2011).
Migración de líneas genéticas de ciervo desde la última era glacial (12000 años). De Zachos y Hartl (2011).

En este informe especial de la IDUBA (dividido en varias partes que se publicarán en próximos artículos) resumimos varias charlas de la reunión EMAD en España en 2013, y DGM 2014 y 2015 en Letonia. El informe cubre desde la descripción de las líneas genéticas o consejos de criadores de sementales de 292 puntos CIC sobre cómo empezar de forma adecuada, a la manipulación reproductiva para aumentar el tamaño del trofeo, y principios genéticos importantes para la selección.

No importa si es porque los cazadores quieren grandes trofeos o porque los criadores quieren vender la cuerna en velvet: todos quieren unas cuernas más grandes. A los animales se les puede dar de alimento todo lo que se quiera, pero, por naturaleza, el exceso de nutrientes o bien no los comen o desaparecen por el orificio al final del ciervo.

Durante siglos, incluso antes de que la genética naciera como término, reyes y nobles transportaban por toda Europa los mejores sementales para crear sus propios parques y cotos de caza (ver en www.iduba.info la historia de los ciervos blancos dados por el zar ruso al emperador del Sacro Imperio Romano Germánico).

La CIC rechaza en sus principios el uso de técnicas reproductivas y de otro tipo para conseguir trofeos más grandes, pero, como se discutirá en los próximos boletines, ésta es solamente la última herramienta de mejora genética, y conseguir los mejores machos para un parque de ciervos, granja o coto de caza (algo aceptable por los que critican la manipulación reproductiva) es sólo otra forma de mejora genética. Discutiremos todo esto sin incluir juicios de si es o no deseable. Las técnicas están disponibles para la mayoría de los ungulados cinegéticos, y entre los cérvidos, las líneas genéticas y evolutivas se conocen mejor para el ciervo común, de modo que nos centraremos en esta especie, pero la mayor parte de lo que discutiremos es válido para otros ciervos o, incluso, otros ungulados.

Las tres líneas genéticas de cuerna: Británica (arriba); europea occidental (centro), y europea oriental/Cárpatos (abajo). De la chalra de Dainis Paeglitis, DGM 2015.
Las tres líneas genéticas de cuerna: Británica (arriba); europea occidental (centro), y europea oriental/Cárpatos (abajo). De la charla de Dainis Paeglitis, DGM 2015.

La base genética
Antes de entrar en si la selección es posible y cuáles son sus límites, discutiremos sobre la genética en la naturaleza. Esto no es acerca de las cuernas, sino de toda la genética del ciervo. Varios estudios, entre los cuales los artículos más importante son los de Skog et al. (2009), y una revisión por Zachos y Hartl (2011), apuntan a que en la última era glacial los ciervos se desplazaron al sur y se quedaron en algunos refugios: la península Ibérica/sur de Francia, Italia, los Balcanes y los Cárpatos. Esto ha sido estudiado a partir del ADN mitocondrial, el material genético que se encuentra en la fábrica de energía de la célula (por tanto, debido a que la maquinaria celular pertenece al huevo, esto es, a la madre, está menos influido por los traslados de sementales de alta calidad de cuerna, y es un estudio más fiable sobre la evolución natural). Desde estos refugios, durante miles de años, evolucionaron tres líneas: una, llamada ‘A’, tras desaparecer el hielo permanente de la mayor parte de Europa, colonizó el oeste, el norte y la mayor parte de las partes centrales y del este de Europa desde un refugio del suroeste (Iberia/sur de Francia). Otra línea, llamada ‘C’, colonizó desde poblaciones de los Balcanes/Cárpatos y fue fundamentalmente hacia el sureste del continente y hacia arriba, hacia Rusia. Un tercer grupo, llamado ‘B’ y muy pequeño, se quedó en Córcega y fue al norte de África.


¿Por qué es esto importante?

En relación a la cría de ciervos están los que quieren desarrollar lo mejor sin importarles el origen de los ciervos, y los que son “nacionalistas” y rechazan utilizar otra genética que no sea la de su propio país. Sin embargo, muchos investigadores defienden que no hay subespecies, solo estas líneas genéticas. Lo que es más, si los ciervos migraron sobre todo de las líneas A o C, ¿importa si en un país X tienen ciervos de un linaje A de su propio o de países cercanos? Si no hay subespecie, no hay argumento en contra de importar ciervos. Antes de entrar en los primeros consejos sobre
genética y cría de ciervos, déjennos discutir si estas líneas están relacionadas con las líneas de cuernas británica, europea occidental, y europea oriental. Los criadores de ciervo seleccionan buscando el trofeo. ¿Esto es posible? La figura 2 y la fotografía Migración de líneas genéticas de

 Fig 2. De la charla de Tony Pearse en ASPT 3, Changchun, China, 2015.

Fig 2. De la charla de Tony Pearse en ASPT 3, Changchun, China, 2015.

ciervo desde la última era glacial muestran que es posible hacer selección artificial para aumentar el trofeo. Los neocelandeses han incrementado de 6 a 18 kilos de media el peso de las cuernas, en los ciervos tipo medio, y para los sementales récord, en 26,4 kilos. También significa que la selección artificial de trofeos no es exactamente lo mismo que la selección natural en los linajes evolutivos. En su charla en el DGM, tanto Uwe Joerss como Dainis Paeglitis hablaron de tres líneas genéticas en el trofeo:

  • La línea genética Europea Occidental sería la desarrollada a partir de la línea evolutiva ‘A’, y se encuentra también en Escocia. Tiene un número intermedio de puntas entre las otras líneas, y para muchos es el trofeo más elegante.
  • La Europea del Este o de los Cárpatos, parece corresponder a las cuernas desarrolladas por la línea evolutiva ‘C’ en el Europa del este, y que ha emigrado (parcialmente con la anterior) hacia el norte de Europa y Rusia.
  • La Británica (o Británico-Sueca) no parece encajar con la línea ‘A’ que seciervo europeo granja IDUBA 2 encuentra en Escocia, y podría haber surgido de selección artificial. ¿Dónde? Bueno, parece que muy probablemente del parque de ciervos más antiguo en manos privadas: Woburn, en el Reino Unido. Tal como dicen ellos, han influido en la mayor parte de la genética del ciervo en Nueva Zelanda y en muchos países de Europa. Cuando alguien consigue varios récords mundiales, todo el mundo quiere tener descendientes del mejor ciervo, o de los descendientes del mejor ciervo. Ésta es la razón por la que también se le conoce a menudo a esta línea de trofeo como línea Woburn.

Los hechos hasta ahora nos permiten exponer los primeros consejos en genética. Tal como apuntó Didier Roques en su charla del EMAD en 2013: “No es posible gestionar ciervos silvestres, y la mejora genética necesita un mínimo nivel de gestión. Además, usar la población local silvestre sólo es una forma de echar a perder una buena genética (que uno traiga con ciervos introducidos). Si quiere tener un parque coto o granja que destaque, deshágase de lo que tiene y consiga una buena calidad genética”.images_wonke_muy-interesante_20140220_iduba_logo definitive

ciervo europeo granja IDUBA 3La existencia de líneas de trofeo nos lleva al siguiente consejo: esto no significa traer ciervos de muy lejos. Si usted cree que hay una subespecie ibérica, consiga buena genética de esta controvertida subespecie. En cualquier otro lugar, elija la línea que quiera criar. La primera decisión es elegir entre criar líneas puras (a desarrollar durante muchos años, con características bien definidas que desarrolla un criador en particular) o líneas cruzadas. La última estrategia es más rápida que la primera.
También es importante tomar la decisión de si uno quiere un tipo particular de trofeo, o se va al máximo. Desde este último punto de vista, comercial, las líneas cruzadas son la mejor opción. Por ejemplo, el bajo número de puntas de la línea de Europa del Este reduce la puntuación CIC de los trofeos, pero algunas personas podrían buscar ese tipo particular de trofeo sin importarles la puntuación. Muchos cazadores quieren un tipo definido de trofeo diferente a lo que ya tienen.
Es importante conocer las características de cada línea. La Británica es a menudo más corta de un metro, y a veces con más de 50 puntas. En algunos países, los cotos de caza y los cazadores las rechazan. Estos trofeos crecen rápido durante los primeros años, algunas veces alcanzando 14 kilos en la tercera cabeza. El óptimo se alcanza en 5-6 años.
En la Europea Occidental, el máximo del trofeo se alcanza a los 8-9 años, mientras que en la Europea Oriental esto cuesta 10-12 años. La Europea Occidental puede alcanzar trofeos más pesados y más grandes (18-24 kilos vs. 12-16 kilos en la Británica).

En nuestro próximo artículo discutiremos si hay un límite en el crecimiento de las cuernas, algunos problemas derivados en la cría de grandes trofeos, y la importancia de las hembras.

Artículos citados:
Skog et al. 2009. Phylogeography of red deer (Cervus elaphus) in Europe. Journal of Biogeography, 36:66–77.
Zachos F.E, Hartl GB. 2011. Phylogeography, population genetics and conservation of the European red deer Cervus elaphus. Mammal Review, doi: 10.1111/j.1365-2907.2010.00177.x

Informe realizado por IDUBA

Deja un comentario