Valles de Navaenmedio, una extraña jornada

La niebla y el aire remolón fueron los protagonistas de la jornada, pues, aunque se podía cazar con normalidad, no vimos el sol en toda la mañana y la mayoría de puestos aireaban.

 

En principio, las expectativas eran altas: la mancha llevaba dos años sin cazarse y se auguraba un tiroteo de escándalo, suficiente para superar con creces una cuarentena de cochinos. Pero la mayoría de las carreras se saldaban sin tirarse, los monteros venían a jugársela sobre los cochinos y el cervuno pasaba a un segundo plano.

 

De los cochinos se esperaba más, pero no apareció en las cantidades previstas, a pesar de estar todo el campo levantado. Al cazador que acompañamos le entraron una docena de carreras a menos de diez metros de la monda, pero tan sólo un par de lances cumplieron a los puestos, el resto se diluían entre ladras a las ciervas o se dejaban enganchar por los perros antes de dar la cara. A pesar de estos hándicaps se escucharon más de un centenar de tiradas y una treintena de reses aparecieron en el plantel. 

 

A destacar los dos venados, uno de ellos seguro bronce, y un cochino de buen porte, curtido en mil batallas y que a punto estuvo de contarlo. Rompió a los puestos cuando tocaban a recogida y volvía a su querencia. Nadie le esperaba, bueno, casi nadie, alguno no había recogido ‘por precaución’…

 

Organizó: Grupo Carena – Cervigal 

Término: Abenojar (Ciudad Real) 

 Fecha: 23-XII-2012 

Rehalas: 18

Venados: 3 

Jabalíes: 31 

Deja un comentario