El sol estanca la caza menor

Fuente: DiariodeLeón.es – Pedro Vizcay, 24/08/2012
La media veda de caza menor, que comenzó el pasado 15 de agosto, ha cumplido seis jornadas. Estamos por tanto próximos al ecuador y ya se puede cazar tanto la codorniz como la paloma torcaz y la paloma tórtola.

La temporada, que empezó muy pobre en los secanos y regular en las zonas de regadío, ha ido decayendo con el paso de las jornadas mientras sigue el tiempo seco y soleado, con una auténtica ola de calor en este final de agosto. Durante estos últimos días muchos cazadores están terminado sus vacaciones estivales, con lo que ya no saldrán los días laborales.

La afluencia de cazadores ha descendido sensiblemente mientras que el número de piezas abatidas se mantiene en un promedio de tres o cuatro codornices por jornada. No obstante y en determinadas zonas de secano, apenas hay codornices para poder disparar algunos tiros siempre en compañía del perro. En los regadíos curiosamente las codornices apenas salen a los rastrojos salvo con las primeras luces del alba y al atardecer, y se cazan mayoritariamente en los «perdidos». Las esperanzas están en un cambio de temperaturas. Cabe suponer que en la montaña queden algunas polladas que entrarían en las rastrojeras del sur al iniciar su migración anual. Previsiblemente la temporada mejorará cuando refresquen las temperaturas, especialmente si llueve, pero esto no parece probable en los próximos días.

Desde el pasado martes, 21 de agosto, se están cazando también las palomas. Las tórtolas comunes, que no las turcas mas abundantes, y especialmente las torcaces, pueden ser objeto de caza, siendo muy apreciadas estas últimas. La torcaces, que abundaban en verano, se están cazando bastante bien en las zonas de media montaña donde se ven nutridos bandos que todavía permanecerán algunas semanas alimentándose antes de comenzar la migración. Un detalle que invita a la esperanza es que tras la temporada pasada, en la que quedaron bastantes aves adultas, vuelven a verse algunas polladas de perdiz de entre nueve y doce pollos. La recuperación de la perdiz roja sería la mejor noticia que pudiera darse en medios cinegéticos.

También la liebre está en franca recuperación. Tras la media veda se abrirá un paréntesis hasta que el 28 de octubre comience la temporada de caza menor propiamente dicha.

Anteriormente, desde el cuarto domingo de septiembre, comenzarán las monterías de jabalí. Incluso antes podrán solicitarse aguardos y esperas nocturnas cuando los daños que esta especie produce sobre los cultivos sean evidentes. Ahora toca la codorniz y, por desgracia, para los cazadores, la temporada está siendo de las mas pobres de los últimos años.

Deja un comentario