La Guardia Civil sorprende a dos cazadores furtivos en el parque natural de Los Alcornocales

Fuente: lavozdigital.es

 

La Guardia Civil de Cádiz ha sorprendido a dos cazadores furtivos en un paraje del parque natural de los Alcornocales en el término municipal de San José del Valle mientras circulaban en un vehiculo todo terreno con tres armas largas provistas de miras telescópicas, linternas adaptadas y munición prohibida, artes prohibidas para la practica de la caza estando la veda cerrada.

 

Los hechos tuvieron lugar sobre la 01.30 horas de ayer día 5 de junio, cuando guardias civiles de la Patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza de Ubrique, realizaban tareas de vigilancia en la zona del Parque natural de Los Alcornocales, concretamente en el término municipal de San José del Valle, por ser esta una zona donde se suelen dar episodios de caza furtiva.

En un momento determinado, los agentes observaron un turismo todo terreno que circulaba de forma que les infundió sospechas, procediendo de inmediato a interceptarlo. El vehiculo se trataba de un Nissan modelo Terrano II, en el que circulaban dos vecinos de San José del Valle. Los agentes tras identificarlos, procedieron a la inspección del turismo, manifestando los ocupantes que transportan un arma larga que acababan de recoger de un taller de reparación, manifestación esta que levantó las sospechas en los Agentes, puesto que ambos vivían en el pueblo, y se encontraban muy lejos del lugar donde fueron interceptados, además de lo avanzado de la hora.

Una vez inspeccionado el vehículo, los guardias civiles hallaron otra arma larga además de munición prohibida con postas, miras telescópicas, sacos de tela, navajas y hachas que tenían restos de sangre y piel de animales así como tres linternas con adaptadores para armas largas.

Los agentes al encontrar tres linternas con adaptadores y al haber encontrado solo dos armas, decidieron realizar un registro más profundo del vehículo hallando oculta en un habitáculo preparado debajo del asiento trasero otra arma larga, en este caso un rifle del calibre 243 win.

Los agentes del Seprona, procedieron a formular sendas denuncias ante la Autoridad Competente, por practicar la caza de manera ilícita y en tiempo de veda, por lo que además aprehendieron todo el material que trasportaban

 

A ambos individuos se les retiró además las licencias de caza, por lo que no volverán a recuperarlas ni practicar la caza de manera legal, enfrentándose además a infracciones administrativas en materia de Flora y Fauna, Seguridad Ciudadana y Reglamento de Armas.

Deja un comentario