Los cazadores de Iberoamérica quieren formar una asociación de usuarios de armas de fuego deportivas

Desde hace tiempo estamos viendo que organismos internacionales con claras posturas antiarmas están ejerciendo acciones legales y parlamentarias contra los poseedores y usuarios legales de armas de caza y tiro, con la finalidad de hacer desaparecer la actividad cinegética y la práctica del tiro deportivo en todo el mundo, principalmente en nuestros países. 

 

Algunas de las organizaciones implicadas en estas acciones son, por citar algunas: Foro Parlamentario sobre Armas pequeñas y Ligeras, Parlamento Latinoamericano, Small Arms Survey, Asociacion de Lucha por el Desarme Cívico (Aludec), Coalición Latinoamericana para la Prevención de la Violencia Armada (CLAVE), Dimabel, etcétera.

El principio por el que se fundaron dichas organizaciones es sensato, noble y loable, “Eliminar la violencia en Latinoamérica” y evitar que en los países donde hubo levantamientos civiles, que utilizaron armas militares, esta posibilidad no pueda repetirse, evitar el tráfico ilegal de armas militares, etc. Ésta es una idea muy fácil de vender a cualquiera, llámese diputado, senador o parlamentario; pero, en la práctica, estos organismos tienen el objetivo de que se impida la posesión, para los civiles, de TODAS las armas de fuego, no importa si son deportivas, para la defensa personal o para coleccionarlas.

Estas organizaciones ya están presentes en muchos países, así como en la ONU, su actuación en tenaz e implacable y con la argumentación del “control del tráfico ilegal de armas” han estado lanzando iniciativas que ya han sido aprobadas por más de 170 países para adoptar dichas medidas de control.

Ahora bien, para estos grupos lo mismo significa un revólver de acción simple calibre .22 que un cañón de 135 mm o un lanzagranadas.

Bajo esa tesitura, Brasil tuvo que efectuar un referéndum para frenar la iniciativa que ya había llegado a su parlamento, Argentina ya vio afectada su ley de armas, al igual que Perú, Uruguay está en vías de ser afectado y en Costa Rica ya se prohibió la caza. En México hay frecuentemente iniciativas que tratan de restringir aún más el legítimo derecho a poseer y usar armas de fuego deportivas y para la defensa.

Es por ello que los cazadores iberoamericanos están promoviendo la formación de una “Unión de Cazadores y Usuarios de Armas de Fuego Deportivas de Latinoamérica”, cuyos objetivos, inicialmente, son:

1) La creación de un organismo de cazadores, tiradores, organizaciones e industria asociada a la caza y al tiro deportivo.

2) La designación de personas o instituciones que colaboren activamente para mantener informados a todos los integrantes de los acontecimientos positivos y negativos que ocurren en Latinoamérica.

3) La conformación de grupos que permanentemente estén pendientes de la actividad en los parlamentos o cámaras de diputados y senadores para atender los intentos de cambios a las leyes de armas de fuego y de la actividad cinegética legal.

4) El permanente cambio de información y experiencias al respecto.

5) La creación de una página web para tener un canal permanente de información y generación de ideas y actividades, ya sean locales o regionales.

 

6) La búsqueda de relaciones con diferentes organismos que tienen actividad permanente en defensa de la caza y el tiro como SCI, WFSA, NRA, NSSF, IHEA, CIC, etcétera.

Deja un comentario