Caza y medioambiente. Antonio Conde Opiniones

Los antisistema en el mundo rural, por Antonio Conde

el mundo ruralEl divorcio entre el mundo rural y el urbanita es cada vez más patente, no por una vocación de unos y otros a vivir separados, sino por el desconocimiento mutuo, si bien esta situación no es de recíproca equivalencia, porque es el mundo urbanita el que está demostrando una casi absoluta ignorancia sobre la realidad del mundo rural que no se da en tan gran medida por el otro lado.

Esta enorme y cada vez mayor diferencia se manifiesta también en las formas en las que una y otra realidad sufren un mismo ataque, los antisistema, hasta tal punto que el mundo urbano ni siquiera detecta que el rural está sufriendo el mismo ataque que él; simplemente porque se desarrolla por otros medios, aunque por idénticos fines. Para más inri, el mundo urbanita, sin saberlo, está siendo complice y colaborador necesario del ataque antisistema al mundo rural.

Los antisistema tienen muchas formas de hacerse presentes en el mundo urbano

La forma de hacerse presentes los antisistema en la esfera urbana es sobradamente conocida. Okupación, algaradas violentas con destrozo de material urbano, cortes de circulación, quema de vehículos, invasión de las vías urbanas…, es decir, terror de baja intensidad y aumento creciente de inseguridad.

Poca imaginación hace falta para darse cuenta de que estos medios e instrumentos serían de poca utilidad en el mundo rural para los que buscan terror e inseguridad. Pero imaginación y estrategia a medio largo plazo no les falta a estos individuos. Tampoco paciencia.

El ecologismo radical como martillo del mundo rural

El antisistema busca socavar los fundamentos de la sociedad y en la rural el martillo rompedor se llama ecologismo radical. Este movimiento, que como todo antisistema ha ido precedido de una falsa cobertura de «paz y amor», lo que busca es dificultar o impedir el normal desarrollo de las actividades y el día a día del mundo rural; eso es antisistema. Cuando este ecologismo se manifiesta como una intrusión de alguien ajeno, que pretende alterar una paz social indiscutida desde la propia sociedad receptora de dicha estrategia, eso es antisistema.

La prohibición de la caza del lobo el último caso

El mundo rural se ve día a día atacado desde ese ultra ecologismo hasta provocar la paralización o abandono de su actividad económica. La última manifestación ha sido la prohibición de la caza del lobo, que causará la desaparición de un número incalculable de ganaderos de extensivo. Y aquí la promesa de indemnizaciones no es solución, salvo que se pretenda que esos ganaderos se conviertan en contratistas de la Administración dedicados a dar alimento a los lobos. Pues no, lo que los ganaderos quieren es desarrollar su actividad en libertad, ya sea para ganar dinero (objetivo principal, natural y plausible) o para arruinarse (uno de los riesgos de toda actividad empresarial). Fíjense que curioso; la alternativa que se les ofrece es ser esclavos de un sistema público en una especie de expropiación de su actividad.

Doble ataque a la caza: sentimental y patrimonial

Pero no es el único caso. Las limitaciones a otras actividades también se vienen haciendo evidentes. El progresivo ataque a la caza supone un doble ataque: al sentimental y al patrimonial, porque por un lado se pretende prohibir una actividad arraigada y por otra se pretende impedir un aprovechamiento milenario, rentable y sustancial para el mundo rural, ¿por que es malo? No, como medio antisistema, porque es más que curioso que la alternativa es que la caza sea sustituida por ‘controladores’ pagados por la Administración. Otra vez vemos el intento de expropiación de alma y cuerpo, de sentimientos y bolsillo, por parte de ‘lo público’.

Una ideología política común entre antisistemas urbanos y rurales: la ultra izquierda

Si analizamos la ideología política común de antisistema urbanos y antisistema rurales (ecologistas radicales), que no es otra que la ultra izquierda, quizás lleguemos a la solución de la causa. Esa ideología busca la desaparición de lo privado para sustituirlo por un estado elefantiásico y totalitario. La toma del cielo por asalto. El cambio de la libertad individual por un comportamiento robotizado y sometido a los intereses de una concreta clase dirigente que no lucha por el bienestar general, sino por la extralimitación de su poder omnímodo.

el mundo rural

Al ganadero o cazador se le pretende convertir en empleado público del aparato del estado

O sea que, paralelamente a la quema de contenedores, esa misma estrategia se concreta en el mundo rural en la introducción de más y más limitaciones. Que paralelamente a que a los propietarios de pisos se les intenta convertir en concesionarios de ‘soluciones habitacionales’ del antisistema, al ganadero o cazador se le pretende convertir en empleado público del aparato del estado. Que para el mundo rural las ocurrencias de la ministra Ribera y de su director general de Bienestar Animal son del mismo calibre que las algaradas en las calles en el urbano.

Señores urbanitas, la próxima vez que, con superficialidad suprema, aplaudan las ocurrencias de la señora Ribera o del señor García, piensen que están quemando los contenedores, rompiendo las farolas y levantando los adoquines de ese mundo rural al que muchos de ustedes infravaloran.

el mundo rural Un artículo de Antonio Conde Bajén

Enlaces a otros artículos de Antonio Conde

Sí, la gran traición (contrarréplica a ARTEMISAN en el tema de las tórtolas)

Sobre tórtolas y codornices; la gran traición

Muerte en la sierra, una poesía de y recitada por Antonio Conde

AGENTES FORESTALES Y SU PRETENSIÓN DE LLEVAR ARMAS. ¿POLICÍAS, POLICÍAS JUDICIALES?

Ecologistas   el mundo rural 

Meterse en camisa de once varas

Sobre tórtolas

Conclusión final del estudio de Antonio Conde. Enlace a los artículos publicados

El noviazgo

La espera el mundo rural

Mis valoraciones de la manifestación

La ICAE y la retirada del borrador del Reglamento de Armas

¿Se pueden llevar municiones en el AVE?

El turismo rural y su impacto en el agro

La nueva Ley de Caza de Castilla-La Mancha: ¿más caza social?

el mundo rural

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.