Armas y munición Con los prismáticos en la mano Opiniones

Tal vez. Moralzarzal, subasta de armas. Por José García Escorial

Tal vez armas
«Tal vez no habría tenido nunca la oportunidad de visitar, en la coqueta plaza de toros techada de este pueblo, la subasta de más de cinco mil armas».

Tal vez nunca había estado en este pueblo de la sierra sur del Guadarrama. La semántica de su nombre, ‘zarzal de moras’, me sugiere buena tierra para los exigentes y delicados corzos en sus hábitos alimenticios, aunque leo que en realidad es la antigua unión del nombre de dos localidades vecinas, Fuente del Moral y Zarzal.

Quizá, tal vez…

Tal vez si el COVID no hubiera existido no habría pisado nunca las calles de este pueblo serrano y, por estas fechas estaría, más pescando que cazando, en la costa del océano Índico, al sur del continente africano, dando mi acostumbrada vuelta a mi casa de Paoland previa a las Navidades.

Posiblemente la última subasta de armas de la Guardia Civil

«Tal vez no habría tenido nunca la oportunidad de visitar, en la coqueta plaza de toros techada de este pueblo, la subasta de más de cinco mil armas», quizás la última que organice la Guardia Civil.

Pero estuve allí, en Moralzarzal, y fui dos días. La información de la subasta de armas me había llegado por las redes sociales hacía tiempo, complementada por la prensa escrita nacional, pero por mi más que segura ausencia de España en las fechas anunciadas, apenas eché un vistazo, aunque me llamó la atención el gran número de armas.

En la plaza de toros de Moralzarzal

Truncadas mis programaciones de viajes fuera de España, el jueves 17 de diciembre puse en el GPS ″Plaza de toros de Moralzarzal”, y no es muy sencillo llegar, aunque tampoco hay que ser Tenzing Norgay todo hay que decirlo para orientarse ahora, y la vida a los viajeros inquietos nos la ha arreglado una barbaridad este formidable invento electrónico.

Casi todo el Guadarrama, tanto sur como norte, lo tengo muy pero que muy pateado, pero este rincón a la derecha de la carretera a Navacerrada, nunca entró en mis rutas habituales. El viaje desde Madrid se me hizo largo, aunque apenas superara la media hora. Más tiempo me llevó aparcar en sitio permitido, y más tiempo aún cumplir con la la larga cola de espera para entrar en la plaza, pero esta tardanza es más entretenida. Pego la hebra con un grupo de Aranda de Duero, y menos del asado del lechazo, hablamos de todo. La confraternidad de la afición abre casi todas las puertas.

Decían en los periódicos que habría 400 miembros de la Guardia Civil organizando la subasta, y antes de llegar me pareció una clásica exageración de la prensa, que ya se sabe que está generalmente mal informada. Pero entre guardas de la entrada, los de la exposición, los de los tres espacios de las pujas, más la vigilancia nocturna, la cantidad de picoletos bien podría llegar a las cuatro centenas.

Una subasta abrumadora por la ingente cantidad de armas

Para un neófito en estas lides como yo, cazador y amante de las armas, la subasta era abrumadora por la ingente cantidad de armas, las escopetas doblaban en número a las armas cortas, y estas a las armas largas rayadas. Los precios de salida desde 10 euros para armas funcionando y en buen estado. Me sorprendió que todas las escopetas de las que revisé los cañones, estos estaban brillantes y recién limpiados. Solo me encontré entre el público a un conocido. Los visitantes en su gran mayoría no tenían pinta de pertenecer al ‘Gotha’, sino más bien al contrario. Pero todos muy correctos y los guardias colaborando y ayudando a los interesados.

Como cerraban a las dos de la tarde y me interesaron algunas armas, a la mañana siguiente a primera hora llegué el segundo a la cola. El primero era un empleado de gasolinera del pueblo de Guadarrama y que estaba vestido con su mono de trabajo, quería presentar doce plicas, también era su primera vez en una subasta, y tenía pensado ofertar un par de euros sobre cada uno de los precios de salida. Detrás mío un grupo de amigos que venían de Molina de Aragón a los que la temperatura matinal bajo cero no les hacía efecto, no es extraño son del pueblo más famoso de nuestra piel de toro por sus extremadamente bajas temperaturas invernales.

Tres horas para licitar

Licitar es como un trabajo de Hércules. Entre hacer la cola para que te den la documentación para realizar la fianza, online o bancaria, luego hacer la cola para que te den las plicas, después rellenarlas, a renglón seguido nueva espera para presentarlas. Todo lo anterior me llevó tres horas, y tuve que ayudar a bastantes que no estaban nada duchos en esto de las subastas con plicas cerradas. Se me ocurren muchas soluciones para agilizar los trámites, pero como va a ser la última subasta mejor no será perder tiempo con estas cosas.

tal vez

La sensación que se puede obtener al ver las fotos de la ingente cantidad de armas amontonadas puede ser variada, a mi me produjo pena, no me hubiera gustado que un arma mía, depositaria insensible de muchos recuerdos cinegéticos, fuera manoseada de forma impúdica por tantas personas. Nunca vendí un arma mía, a lo sumo regalé las de mi pobre hijo desaparecido.

Tal vez…

Desconozco si seré adjudicatario de alguno de los lotes por los que licité, pero de lo que estoy seguro es que si soy agraciado trataré a estas armas con el absoluto respeto que tengo con el resto de las que poseo, tanto en España como en África, serán mis compañeras de afición y muy pronto, como lo han sido todas, testigos mudos de mis recuerdos de cazador.

Tal vez me toque alguna…

¡FELIZ NAVIDAD!

Por José García Escorial ⁄ [email protected]safariheadlands.com

Madrid, 19 de noviembre de 2021

Safari Headlands – José García Escorial
Website: http://www.safariheadlands.org
Tel:+34-914 670 150 / +34-914 686 622
Móvil / WhatsApp +34 620 210 069

Enlace a otros artículos de José García Escorial:

Alfa y omega

Cuarteles de invierno

Adriana

Media pensión

Panorama cinegético en África 2021

Primero de Mayo, canción

Carlos José, las escopetas de plomillos y el futuro

Semana Santa de caza y pesca

Club Social de Riebeek East

Es otro tipo de suerte

23 de febrero de 2021 en África

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.